LA CRISIS ECONOMICA DE LOS PAISES Y LA ERRONEA SOLUCIÓN MEDIANTE LA TEORIA MERCANTILISTA.

 

El pensamiento mercantilista se puede sintetizar a través de las nueve reglas de Von Hornick:

  1. Que cada pulgada del suelo de un país se utilice para la agricultura, la minería o las manufacturas.
  2. Que todas las materias primas que se encuentren en un país se utilicen en las manufacturas nacionales, porque los bienes acabados tienen un valor mayor que las materias primas
  3. Que se fomente una población grande y trabajadora.
  4. Que se prohíban todas las exportaciones de oro y plata y que todo el dinero nacional se mantenga en circulación.
  5. Que se obstaculicen tanto cuanto sea posible todas las importaciones de bienes extranjeros
  6. Que donde sean indispensables determinadas importaciones deban obtenerse de primera mano, a cambio de otros bienes nacionales, y no de oro y plata.
  7. Que en la medida que sea posible las importaciones se limiten a las primeras materias que puedan acabarse en el país.
  8. Que se busquen constantemente las oportunidades para vender el excedente de manufacturas de un país a los extranjeros, en la medida necesaria, a cambio de oro y plata.
  9. Que no se permita ninguna importación si los bienes que se importan existen de modo suficiente y adecuado en el país.

Uno de los elementos en los que los mercantilistas estaban de acuerdo era la opresión económica de los trabajadores. Los asalariados, agricultores y  granjeros debían vivir en los “márgenes de subsistencia”. El objetivo era maximizar la producción y tener contenido el consumo. Para aquellos pensadores, el hecho de que las clases más bajas tuvieran más dinero, tiempo libre, o educación se veía como un problema que degeneraría en pocas ganas de trabajar, dañando la economía del país. Los salarios se mantienen pues a un bajo nivel para incitar a trabajar a todos. Las leyes en Inglaterra persiguen a los vagabundos y hacen obligatorio el trabajo. El ministro Colbert haría trabajar a niños con seis años en las manufacturas de Estado.

 

Esta política mercantil argumenta que las políticas mercantilistas fueron desarrolladas y puestas en práctica por comerciantes y gobiernos, cuyo objetivo era incrementar al máximo los beneficios empresariales. Los empresarios se beneficiaban enormemente, y sin que ello les supusiera un esfuerzo, por la imposición de monopolios, las prohibiciones a las importaciones y la pobreza de los trabajadores. Los gobiernos, por su parte, se beneficiaban del cobro de aranceles y los impuestos de los mercaderes. Si bien las ideas económicas más tardías fueron desarrolladas a menudo por académicos y filósofos, casi todos los escritores mercantilistas eran comerciantes o personas con cargos en el gobierno.

Mercantilismo es el conjunto de ideologías económicas, que se desarrollaron durante los siglos XVI al  XVIII  de le denominó mercantilismo,  y se caracterizó por la intervención del Estado, con medidas tendentes a reforzar las naciones que  depende del capital representado por los metales preciosos que el estado tiene en su poder, y que se incrementa mediante una balanza  positiva con otras naciones  por un superávit de las exportaciones en relación con las importaciones.

El mercantilismo sugiere que el gobierno dirigente debe actuar para fomentar la exportación  lo que facilitaría el desarrollo económico y el enriquecimiento de las naciones.  Marca el final de la ideología económica del  cristianismo inspirada en la filosofía griega de Aristóteles que rechazaba la acumulación de riquezas y los prestamos con interés, que incurrían en el pecado de usura. Las teorías mercantilistas buscaban el que el tesoro de la nación  se viera enriquecido.  Este modelo  dio lugar a una economía llamada del Antiguo Régimen  imperante en las monarquías absolutas europeas,  método totalitario, donde  no se tenia en cuenta el papel que desempeña el sistema social y para frenar las importaciones se instauraban aranceles elevados que beneficiaban  y enriquecían a los fabricantes que se convertían en monopolistas. El mercantilismo  supone que la intervención del estado como medio para el desarrollo económico donde la riqueza privada es simplemente un medio, y como tal se subordina al estado y a sus fines de dominio. Esta filosofía se enfrentaba al liberalismo, que considerará a la riqueza como preciosa para el individuo, y la riqueza de los ciudadanos contribuya a aumentar la riqueza del estado.

En el Siglo XIX el mercantilismo, se extenderá por la mayoría de las naciones europeas, adaptándose a las características nacionales. se diferenciaba  el bullionismo ó  “mercantilismo español”, que propugna la acumulación de metales preciosos (oro y plata) ; el colbertismo o “mercantilismo francés” que se inclina á industrializar y el  “mercantilismo británico” que se basa en el comercio exterior como frente de ingresos para proporcionar la riqueza del país.

La confianza en el mercantilismo comenzó a decaer a finales del siglo XVIII, con las teorías de Adam Smith y otros economistas clásicos influyeron en Inglaterra y Alemania,  su obra   La riqueza de las naciones, califica el mercantilismo como una “economía al servicio del Rey”. Hoy la teoría del mercantilismo es rechazada por la mayoría de los economistas.

El escritor Thomas Mun,  situaban como principal objetivo el crecimiento de la riqueza nacional, y aunque seguía considerando que el oro era la riqueza principal, admitían que existían otras fuentes de riqueza, como el comercio.

“(…) no es la gran cantidad de oro y plata lo que constituye la verdadera riqueza de un Estado, ya que en el mundo hay Países muy grandes que cuentan con abundancia de oro y plata, y que no se encuentran más cómodos, ni son más felices […]. La verdadera riqueza de un Reino consiste en la abundancia de las Mercancías, cuyo uso es tan necesario para el sostenimiento de la vida de los hombres, que no pueden pasarse de ellas”

Entre los católicos HUMANISTAS, se incluye la obra del valenciano  “Luis Vives”: “En  la subvención a los pobres o de la necesidad humana”. Brujas,1525), que trata el problema de la mendicidad buscando soluciones en las instituciones públicas, que deben socorrer a los verdaderos pobres y hacer trabajar a los que sólo son vagos; para ello consideraba preciso una organización de la beneficencia y una reforma del sistema sanitario, de asilo. Siguiendo sus ideas se organizó la actuación contra la pobreza en la ciudad de Brujas.

LOS ANTIGUOS PRIVILEGIOS DE LA NOBLEZA.

Viene de la palabra de lengua latina nobilis, que significan distinguido por los hechos o virtudes entre los demás hombres. En la actualidad se refiere a los descendientes de aquellos que sirvieron al país; y los privilegios de aquellos servicios de sus antecesores se transmiten a los sucesores con objeto el estimular a estos para que siguiesen las huellas de sus mayores y se distinguiesen como ellos por sus grandes servicios. 

Algunas de las características de esta clase social eran que no pagaban determinados impuestos, tenían grandes extensiones de tierras y gran cantidad de campesinos o siervos que trabajaban para ellos. Si un siervo lograba sobrevivir durante un año y un día lejos de su señor podía conseguir la libertad.

Los nobles poseían castillos y armas, disponían de tiempo libre para la caza, la pesca, se divertían y entrenaban con torneos, y combates a espada, en tiempo de paz para estar preparados para la guerra y conquista. En el caso de estallar algún tipo de conflicto armado, estaban obligados a ponerse al servicio del rey para las guerras junto a sus súbditos convertidos en soldados. La nobleza mantenía un ejercito  y ellos mismos estaban siempre dispuestos al servicio de las armas, se reservaban los grados más altos en la dirección de los ejércitos, por ello estaban exentos de las levas obligatorias, una formula de reclutamiento usada por la monarquías españolas, a partir del siglo XVI.

En España sus prerrogativas estaban reguladas por las leyes de privilegio a la Nobleza, y estas eran las siguientes:

  • Al igual que los clérigos, los nobles estaban exentos de tributos, estos solo los pagaban los plebeyos.
  • No podían ir a la prisión por deudas de naturaleza civil.
  • Podían ir a prisión por delito penal,  pero en cárceles separada de los demás reclusos. Lo más común era recluido en un castillo, donde podían ser atendido en compañía de su familia por servidores.
  • No podían sufrir torturas.
  • No podían ser condenados por injurias.
  • No podían ser condenados a muerte afrentosa de horca.

La mayor parte de los títulos de  nobles, provienen de las guerras, donde los homenajes y laureles se otorgaban a los jefes de ejercito, mientras que los siervos eran  los soldados  que quedaban en el campo de batalla, caían prisioneros y los sobrevivientes eran arrendatarios de las tierras conquistadas. Una distribución de beneficios algo extraña e injusta.

Séneca consideraba la verdadera nobleza del hombre obedeciendo a la recta razón, tener alma justa y adornada por la sabiduría y la virtud. De forma evidente esto no siempre   ocurría.

 FLORIÁN

El Derecho divino de los reyes y caudillos.

Es una imposición del absolutismo político que impone creencias coordinadas con la religión y que tienen como fin la de justificar la autoridad totalitaria de los reyes ó caudillos y su legitimidad ya que deriva su derecho a gobernar y a los súbditos a sor gobernados por la voluntad de un dios o ser superior  que está por encima de cualquier estamento o autoridad humana, por tanto todo cuanto haga solo es responsable ante ese dios en el que basa el dogma que determina tal supuesto derecho.  

Bajo este falso y absurdo derecho, los súbditos solo les cabe sometimiento frente a la autoridad real, no podrán atentar contra el, ni deponerlo, ni mermar o intentar reducir sus prerrogativas ya que esos actos son contrarios a la voluntad del dios.  La creencias son unas ideas, propagadas por el cruel monarca o caudillo y apoyadas por los clérigos del correspondiente rey que apoyando al dictador obtenían  prebendas  y beneficios.  Permitiendo así el gobierno con un totalitarismo incontestable.

El concepto de Derecho divino incorpora, el antiguo concepto cristiano de “derechos dados al rey por Dios”, que sostiene que “el derecho a gobernar es ungido por Dios”, idea que se encuentra en muchas  culturas, como las tradiciones del Antiguo Egipto con sus faraones.

En la mayoría de las religiones al rey se le consideraba descendiente de una divinidad que no puede ser desafiado por muy cruel y déspota que fuera. En el cristianismo medieval, doctrinas como la de filosazos religiosos, llevaron a la constitución de los poderes imperiales unidos al pontificado, lo que pretendía llevar a un equilibrio en el estado ,más solo acrecentó el poder de ambos apoyándose entre ellos para afianzar sus intereses. Hasta que el Papa arrogándose sus derechos celestes, aceptaba que ningún rey podría ser depuesto por sus súbditos, esta era una prerrogativa de la Santa Iglesia y del Vicario de Cristo en la Tierra.

Las bases bíblicas del derecho divino de los reyes provienen en parte de la Epístolas a los Romanos (13, 1–2), donde se dice:

Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

 

Así pues el poder de la Iglesia era la garantía de los reyes y estos en correspondencia seguían las doctrinas de la Iglesia cumplía los rituales e imponían a sus súbditos las leyes de dios y su justicia.  Un apoyo reciproco que duro siglos,  incluso cundo no había reyes eran los caudillos quienes ocupaban el puesto de colaboración del poder con lo religioso. Eran entendimientos de los poderes, frente a los derechos de libertad de los ciudadanos.  

Florián 

La inadmisible tolerancia a las dictaduras y a los corruptos quienes en democracia se esconden en sus cargos.

Algunos ciudadanos  están como hipnotizados con sus  lideres, los hay en todos los países, la televisión  de estos días de mediados de Marzo nos ofrece las imágenes de unos libios envueltos con la bandera verde de Gadafi, en un ritual increíble de manifestación apoyan a un dictador que ha asesinado, robado al pueblo  como demuestran las grandes posesiones que se le atribuyen en Europa y Estados Unidos, que dirige el país como si fuera su finca particular,  sin derechos del pueblo, sin constitución ni estado, solo organización militar, policial y recaudatoria…, que además se le aclame;  es propio de personas con tendencia a ser siervos  satisfechos de su esclavitud sin considerar en su ignorancia que tiene derechos como ciudadanos y como seres humanos. Si alguno quiere adorar a su líder puede hacerlo, más luchar para obligar a sus compatriotas a servir al feudalismo, es una situación  que repugna por ilógica. Las responsabilidades del dictador y sus colaboradores deben asumirse.

 

 

Estamos acostumbrados a ver tanto disparate en la vida diaria que nos estamos acostumbrando a que lo anormal pasé a ser natural en la vida cotidiana. Los ciudadanos a base de la publicidad de los medios  mercenarios que  hacen cambiar el color de las situaciones, dejan de pensar para hacer la senda que el líder necesita y se convierten en sumisos borregos sin libertad, sin pensar, seres humanos domesticados por fuerte acondicionamiento irracional.

 

Toda infracción de la legalidad por los políticos, debe ser condenada por la justicia y por el pueblo sin que su impunidad les permita ser exonerados de sus delitos. Si existe libertad de partidos, el castigo debe aplicarse a todos que realicen actos dictatoriales o de apropiación de bienes públicos o que reciban primas, regalos o sobornos de quienes se benefician de conseguir concesiones o irregularidades.

 

También en España asombra que presuntos  corruptos políticos  sean admitidos en listas  para elecciones y apoyados por el  líder y el equipo de su partido, porque de aquí pueden surgir que al verse los implicados en impunidad de sus delitos continúen con los mismos y que estas irregularidades se extiendan.

 

Hemos perdido el sentido critico y ellos, los corruptos la vergüenza.

 

Los enfrentados a la dictadura nos repudian los actos corruptos de politicos, a todos los ciudadanos con base ética nos escandalizan tales desacatos,  los seres con sentido común no debemos permitir que tales situaciones persistan.  Los dominados por dictaduras harán bien en rebelarse y las jóvenes democracias debemos colaborar para anular los rasgos de prepotencia de los políticos que gobiernan con tendencia dictatorial y en las elecciones votemos según nuestra ideología o a quines puedan contribuir al bien común del pueblo, nunca a corruptos.

Florián

MUAMAR EL GADAFI, QUIERE EMULAR A FRANCO.

MUAMAR EL GADAFI admirador de Franco y Mussolini,  expone que recuperara las ciudades y territorios que tiene en su poder la oposición a los que llama “rebeldes” dice el libio:  lo mismo que Franco hizo en Madrid.

A Franco le ayudaban algunos países como Alemania que estaba preparando la invasión de Europa y que al que la guerra civil española le sirvió para probar sus maquinaria de guerra, conocida es la prueba de su aviación en Gernika,  con buenos resultados ensayada ante la población civil.  Parece que a Libia de Gadafi, solo le ayudaran algunos centroafricanos con  mercenarios, entre ellos Obiang El Presidente de la Organización para la Unidad Africana (OUA) y de Guinea Ecuatorial, corrupto dictador del país petrolero, casualmente admirador de Franco, quien además con desparpajo dice “cuando en Libia se estaban preparando caminos a la libertad”.

Someter a un país a la guerra es cruel, mucho más cruel cuando es una guerra civil, donde alguno de los bandos lucha no por el bien del país y de los ciudadanos, sino por el bienestar de quienes quieren imponer formas de gobierno ó  creencias y dogmas de quienes se creen enviados por un dios para salvar a su pueblo, cuando la gente pide a sus dioses liberarse de tales mandatarios.

Las guerras de dirigentes  egoístas  destruyen todo, incluso lo que es necesario para el futuro de la región y sus pobladores, dicen las viejas crónicas que en la guerra civil española se destruía por donde se pasaba, una forma de guerra llamada “total” arrasar todo aunque no represente peligro, mejor destruida que en anos del bando contrario.   Gadafi es un buen alumno, también destruye, mejor ardiendo los pozos petrolíferos que en manos de la oposición.

El mundo se aterra ante tales monstruos que destruyen las vidas humanas y las fuentes económicas. como si pedazos de papel higiénico fueran, también de la colosal codicia de los seres humanos,  como  Gadafi ú Obiang, con bienes inmensos repartidos en el mundo, mientras que el pueblo oprimido, desahuciado pasa hambre, esta sometido a prisión sin causa, son torturados y maltratados.  Para la Paz en el mundo los dictadores indeseables deberían ser expulsados,  una plaga a erradicar.

A los dictadores les apoyan aquellos que se benefician de las situaciones o que piensan les puede beneficiar en plan personal y particular, una forma indigna de egoísmo cruel, que no corresponde a comportamiento humano,  sino de seres indignos ó enfermos.   COMO LOS HOMBRES DE PAZ. Estoy en contra de los dictadores, prefiero dirigentes éticamente dignos.

Florián

GADAFI, REVOLUCIÓN CONTRA EL DICTADOR.

África, pobre África, continente repleto de injusticias durante siglos, sus habitantes desde el siglo VIII se movieron entre desiertos, montañas y selvas huyendo de la esclavistas árabes y después de los europeos. Los propios africanos negros contribuyeron a la esclavitud, los reyezuelos capturaban a los individuos de las tribus vecinas para venderlos a los negreros, negocio que fructifico y se desarrollo en el Siglo XV al XVIII para enviarlos al Nuevo Mundo descubierto por Colón.

 

Percibido de las riquezas de África los europeos pusieron instalaciones “comerciales en los puertos africanos” y más tarde enviaron tropas, con el fin de “imponer culturas incluida las creencias de diversas religiones, proteger sus bienes y para la seguridad de la vida de los africanos…., se les colonizo repartidos entre los países  europeos, la mayor parte se la llevaron los franceses e ingleses, algo menos los holandeses o  belgas, España menos pues había extendido sus posesiones a Centro y Sud-America. Portugal que dominaba la navegación tuvo sus colonias africanas y un poco menos le correspondió a Italia, potencia menor en la época al que en el reparto le correspondió un territorio inventado llamado Libia, cuyas fronteras, nada tenían que ver con lo real que hubiera correspondido a las tribus que poblaban los territorios invadidos y expoliados de sus riquezas y recursos.

 

Tras medio siglo aproximado de independencia, a mitad del siglo XX los europeos en un acto de falsa magnanimidad, devolvieron a los africanos sus tierras poniendo como dirigentes a lideres títeres, manejados desde las antiguas metrópolis, la mayoría autoritarios que fueron reemplazados la mayoría por golpes de Estado, quitando un dictador para poner otro.

Muammar El Gadafi, oficial del ejercito dio un golpe de Estado y tomó el poder absoluto que ha ostentado durante más de cuarenta años, preparaba el país para cederlo a su hijo predilecto, aunque a los otros algún Ministerio les seria otorgado, para seguir exprimiendo al país. Ahora occidente percibe que era un gobernante dictador y corrupto, un monstruo excéntrico por su jaima y sus guardaespaldas de amazonas.

 

Los países de Occidente, “protectores de la paz mundial” permiten dictaduras sangrientas y dirigentes corruptos, de las zonas productoras de materias primas. Hasta que los ciudadanos sometidos exigen libertad y empieza una revolución que en África que comenzó en Túnez, después Egipto, ahora en Libia y otros países árabes y por contagio puede llegar al Centro y sur del Continente. Deseamos que todas la tendencias democráticas, discurran por el camino del entendimiento, ya hemos visto que la unión de los siervos pueden exigir ser ciudadanos libres, y que los motines que derrocan se organizan en pocas horas.

 

Obsesionados  por el suministro del petróleo los países occidentales admiten, negocian, se abrazan a esos monstruos de manos llenas de sangre y de oro sus particulares bolsas. Además de Gadafi, otros corruptos han gobernado en África, y aún gobiernan, como el caso actual de Obiang, que según la oposición Guineana, ha censurado todas las noticias sobre los acontecimientos de los países del Norte africano, para tener a su pueblo  sometido en la ignorancia y continuar el saqueo de los bienes correspondientes al Estado, dejando al pueblo en la miseria.

 

 

Entretanto los occidentales seguiremos admitiendo negociar/alternar con presidentes de países corruptos como si de vecinos respetables se tratara. Tampoco los que intervienen es las operaciones tienen las manos limpias, sean banqueros, abogados, intermediarios, comisionistas, concesionarios de explotaciones petrolíferas o quienes entregan los maletines llenos de dinero, para conseguir contratos ventajosos compartiendo beneficios con los dirigentes del gobierno a espaldas de los pueblos explotados. A los que congenian con dictadores, quizás debemos decir aquellos de ¡¡ dime con quien andas y te dire quien eres!! Aunque en politica a veces el bien común obligue a un esfuerzo.

Florián