LA FILOSOFIA DE UNA SOCIEDAD PRIMITIVA.

El antropólogo Evans Pritchard estudió los pueblos primitivos para hacer inteligibles, para el y sus lectores las practicas y creencias de las culturas que mantienen creencias que son paradigmas de lo irracional.

Desde la óptica occidental,  son difíciles de comprender las practicas de   pueblos primitivos,  en África los azande sostienen creencias a los que nosotros nos enfrentamos. La ciencia conoce por los medios de investigación de modo concluyente que no existe relación de causa efecto entre las practicas y sus efectos de influencias de brujería, de las medicinas mágicas, el papel de los oráculos en cuando revelan que tanto lo que acontece como lo que va a suceder, esas creencias son erróneas e ilusorias. Nuestro enfoque científico es para nosotros una cuestión de cultura, en la misma medida que para el nativo el enfoque mágico es una función de la suya.

Ellos creen que algunos de sus miembros son brujos que ejercen una influencia oculta y maligna sobre la las vidas de sus semejantes. Practican ritos para contrarrestar la brujería, consultan oráculos, y usan medicinas mágicas para protegerse a si mismos de todo daño. El hecho que nosotros atribuyamos a la lluvia a causas meteorológicas , mientras que los nativos piensen en los dioses, espíritus o la magia no constituye una prueba de que nuestros cerebros funcionen de modo diferente a los suyos. No muestran que nosotros pensemos más lógicamente, no es señal de superior inteligencia que yo atribuya a lluvia a causas físicas, estoy aceptando lo que mi sociedad acepta, esto es que la lluvia es por causas naturales. De igual modo un salvaje que cree que bajo condiciones naturales y rituales favorables, la lluvia se vera favorecida como menos inteligente. El no construyo tal creencia a través de sus observaciones e inferencia, sino que acepto su legado cultural simplemente por haber nacido en el.

Los nativos no son mas o menos inmunes a la insensatez que los hombres civilizados y sin duda están igualmente sujetos al error de pensar que ellos o personas que ellos consideran superiores pueden llegar a hacer lo que de hecho no puede hacerse.  Pero este error no constituye la esencia de la magia…, es una perversión de la magia.

Cuando los occidentales hablamos de tales practicas como supersticiosas, ilusorias, e irracionales, tenemos el peso de la cultura tras nosotros, y esto no es solo de creer que estamos en la parte mas justa, pues esas practicas y creencias pertenecen y derivan en el sentido que parecen tener en esa misma cultura.

La brujería es un poder supuestamente poseído por ciertos individuos para dañar a otro, por medios místicos, Su base es una condición orgánica heredada y ello no incluye ningún ritual o medicina mágica especial. La brujería explica por que los eventos son dañinos para el hombre y no como ocurren, No ven a un brujo derribando un  granero, sino a las termitas como roen los soportes. Su percepción de cómo ocurren lo fenómenos es tan clara como la nuestra.

Los europeos observamos las ceremonias de magia tal como los azande las observan, pero sus observaciones están siempre subordinadas e incorporadas  a sus creencias a la para que pueden explicarlas y justificarlas. El europeo se halla inmerso en nociones científicas y cuando describe las ceremonias lo hace utilizando un modo de hablar científico.

Los azande creen que la realización  de ciertos ritos en debida forma, afecta a su bienestar general; estas creencias no pueden refutarse ya que ellos piensan que si los ritos no son efectivos se debe a que alguien presente en los mismos ha tenido malos pensamientos. Dado que esto es siempre posible no hay un solo año en que no sea posible admitir que los ritos de llevaron debidamente.  

Todas las naciones tanto bárbaras como civilizadas fundadas separadas, y remotas separadas en el espacio y en el tiempo, mantienen tres costumbres: Todos tienen alguna religión, contraen matrimonios solemnes y honran a sus muertos. En todas las naciones por poco civilizada que sea, no hay acción humana que se realice con mayor ceremonia y solemnidad sagrada, como los ritos de religión matrimonio y sepultura, todas nacidas bajo el mismo axioma: “ ideas uniformes, nacidas entre pueblos desconocidos ente si, deben tener un fondo común de verdad” deben haberles dictado que la humanidad comenzó para todos ellos a partir de esas instituciones y por ello deben ser salvaguardadas. Giambattista Vico, Scientia Nova.

FUENTE: Brujería, magia y oráculos entre los azande, (ivosAnagrama 1976) Evans –Pritchard. 

CHAMANES Y CHAMANISMOS.

El término chamanismo se refiere a un grupo de creencias y prácticas tradicionales preocupadas por la comunicación con el mundo de los presuntos y diversos espíritus.

La palabra chamán es de hecho usada vagamente para casi cualquier doctor brujo nativo,  se pone frenético y tiene comunicación con los espíritus. En su forma original parece ser una corrupción del sánscrito «shramana», que indica a un discípulo de Buda y entre los mongoles se convirtió en sinónimo de mago.

E. Washburn Hopkins

Quienes realizan practicas  chamanicas es conocido por chamán aunque  existen variantes de chamanismo las creencias son semejantes para todas las formas de chamanismo

  • Los espíritus existen y juegan un importante papel tanto en las vidas individuales en la sociedad.  
  • El chamán puede comunicarse con el mundo de los espíritus.
  • Los espíritus pueden ser buenos o malos.
  • El chamán puede tratar enfermedades causadas por espíritus malignos.
  • El chamán puede emplear técnicas para inducir trance para incitar éxtasis visionario.
  • El espíritu del chamán puede dejar el cuerpo para entrar en el supuesto mundo sobrenatural, para buscar respuestas.
  • El chamán evoca imágenes de animales como guías de espíritusy portadores de mensajes.

El chamanismo requiere conocimientos individualizados y capacidades especiales. Los chamanes actúan fuera de religiones asentadas, y tradicionalmente, actúan solos.

Chamán (pl. chamanes), se refería originalmente a los curanderos tradicionales de las áreas mongolicas,  šamán es la palabra  que  significa “el/la que sabe.Otros académicos afirman que la palabra viene directamente del manchú

Chamán es correcto tanto para un chamán masculino como femenino. En el uso contemporáneo, chamán se ha convertido en el término peyorativo de brujo , lo que levanta objeciones entre los curanderos tradicionales.

Los chamanes realizan una plétora de funciones dependiendo de la sociedad donde practican sus artes: curación y liderar sacrificios con historias ó  canciones, vidente y guía de almas. En algunas culturas, un chamán puede cumplir varias funciones en una única persona.

Los chamanes actúan como un comunicador de la comunidad con los espíritus, incluyendo los espíritus de los muertos. En algunas culturas, esta función de mediador del chamán puede ser bien ilustrada por algunos de los objetos y símbolos del chamán. Por ejemplo, entre los selkups, un informe menciona a los patos marinos  como un animal-espíritu en relación los patos son capaces tanto de volar como de bucear bajo el agua, así se les considera pertenecientes tanto al mundo superior como al mundo inferior. De modo parecido, el chamán y el jaguar son identificados en algunas culturas amazónicas: el jaguar es capaz de moverse libremente en la tierra, en el agua y trepando árboles (como el alma del chamán). En algunas culturas siberianas, son algunas especies de aves acuáticas las que están relacionadas con el chamán de una manera similar, y se cree que el chamán toma su forma.

En algunas culturas puede haber más tipos de chamanes, que realizan funciones más especializadas, pueden ser distinguidos según el tipo de espíritus, o reinos del mundo de los espíritus, con los cuáles el chamán interacciona más comúnmente.

En la mitología griega  un “nigromante” es un chaman que puede   reunir espíritus y levantar a los muertos para utilizarlos i esclavos, soldados e instrumentos para la adivinación.

La Antropología recoge estas practicas, las estudia e interpreta como actuaciones del pasado del que restan algunas creencias, más los estudiosos no las comparten. En general las ciencias rechazan las practicas basadas en hechos sobrenaturales de todos los pueblos.

 FLORIÁN 

CULTURAS NATIVA EN CONVIVENCIA CON CHAMANES.

En los bosques tropicales, los recursos para el consumo humano son fácilmente agotables lo que bien saben  los nativos. En algunas culturas de los bosques tropicales, como los tucano, y otras poblaciones indígenas,  existe un sistema sofisticado para la gestión de los recursos, y para evitar el agotamiento a causa de la sobreexplotación. Este sistema está en un contexto mitológico, involucrando simbolismos, y  en algunos casos, la creencia de que la ruptura de las restricciones de caza puede causar enfermedades.

El chamán como director de simbolismo tribal, puede tener un papel principal en esta gestión ecológica, restringiendo activamente la caza y la pesca. Al chamán se le atribuye la capacidad de hacer salir a los animales de caza de sus ocultas moradas, más previamente el  chamán tiene que negociar con un ser mitológico por las almas de los animales. 

En algunos casos, en algunas culturas, el concepto de alma puede explicar más los fenómenos aparentemente no relacionados, más lo pueden estar basada estrechamente en los conceptos del alma del sistema de creencias de las personas atendidas por el chamán.

El chamán conoce su comunidad, y actúa ante su público que conoce los significados y de la fe que inspira ante sus clientes que confían  en el. El chamán juega el papel de curandero en las sociedades chamánicas; los chamanes adquieren conocimiento y trayendo conocimiento de los cielos. Incluso en las sociedades occidentales. En muchas sociedades chamánicas, la magia, la  fuerza mágica y el conocimiento son denotados por una normalmente involuntaria.

Según Vladimir Basilov en su obra Chosen By the Spirits, un chamán ha de estar en las mejores condiciones saludables para realizar sus funciones al máximo. La creencia del chamán es popular para la gente situada en Asia Central.

Los chamanes son personas fuertes, de edad  no más de cincuenta años  porque descalificaría a aquellos que quieren estar involucrados en servir a los espíritus. Los chamanes son siempre del más alto intelecto y se les considera capaces de tratar y curar enfermedades

Una de las cualidades más significativas y relevantes que separan a un chamán de otros líderes espirituales son sus comunicaciones con el mundo sobrenatural. Ya a principios de siglo la autohipnosis Puede consistir en la recuperación del alma perdida de la persona enferma.

era muy considerada por aquellos que rendían culto. Otra característica del chamán es el talento para encontrar objetos y descubrir ladrones, impresionando a aquellos de su tribu y a aquellos otros también alrededor para presenciarlo. La creencia en los espíritus o lo sobrenatural es lo que atrae a aquellos que creen en el chamán. Aquellos que tienen hijos enfermos o están débiles de salud se les lleva a las curaciones espirituales del chamán. Aunque los chamanes aún existen, la población está sin duda disminuyendo.

Los  enfoques  de la antropología incluye no solo la interpretación de textos orales o escritos, sino la de los «textos visuales también (incluyendo movimientos, gestos y rituales más complejos, y ceremonias celebradas por ejemplo por chamanes) Esto puede no solo revelar las visiones animistas  que se esconden detrás del chamanismo, sino también expresar su relevancia para el mundo reciente, donde los problemas ecológicos hacen los paradigmas sobre el equilibrio y la protección válidos.

EL MUNDO SECRETO DE UN CHAMAN EN EL MUNDO YAMINAWA EN PERÚ.

Los chamanes, aplican a sus especialistas categorías, como las que han conocido en los hospitales biomédicos de la ciudad. Así el Ñiumua la más alta categoría del chaman es el equivalente a un doctor,  el Koshuiti es un médico auxiliar , y quienes lo secundan en sus sesiones de cantos e ingestión de ayahuasca son los enfermeros.

 

En casos muy próximos al Yaminawa está el Kaxinawa, un chamanismo muy extendido que se actualiza por el poder de los espíritus, que del propio interesado, Es la enfermedad la que obliga al enfermo,  a iniciar y perfeccionar un trato con los espíritus, que maléfico en primera instancia puede convertirse en fuente de curación.

En el caso Yaminawa, la iniciación al chamanismo es un acto voluntario y en cierta manera planificado que sigue a un calculo sobre los beneficios que la vida del chaman puede dar. La iniciación es un proceso largo penoso que reproduce artificialmente la enfermedad espontánea del chamanismo Kasi. Bajo la dirección del chaman iniciador, el aspirante atraviesa un largo periodo de aislamiento social, de abstinencia sexual, y de extremas restricciones alimenticias, toma constantemente ayahuasca y tabaco, aprende los cantos de iniciación, debe superar pruebas atroces, debe absorber chupando con la lengua, la virtud chamánica de una anaconda, capturada y embriagada con ayahuasca, debe romper un avispero con la cabeza, y hacerse picar por las hormigas gigantes de aguijón dolorosísimos. Esos episodios que producen estados de delirio y febriles que van forjando  un cuerpo macerado por las duras condiciones de vida. Pocos llegan a terminar ese proceso, y de hecho hoy pocos lo emprenden, convirtiéndose así en escaso numero de practicantes aspirantes.

 

Si nadie puede ser llamado Ñiumua,  es porque las expectativas depositadas en esta Especialidad difícilmente podría ser correspondida hoy en día, los yaminawa quieren vivir en paz, y los doctores en tiempos pasados tenían capacidades para matar, aceptada en el pasado e ilegitima hoy,  era su labor principal, porque en el pasado no había enfermedades, fueron los blancos que las trajeron, esta es una descripción de los nativos que convierten los nefastos episodios de los conquistadores, en un mito del origen de todos los males.

 

El chamanismo se dedica a la curación y no le está permitida la agresión, la reconversión ha sido difícil, ya que el chaman ha sido capaz de comunicarse con los espíritus, (El yoshi) que dependiendo de su situación puede manifestarse como peligroso identificado con algún fallecido, o puede ser uno de los componentes de la persona que para los nativos tiene tres elementos: yura, el cuerpo físico, diawaka y yoshi o weroyoshi,  espíritu del ojo o de la pupila, que constituye el punto de vista de la persona que marca su vida individual. Y la sombra que permanece siempre junto al cuerpo hasta que se disgrega tras la perdida de la vida del cuerpo a que pertenece.

 

El chaman no tiene que ser un conocedor de hierbas medicinales, aunque en realidad lo sea, lo que el debe saber como chaman, son los caminos y las reglas de transito por el mundo de los yoshi, los modos de encontrar, negociar convencer irse o volver al yoshi, habilidades que sirven indistintamente para curar o matar. Los chamanes indígenas, en los campos religiosos, registran una presencia significativa donde los elementos espiritistas, y catolicismo popular se alían fácilmente a algunos elementos indígenas como el consumo de la ayahuasca, el chamanismo Yaminawwa, aglutina las practicas de los curanderos indígenas y mestizos con agentes religiosos de otras tradiciones y feligreses ligados al mundo urbano. La ayahuasca, conocida por muchos en la alta Amazonía, es el elemento común en la practica chamánica,  curativa o religiosa. Su acción dependiendo de la tradición se sitúa entre la depuración del cuerpo y la producción de visiones.

 

 

Si el chamanismo parece compararse con la medicina, es porque ha confluido con ella en diferentes campos es porque ha confluido con ella en varios sentidos  en muy relevantes campos, el Profesor Calavia narra como en el poblado Yaminawa se desato una epidemia de cólera (a primeros de los años noventa)que tenia muy preocupados a los indios muy vulnerables a las enfermedades de los blancos, El chaman e una sesión de ayahuasca, con ayuda de los espíritus,  comentaba por donde andaba la epidemia y adonde se dirige, Acabada la sesión cada uno llevaba a su casa un poco de chicha “cantada”  (puré de maíz) sobre el que se había salmodiado los cantos chamánicos y un frasco de hipoclorito, que el chaman recomendaba se pusiera unas gotas en el agua para beber.  Con lo que se produce una simbiosis en la forma de curar entre ambas formas de curar.

Fuente: Oscar Calavia, sobre el encuentro de las tradiciones médicas. Univ. Santa Catarina Brasil

 

LA MEDICINA INDIGENA YAMINAWA.

Los pacientes indígenas, hacen uso de la medicina local del  chaman, que hace referencia a la que se realiza en las aldeas de las poblaciones del interior del amazonas,  donde hoy  INCLUSO LOS CURANDEROS HACEN USO DE LA BIOMEDICINA.

Sabemos que de siempre, las actividades de los especialistas terapéuticos indígenas, se extiende mayoritariamente de su grupo. Aunque hoy tanto los indígenas como los blancos descendientes de europeos, utilizan una medicación hibrida ente lo tradicional y lo moderno, Los indios descienden del altiplano en busca de los médicos oficiales, de la medicina industrial, y su utilización es una regla, aunque poblaciones como los Yaminawa, tanto por su localización como por su economía, están lejos de donde esa medicina actúa y fuera de sus posibilidades económicas por lo que no les resulta accesible. Su baja renta explica el mantenimiento del sistema de salud tradicional, mas cercano y más barato.

Los representantes de la biomedicina que actúan entre los Yaminawa, son médicos y las asistencias itinerantes son mayoría  enfermeros, para administrar las vacunas y existen agentes indígenas de salud que difunden conferencias de higiene y disponen de un botiquín para urgencias farmacéuticas urgentes y equipos para analíticas, para que realicen diagnósticos y envíen al enfermos a hospitales si la afección lo requiereTambién existen equipos volantes, mantenidos por los órganos del gobierno o por las ONGs, deben enfrentarse siempre a dificultades de transporte y de conservación del material médico. En algunas poblaciones solo es posible llegar por vía aérea.  En cualquier caso la visita médica en las selvas, reviste el carácter de una expedición de aventura, los agentes suelen  llevar  como material de supervivencia, potabilizadoras de agua, repelentes de mosquitos, suero contra picaduras de serpientes. Al llegar encuentras animales domésticos que conviven en la cabaña de sus sueños, llenos de parásitos, de los que no quieren separarse, la manipulación de comida se realiza sin buenas condiciones de higiene, Los agentes de salud, asesoran sobre los lugares donde se deben instalar las letrinas, hacen demostraciones de cómo reducir los microbios y parásitos, entregan cepillos y pasta dentrífico, La escuela suele servir para alojar al personal médico y como enfermería. Los Yaminawa acuden de los poblados cercanos, a veces acompañados de sus ganados, lo que convierten el lugar en residencias de moscas y mosquitos y olores de estiércol.

La vida del cooperante no es fácil, no pueden comer con las familias del poblado, porque seria una carga que aquellos no podrían soportar, más el comer aparte, es un acto de insoliradidad y avaricias de los forasteros. La alimentación indígena basada en raíces, frutas frescas y carne de caza y pescado proporcionan una dieta sana, Los Yaminawas, jóvenes han variado su dieta, hoy comen alimentos industrializados con mucha pasta y cantidad de azucares, que predisponen la obesidad en la población.

Cualquier europeo que pase por una aldea indígena, es interrogado sobre curaciones y el turista, que llega al cuarto mundo, se convierte en medicó farmacéutico, y aunque es mejor poco que nada,  debe tenerse en cuenta al recomendar o entregar medicamentos las dosis y la eficacia de los medicamentos, que al proceder de donaciones pueden sobrepasar la validez por fechas de caducidad.

Los  indígenas  quieren visitar a los médicos de las ciudades, gozan de un prestigio alto entre los indígenas, aunque vistos desde la opinión de los europeos y desde las ciudades brasileñas de  la costa, presentan en ocasiones precariedades.

Ocurre que cuando el Yaminawa acude a la ciudad, para visitar al doctor, lo hace sin dinero, duerme debajo de un puente, comen alimentos escasos y peligrosos recogidos de basureros o las mujeres recurren al eventual recurso de la prostitución y enfrentándose a situaciones de violencia en los vericuetos urbanos.

Los Yaminawas descienden a las ciudades  porque esperan un nuevo tratamiento eficaz,  su perspectiva es someterse al poder simbólico de la ciudad, para ellos un mundo distante y mal conocido, aunque lleno de prestigio, con habitantes extraños que a su modo viven también en una peligrosa selva.

Una de las enfermedades de los varones Yaminawas,  y que serian prevenidas con cambios de hábitos, es la ingestión de alcohol de 97º, inadecuado para el consumo humano, y destinado para la limpieza domestica. Este consumo origina lesiones hepáticas y estados de embriaguez que las gentes duermen al raso, que produce enfermedades pulmonares, o caen a ríos o arroyos en estado de embriaguez y se originan accidentes por ahogamiento. La mortalidad por estas causas son accidentes que podrían ser evitados. Dicen los Yaminawa, que en visita es raro que alguien te ofrezca comer, más a beber todo el mundo te invita.

Las terapias indígenas, su practica y eficiencia,  reúnen el prestigio que las medicinas exóticas ofrecen en las sociedades tribales por su capacidad empírica, producida por los fármacos de origen vegetal.

Al antropólogo Calavia, le mostraban en el curso de sus investigaciones plantas que se usaban como remedio para diferentes afecciones, como enfermedades de la piel, inflamaciones de los ojos y tumores. Cita el investigador como en una ocasión pudo conocer a un Yaminawa, pariente de un chaman que exprimía el jugo de unas hojas  sobre sus ojos, enfermos posiblemente de conjuntivitis. El enfermo se quejo del profundo escozor, pero lo aguanto pacientemente.

En alguna ocasión el mismo indígena, se ofreció a la inyección del sapo, que consiste en aplicarse sobre la piel en la que se han realizado escarificaciones con quemaduras, la sustancia ponzoñosa segregada por la piel de un sapo. Como remedio certero contra la incapacidad  de movimientos y la pereza, que provoca mareos y vómitos violentos, y que tiene como resultado la purificación general del organismo.

Un día  presencio como un joven había sido picado por una raya, el joven gemía de dolor, mientras el  observador esperaba conocer como los yaminawa aplicaban la medicina ibi-rao, par curar las picaduras de raya, todos esperaban  y miraban para que el investigador actuara, con su propia medicina y así se lo hicieron saber.  En su botiquín Calavia solo llevaba agua oxigenada y mercurocromo, así que lo desinfecto a fondo y lo vendo, el joven salio cojeando y su organismo joven tuvo la eficacia de eliminar el toxico inyectado por la raya con su picadura.

Los remedios indígenas,  duelen y escuecen, y las medicinas de los blancos, son mas agradables, suaves y dulces, y esa es la causa de que los yaminawa, prefieran soportar la enfermedad a aquellos tratamientos antiguos, eficaces, aunque drásticos.  La mayor parte de la medicina tradicional es medicina preventiva, que consiste sobre todo en limitaciones dietéticas. Los tabúes alimenticios Pano, se aplican en su máxima potencian en los niños recién nacidos, se afloja en los niños mayores y los jóvenes, alcanza a los adultos en momentos de parto y desaparecen en los ancianos, que pueden comer, beber y fumar lo que quieran.

En términos generales los alimentos se dividen en alimentos dulces:  (que incluyen lo salado)  tales como la leche y substancias amargas: que permite la comunicación con los espíritus,  (demonios o fantasmas, amarga es la ayahuasca, el tabaco o el picante, amargo es también las sustancias inyectadas por los animales  y el que tiene tanta importancia en la iniciación chamánica. periodo en el que deben evitarse las bananas maduras, el azúcar, la sal, la carne y la sexualidad y en general el contacto social.

La acción de los fármacos es principalmente depurativa, que sirven para eliminar los excesos de substancias dulces, o paralizadoras como la yupa, que dificulta las operaciones del cazador o que por extensión induce a la pereza de cualquier tipo. Su acción produciendo la acumulación de “amargura” es capaz de generar un cuerpo enjuto, y duro, en definitiva para un varón preparado para la guerra y la caza.

Las mujeres que sirven de albergue o nutren  a los hijos pequeños, deben evitar la ingestión de animales de espíritus fuertes o de substancias amargas  Desaconsejan el calor del vestido a las mujeres por ser debilitador y es preferible la exposición al calor del fuego.

En la medicina Yaminawa, persiste la que se llamó “medicina heroica”, que estuvo en boga durante los siglos XVIII y XIX en Europa, época en la que se recurría a la sangrías y purgas como purificador terapéutico, y ciertamente debilitando la resistencia orgánica de los pacientes. La medicina “heroica” más que curar enfermedades desafía la salud de los enfermos. Esta es la razón de que la medicina Yaminawa permanece más como un ideal de los nativos, que como una alternativa seria que se enfrente a la biomedicina occidental. Los medios en busaca salud de esta medicina indígena, ya no tiene el espacio en el nuevo orden de los medios de curar.

Fuente : Oscar Calavia Sáez,  sobre el encuentro de tradiciones médicas.

El autor de esta aportación es un antropólogo brasileño moderno, que investigo las formas de vida, costumbres y formas de curar en las culturas nativas amerindias.

Florián

COMO INICIARSE AL MUNDO SECRETO DE UN CHAMAN YAMINAWA PERUANO.

Los chamanes, aplican a sus especialistas categorías, como las que han conocido en los hospitales biomédicos de la ciudad. Así el Ñiumua la más alta categoría del chaman es el equivalente a un doctor,  el Koshuiti es un médico auxiliar , y quienes lo secundan en sus sesiones de cantos e ingestión de ayahuasca son los enfermeros.

 

En casos muy próximos al Yaminawa está el Kaxinawa, un chamanismo muy extendido que se actualiza por el poder de los espíritus, que del propio interesado, Es la enfermedad la que obliga al enfermo,  a iniciar y perfeccionar un trato con los espíritus, que maléfico en primera instancia puede convertirse en fuente de curación.

 

En el caso Yaminawa, la iniciación al chamanismo es un acto voluntario y en cierta manera planificado que sigue a un calculo sobre los beneficios que la vida del chaman puede dar. La iniciación es un proceso largo penoso que reproduce artificialmente la enfermedad espontánea del chamanismo Kasi. Bajo la dirección del chaman iniciador, el aspirante atraviesa un largo periodo de aislamiento social, de abstinencia sexual, y de extremas restricciones alimenticias, toma constantemente ayahuasca y tabaco, aprende los cantos de iniciación, debe superar pruebas atroces, debe absorber chupando con la lengua, la virtud chamánica de una anaconda, capturada y embriagada con ayahuasca, debe romper un avispero con la cabeza, y hacerse picar por las hormigas gigantes de aguijón dolorosísimos. Esos episodios que producen estados de delirio y febriles que van forjando  un cuerpo macerado por las duras condiciones de vida. Pocos llegan a terminar ese proceso, y de hecho hoy pocos lo emprenden, convirtiéndose así en escaso numero de practicantes aspirantes.

 

Si nadie puede ser llamado Ñiumua,  es porque las expectativas depositadas en esta Especialidad difícilmente podría ser correspondida hoy en día, los yaminawa quieren vivir en paz, y los doctores en tiempos pasados tenían capacidades para matar, aceptada en el pasado e ilegitima hoy,  era su labor principal, porque en el pasado no había enfermedades, fueron los blancos que las trajeron, esta es una descripción de los nativos que convierten los nefastos episodios de los conquistadores, en un mito del origen de todos los males.

 

El chamanismo se dedica a la curación y no le está permitida la agresión, la reconversión ha sido difícil, ya que el chaman ha sido capaz de comunicarse con los espíritus, (El yoshi) que dependiendo de su situación puede manifestarse como peligroso identificado con algún fallecido, o puede ser uno de los componentes de la persona que para los nativos tiene tres elementos: yura, el cuerpo físico, diawaka y yoshi o weroyoshi,  espíritu del ojo o de la pupila, que constituye el punto de vista de la persona que marca su vida individual. Y la sombra que permanece siempre junto al cuerpo hasta que se disgrega tras la perdida de la vida del cuerpo a que pertenece.

 

El chaman no tiene que ser un conocedor de hierbas medicinales, aunque en realidad lo sea, lo que el debe saber como chaman, son los caminos y las reglas de transito por el mundo de los yoshi, los modos de encontrar, negociar convencer irse o volver al yoshi, habilidades que sirven indistintamente para curar o matar. Los chamanes indígenas, en los campos religiosos, registran una presencia significativa donde los elementos espiritistas, y catolicismo popular se alían fácilmente a algunos elementos indígenas como el consumo de la ayahuasca, el chamanismo Yaminawwa, aglutina las practicas de los curanderos indígenas y mestizos con agentes religiosos de otras tradiciones y feligreses ligados al mundo urbano. La ayahuasca, conocida por muchos en la alta Amazonía, es el elemento común en la practica chamánica,  curativa o religiosa. Su acción dependiendo de la tradición se sitúa entre la depuración del cuerpo y la producción de visiones.

 

 

Si el chamanismo parece compararse con la medicina, es porque ha confluido con ella en diferentes campos es porque ha confluido con ella en varios sentidos  en muy relevantes campos, el Profesor Calavia narra como en el poblado Yaminawa se desato una epidemia de cólera (a primeros de los años noventa)que tenia muy preocupados a los indios muy vulnerables a las enfermedades de los blancos, El chaman e una sesión de ayahuasca, con ayuda de los espíritus,  comentaba por donde andaba la epidemia y adonde se dirige, Acabada la sesión cada uno llevaba a su casa un poco de chicha “cantada”  (puré de maíz) sobre el que se había salmodiado los cantos chamánicos y un frasco de hipoclorito, que el chaman recomendaba se pusiera unas gotas en el agua para beber.  Con lo que se produce una simbiosis en la forma de curar entre ambas formas de curar.

Fuente: Oscar Calavia, sobre el encuentro de las tradiciones médicas. Univ. Santa Catarina Brasil