Los números de 2013

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 710.000 veces en 2013. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 30 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

Los anticonceptivos

 En nuestra cultura son bastante conocidos y utilizados, existiendo organizaciones estatales y particulares dedicadas a la  planificación e información sexual, donde la gran mayoría de las consultas proceden de mujeres jóvenes.

Recodemos que las niñas son fértiles a la edad aproximada de 12 años y los niños sobre los quince, así que tampoco se puede dejar en libertad a menores, ni facilitar ni utilizar  medios anticonceptivos. Teniendo en cuenta que la administración de hormonas a casi niñas, no es una buena elección y menos si las dosis están por encima de lo permitido. En estos casos pueden  deben utilizarse las barreras físicas como método profilácticos (preservativos)  que se consideran una magnifica opción para la libertad sin riesgo de relación de las parejas.

En un encuentro de mujeres ATS, que trabajan en centros de planificación familiar, explicaron su labor con adolescentes y niñas que acudían en mayor cantidad los Lunes en busca de la píldora del día después, algunas jovencitas eran reincidentes, que  cuando se les advertía del peligro de hormonas en el organismo, no escuchaban cambiaban de gabinete, acudían a médico particular o las conseguían a través de algún medio no legal.

La píldora del día después, es una dosis de hormonas, que trabaja de forma diferente, dependiendo del momento del ciclo en el cual se encuentra la mujer y del tiempo que haya transcurrido desde la relación sexual. Una de las funciones es evitar la ovulación con lo que los espermatozoides, no encuentran ovulo que fecundar. Otra forma de actuación es impedir que el ovulo fecundado pueda implantarse en la pared de la matriz.

TEOTIHUACAN Y SU DECADENCIA COMO CIUDAD.

Hacia el año 700, de nuestra era comenzó su decadencia, por motivos climáticos  la población emigro y sus habitantes se fueron reduciendo progresivamente,  hasta el siglo VIII y aunque el valle no fue abandonado nunca, mas su abandono provoco su total destrucción.

En tal desastre, influyó el uso abusivo del entorno, con la tala indiscriminada y posterior quema de árboles que rodeaban la región, cuando Teotihuacan declinó, otros centros que dependían cultural y comercialmente de ella llegaron también rápidamente al ocaso, como le ocurrió a la civilización maya. Con la salida de los grupos portadores de la cultura teotihuacana, en la cuenca de México se observa un reacomodo demográfico y la difusión cultural en áreas del entorno.

La ciudad de Teotihuacan creció en torno a un plan urbano estructurado en torno a dos ejes axiales. La calzada de los muertos de norte a sur,  mientras que hay otra avenida la cruza de este a Oeste, el río San Juan fue desviado de su curso natural para que atravesara perpendicularmente la calzada de los Muertos.

La planificación urbana de Teotihuacan adquirirlo su forma definitiva alrededor del siglo III de la era cristiana, cuando ya se habían construido parte  de la Pirámide de la Luna, La Ciudadela y la Pirámide del Sol.

La calzada de los Muertos es una amplia vía que atravesaba la ciudad. Comienza en la plaza frente a la pirámide de la Luna y se prolonga dos kilómetros hacia el sur. En torno a esa gran avenida se encuentran los más importantes conjuntos monumentales de la ciudad, dedicados principalmente a las actividades religiosas. Entre otros, se encuentran sobre la calzada de los Muertos:  la Pirámide del Sol, el Templo de lo animales Mitológicos y el Templo de Quetzlcoatl  dedicadas a culto, y era el barrio residencial destinados a la élite social de la ciudad incluidos palacios en las inmediaciones los complejos residenciales destinados a la élite. En torno a la zona central se organizaban los barrios donde vivían los estratos bajos de la sociedad, los trabajadores agrícolas y artesanos, comerciantes y extranjeros.

 Teotihuacan contaba con un sistema de servicios urbanos muy adelantado. Destaca el sistema de manejo del agua, tanto de aquélla destinada al consumo cotidiano como de las aguas residuales. La ciudad contó con una gran red de alcantarillas que contribuyó a sanear el ambiente de la urbe y sus decenas de miles de habitantes.

Las formas construcciones de Teotihuacan están organizadas de tal manera que ofrecen puntos de observación astronómica, que convierten a la ciudad en un gran observatorio relacionado con el culto de las fechas notables en el calendario teotihuacano.

La calzada de los Muertos o Miccaohtli constituye el eje norte-sur de la ciudad de Teotihuacan. Este eje comienza en la plaza de la Luna, recinto arquitectónico y se prolonga hacia el sur con la Ciudadela,  un conjunto arquitectónico situado en las inmediaciones del cauce del río San Juan.  La anchura de esta gran vía es de 40 metros.

A lo largo de la calle se encuentran los edificios más importantes destinados a templos, palacios y casas de personajes de altura. Allí están, además de las dos grandes pirámides, la Casa del Sacerdote, el palacio de Quetzalpapalotl,  el palacio de los Jaguares, la estructura de las caracolas emplumadas, el templo de Quetzlcoatl, la ciudadela y muchas edificaciones más que en su día fueron de gran belleza. En uno de los aposentos se descubrieron pisos construidos con dos capas de láminas de un compuesto de minerales de hierro, calcio y magnesio llamado mica,  de 6 cm de espesor, que fueron cubiertas más tarde con tezontle, una roca volcánica roja por ser bióxido de hierro.

Tienen un núcleo hecho de adobe. Después fueron revestidos de estuco y de piedra y añadieron un friso adornado con relieves geométricos se construyeron como basamento de un templo que se hallaba en la plataforma. Los españoles que llegaron en el Siglo XVI, todavía alcanzaron a ver representaciones del Sol y de la Luna, considerados como dioses. Eran de piedra recubierta de oro y que el Sol tenía un hueco en el pecho y en ese hueco se hallaba la imagen del planeta hecha también de oro finísimo. También cuentan que llegaron a ver la plataforma de más de 2.000 pirámides secundarias, todas ellas alrededor de las dos importantes del Sol y de la Luna.

UN LIBRO “ Las Rutas del exilio” de Marc Ripoll (alhena 2007)


Bielsa, enclavada en la intersección de los ríos Cinca y Barrosa, a apenas diez kilómetros de la frontera con Francia, se encuentra justo detrás de las líneas de defensa republicanas. Allí se han refugiado muchos civiles de las poblaciones que se encuentran en plena línea de fuego, como Labuerda, Puyarruego, Laspuña, Escalona o Lafortunada. En el pueblo se instala un hospital de fortuna y se reciben algunas municiones y víveres que el Estado Mayor hace llegar desde Cataluña vía Francia. El Esquinazau,  General del ejercito que hacia la defensa sabe que no podrá mantener su posición indefinidamente, pero está decidido a plantar cara mientras pueda. Durante el mes de abril las tropas organizan la evacuación a Francia de los civiles instalados en Bielsa, y en dos semanas pasan más de seis mil personas. Los pastores de la zona organizan la ruta de escape: cada día llevan a un grupo, formado principalmente por mujeres y niños, hasta Parzán y, ayudados por cuatrocientos mulos, a lo alto del paso de Puerto Viejo. . El paso de Puerto Viejo ya había sido utilizado, antes que por los exiliados, por contrabandistas y comerciantes.

En ese punto esperan a voluntarios franceses que ayudan a los exiliados en su descenso por los caminos cubiertos de hielo y nieve hasta llegar a Aragnouet. de la retirada, las hogueras en las que se quemaba todo aquello que no podía cargarse y que se quería evitar que cayese en manos del enemigo.

 

Tras unas horas de intenso fuego de mortero, no hay respuesta alguna por parte de los republicanos, por lo que las tropas nacionales comienzan a avanzar. Un reconocimiento con avioneta indica que la zona está aparentemente despejada, aunque la densa humareda provocada por las fogatas dificulta la visibilidad. Las tropas de infantería llegan hasta Puyarruego y lo encuentran abandonado.
Llegan tropas de refresco y los nacionales avanzan rápidamente. Los republicanos, exhaustos y sin apenas municiones, están en retirada.

El 15 de junio nueve bombarderos Heinkel-51 dejan caer toneladas de bombas incendiarias sobre Bielsa, Plan y otros núcleos urbanos. Los pueblos ya han sido evacuados, y muy probablemente los mandos nacionales son conscientes de ello, pero los bombardeos no cesan hasta que no queda una sola casa intacta; más que un motivo militar los bombardeos parecen buscar una revancha contra la población civil que apoyó a la Bolsa de Bielsa.
Aquellos nueve grandes aviones de la flamanate Legión Condor  de Hitler, redujeron a escombros aquel pequeño pueblo perdido entre las montañas del Pirineo aragonés,  Sin defensa antiaerea algunos aviadores fueron condecorados por tan “heroica acción”

Bielsa

Este austero pueblo pirenaico, situado en la confluencia de los ríos Cinca y Barrosa, estuvo aislado del resto de España hasta bien entrado el siglo XX. Separado del resto de la comarca del Sobrarbe por congostos inaccesibles, como son los de Olvena y Las Devotas, y por sierras de más de dos mil metros de altura (Las Sucas, Monte Perdido, La Munia o Sierra Marqués), Bielsa ha permanecido al margen de los acontecimientos de España; de hecho, por motivos orográficos tenía más relación con los vecinos franceses del norte. La carretera que lleva a Bielsa, construida por la sociedad Hidroeléctrica Ibérica, no se finalizó hasta 1920 y era de uso particular. Todo cambió con la Guerra Civil, cuando los hechos de la Bolsa de Bielsa dieron la vuelta al mundo. El casco urbano de la población es prácticamente nuevo, pues tuvo que ser reconstruido tras la guerra. El edificio del ayuntamiento perdió el tejado, pero pudo salvarse. La iglesia, un poco apartada del núcleo urbano, fue el edificio que menos daños sufrió.

En la plaza Mayor, el mismo edificio donde se encuentra el ayuntamiento aloja también el Museo de Bielsa. La bonita fachada renacentista, del siglo XVI, fue la única parte del edificio que sobrevivió a los bombardeos. En la tercera planta hay un espacio destinado a la Bolsa de Bielsa en el que se exhiben fotografías históricas, documentos y armamento utilizado en la contienda, así como la recreación de una curiosa trinchera. También se proyecta un interesante documental sobre el tema.

El panel con el título «¡Resistir! (7 de abril al 15 de mayo de 1938)» relata cómo se inició la evacuación voluntaria de la mayor parte de la población civil de la zona: más de seis mil personas atravesaron el puerto de Bielsa en dirección a Francia.

PASÓ EN UNA GUERRA, CRUEL COMO TODAS LAS GUERRAS


LOS DISPARATES DE LOS POLITICOS

El 12 de Febrero 2011 el portavoz del partido en la oposición en España  arengaba al pueblo a la movilización contra el gobierno y comparaba a Zapatero con Mubarak, lo cual es un disparate.

En verdad que si hubiera tal sistema político dictatorial en España, ese mensaje no se habría publicado en una televisión ni en ningún medio. Quien hablaba, heredero de la ideología franquista, debería recordar las épocas de censura de la dictadura, y no hubiera podido ocurrir su discurso ni su emisión porque la oposición estaba en prisión o en el extranjero, y si se hubiera filtrado los responsables de los medios estarían ahora declarando  y el portavoz en los calabozos de la Puerta del Sol madrileña.  ¡¡O es que se nos ha perdido  la memoria!! .

Florián

 

MARIA DE MAEZTU, María de Maeztu, de la Institución Libre de Enseñanza, impulsora de la cultura femenina en España.

María de Maeztu Whitney, nació en Vitoria en 1882. Su padre cubano de origen navarro era terrateniente, su madre era hija de un diplomatico inglés. Tuvierón cinco hijos. La inesperada muerte de Manuel en Cuba, dejó a su familia en la ruina.
Juana madre de Maria mujer de fuerte personalidad, se trasladó con sus hijos a Bilbao y montó una residencia de señoritas en la que podían cursarse estudios. María estudió Magisterio y más tarde Derecho, y en ella su madre tuvo una precoz y eficaz colaboradora. En 1902 empezó a ejercer su profesión de maestra.Inteligente, nerviosa, vibrante, locuaz, sin tiempo para ser femenina vestia sin coquetería. Destaca por su elocuencia, sus claros conceptos y sus ideas revolucionarias sobre la enseñanza, formuló uno de sus conocidos principios pedagógicos: “Es verdad el dicho antiguo de que la letra con sangre entra, pero no ha de ser con la del niño, sino con la del maestro.”

Perteneció a varias organizaciones feministas y a la Institución Libre de Enseñanza, lucho para defender los derechos de la mujer. Su labor como conferenciante fue extraordinaria, su gran talento oratorio llenaba las salas para escuchar sus “Conferencias pedagógicas”. María combatio la teoría de que la mujer es inferior al hombre, física, intelectual y moralmente, por ser más pequeño su cerebro que el del hombre, según las teorías de Moebius. La mujer –decía– debe tener las mismas opciones culturales que el hombre. Debe ir al matrimonio con igualdad de derechos y deberes. Es preciso que se abran a la mujer horizontesen iguales condiciones que el hombre, sin que tenga que depender de él. Precisa ponerla a su nivel y hacer de ella no sólo la compañera que anima la lucha, sino la que une su esfuerzo al de su compañero y sigue sus huellas cuando los reveses y el cansancio hacen que él desfallezca. Y cuando la mujer tenga medios de vencer en la lucha por la existencia, irá al matrimonio, no mirándolo como la tabla de salvación y aceptando a cualquiera, sino eligiendo y siguiendo los impulsos de su corazón. Justificaba el divorcio por ser el único camino que queda cuando los cónyuges no han logrado identificarse.

Arremetía contra la injusticia que supone el perdonar todas las faltas de los hombres y execrar a la mujer a quien se engaña. Su finalidad era la emancipación social y económica de la mujer, combatiendo el criterio de educar a la mujer sólo para el hogar y no para la sociedad que comparte con el hombre. La ignorancia de la mujer era la causa de la barbarie y que con su instrucción estaba asegurado el triunfo de la libertad, la igualdad y la fraternidad”.

En Madrid, bajo la dirección de María de Maeztu, inagura la Residencia Internacional de Señoritas en 1915, regida por las mismas normas de la célebre Residencia de Estudiantes, creada por la junta para Ampliación de Estudios. Allí se acogía a las estudiantes que, procedentes de toda España, iban a estudiar a Madrid, en un ambiente de convivencia humana y cultural que completaba el de la Universidad. Había un pabellón destinado a las personalidades intelectuales femeninas extranjeras que visitaban nuestro país y que, en aquel tiempo, se veían obligadas a albergarse en conventos, lo cual no siempre era del agrado general. Las residentes estaban en contacto con profesores, escritores, artistas nacionales y extranjeros, que daban conferencias, realizándose toda clase de intercambios culturales, en tertulias, lecturas comentadas, representaciones, conciertos, visitas a museos, excursiones a ciudades y pueblos. La Residencia de Señoritas tuvo gran significación para la cultura femenina española.

El diplomatico chileno Carlos Morla dejo escrito una descripción de la pedagoga: “María de Maeztu es una mujer de calidad excepcional, en extremo culta y de una actividad asombrosa… Su actuación en la Residencia de Señoritas es sencillamente prodigiosa y ha hecho mucho por la cultura femenina en España.
El 10 de mayo de 1918, un Real Decreto daba paso a la creación del Instituto-Escuela. Se trataba de ensayo pedagógico de Segunda Enseñanza bajo el patrocinio de la Junta para Ampliación de Estudios. María, fue llamada a dirigir la Sección Primaria. El Instituto-Escuela de Segunda Enseñanza comprendía una sección preparatoria de niños y niñas, el internado y las clases de alumnas de bachillerato, no había libros de texto, sino un cuaderno de trabajo donde los alumnos anotaban las explicaciones del profesor. No se estudiaba de memoria. Siempre que era posible las clases se celebraban al aire libre. Se hacían excursiones y mucho deporte. La enseñanza de lengua se estudiaba con ejercicios especiales de dicción, de vocabulario, de lecturas, de recitación, de redacción, de literatura, de narración y composición. La Geografía, con prácticas de cartografía y construcción de mapas en relieve, de arcilla y de cartón. Las lecciones de Historia se enriquecían con visitas al Museo Arqueológico, al del Prado, al del Arte Moderno y, sobre el terreno, en los lugares históricos. El estudio de las Matemáticas se facilitaba con toda clase de material capaz de dar amenidad a la asignatura. La Biología, la Botánica y la Zoología no sólo se estudiaban en las colecciones del Instituto, sino también con excursiones al campo y visitas al parque Zoológico y al Museo Nacional de Ciencias Naturales.
Las innovaciones, docentes del Instituto-Escuela, fueron motivos de particular escándalo para quien consideraban un gran disparate la coeducación de niños y niñas, y la libertad o ausencia de religión en las clases. En 1926 se fundaba en Madrid un Lyceum Club Femenino, bajo la presidencia de María de Maeztu, con las mismas características de los ya existentes en Europa. Maeztu venía trabajando en sus bases y desde un principio ella abogaba por un club mixto, pero tuvo que aceptar el reglamento internacional que regía en Europa. Los Estatutos de la Asociación, eran ajenos a toda tendencia política o religiosa. España no tenia un club, como los que tienen la mujeres europeas, tratamos de fomentar en la mujer el espíritu colectivo, facilitando el intercambio de ideas actividades que redunden en su beneficio; aunando iniciativas y manifestaciones de índole artística, social, literaria, científica, orientadas al bien de la colectividad”. El Lyceum Club, era un centro cultural donde María de Maeztu organizaba cursillos, conferencias, conciertos, exposiciones, a cargo de intelectuales, científicos y de artistas nacionales y extranjeros.

Cultura y progreso espiritual de la mujer., no era aceptado por los elementos clericales ya que no portaba el sello confesional. La Iglesia organizo una campaña de desprestigio, en Iris de Paz, se calificaba a las socias del Lyceum de mujeres “sin virtud ni piedad”, con “las piernas al aire”; se insinuaba “con todo”, en donde la mujer perdía el sentido de la propia dignidad, “verdadera calamidad para el hogar y enemigo natural de la familia y en primer lugar del marido, cuya autoridad se invoca para poner coto a tantos males”. Se aseguraba que los hijos “de esas señoras altruistas eran muy desgraciados, “gravísimo peligro que amenaza a nuestra fe y a nuestra sociedad” y concluía: “La sociedad haría muy bien recluyéndolas como locas o criminales, en lugar de permitirles clamar en el club contra las leyes humanas y las divinas. El ambiente moral de la calle y de la familia ganaría mucho con la hospitalización o el confinamiento de esas féminas excéntricas y desequilibradas”. La Junta del Lyceum, soportó con indiferencia las embestidas nacidas de la ignorancia y el fanatismo.

Fue nombrada doctora Honoris Causa del Smith College (Estados Unidos).
Cuando su hermano el escritor Ramiro de Maeztu y dirigente fascista, fue fusilado en 1936 en la cárcel de Las Ventas. María, abandonó España y se instaló en Buenos Aires.

El Lyceum Club, en 1939, fue confiscado por la Falange y la Sección Femenina lo convirtió para convertirlo  con complices religiosos en un refugio de la mujer cristiana.

Fuente: Antonina Rodrigo, Mujeres para la historia.