ANTONIO DE NEBRIJA AUTOR DE LA PRIMERA GRAMATICA DE ESPAÑOL

Antonio de Nebrija, es el seudónimo con el que se recuerda a Antonio de Cala e Hinojosa,  que nació en 1444 en Lebrija (Sevilla) Filólogo, latinista, gran humanista del Renacimiento, uno de los hombres más grandes e importante del siglo XV en España.  Adopto el nombre de su ciudad Lebrija con el nombre en latín NEBRIJA.

Antonio con quince años, estudio en Salamanca donde se gradúo en Retórica y Gramática, tras graduarse marcho a Italia y estudio en las Universidades de Bolonia, Roma, Florencia, Pisa y Padua. Se gradúo en: Teología, Latín, Griego, Hebreo, Medicina, Derecho, Cosmografía, Matemáticas, Geografía, Historia, Gramática, y Ética.

En Italia estudio con avidez de la fuente del Humanismo, que estaba mucho más avanzado que en España, donde la Inquisición impedía las nuevas ideas.  En 1470 Nebrija volvió a España, siendo portador del humanismo renacentista, como se le atribuya en su tiempo “para desbaratar la barbarie por todas las partes en España, tan ancha y luengamente derramada

Nebrija considera la ciencia como fundamental para conocer el orden universal y lucha por el nacimiento de un hombre nuevo que domine su propio universo.

Cuando Nebrija regreso a Sevilla, lo fue para estar al servicio del Arzobispo, más esta relación duro poco pues pronto marcho a Salamanca donde se hizo cargo de las Cátedras de Gramática y Retórica, Su fama se extendió por todas los rincones y llego a oídos del Cardenal Cisneros, quien le pidió hiciera la revisión de los textos griegos y latinos de la Biblia Poliglota, Complutense, una de las empresas de la Universidad de Alcalá de Henares.

En  Salamanca hizo un extraordinaria labor y llego a enfrentarse con sus compañeros al acusarlos de un carácter poco científico de la enseñadaza.  Pasados unos cinco años decidió partió de Salamanca, para ingresar en la Universidad de Alcalá de Henares, para hacerse cargo de la Cátedra de Retórica.

En 1490 se destacó como poeta y consiguió el cargo de cronista real, donde permaneció hasta 1509.  La  más importante de sus obras, fue  Gramática de la Lengua Castellana, y sus diccionarios de castellano y latín, y fue un precursor del estudio de la lenguas romances,  como dignas de ser estudiadas, a pesar de su consideración como dignas de ser estudiadas, y que hasta entonces se regían por el gusto de los hablantes sin que fueran estudiadas  las reglas.  Cuando la ofreció a la Reina Isabel La Católica, le anticipo que seria la lengua del Imperio, que se desarrollaría con el descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón.  En 1495, publico una nueva publicación Su vocabulario latín-español y español –latín.

La Gramática de Nebrija, empujo al surgimiento de obras similares, en toda Europa, reconociendo que las lenguas del Viejo Continente, eran tan nobles como el latín.

Su vida privada estuvo complicada, porque a pesar de estar casado y tener siete hijos, tuvo varios hijos con amantes que lo acosaron y amargaron su vida en su madurez.   Murió en 1522, fue un lingüista, hombre de su tiempo, con amplitud de direcciones que caracterizaron a los hombres del Renacimiento, con saberes de todas las ciencias. 

QUINTO HORACIO FLACO POETA


Fue un romano poeta el lengua latina con creaciones liricas divertidas y satiricas que nació en la antigua Venosa el  65 a.C y falleció en la imperial Roma en el 8 a.C. Un poeta de gran esfuerzo en dedicación y reflexivo, que elogiaba la vida retirada y el disfrute de la vida de la juventud.

Era hijo de un esclavo que consiguió la libertad y que invirtió parte de sus ingresos en educar a su hijo, su padre se traslado a Roma para que pudiera iniciar sus estudios de Gramatica y Retorica.  Viajo a Atenas para conocer la lengua griega y estudiar filosofia. Horacio fue un buen hijo que  siempre reconoció los cuidados y el gran sacrificio que su padre hizo por él, siendo la relación con su progenitor uno de los más bellos episodios de amor filial que sobreviven del periodo clásico.

Tras el asesinato del emperador Julio César  se unió al partido republicano, como tribuno militar. Su ejercito fue derrotado en la batalla de Filipos por sus escasas habilidades militares, donde  huyo para salvar así su vida. Cuando Octavio decretó una amnistia a favor de aquellos que habían luchado en su contra. Horacio volvió a Roma, y conocio que sus actos sus padres habian sido castigados y sus bienen embargados. Quedo así sumido en la pobreza, hasta consiguió trabajo como escribano de cuestor (un secretario de jueces, magistrados y administradores del Estado)

Actividad que le permitió practicar su arte poético.  Su buen trabajo le hizo ganar el respeto y la admiración de los romanos, en una ocasión le presentaron a Cayo Mecenas, y este le brindo su protección, y también la del Emperador Cayo Augusto, quien le  ofreció  un puesto como secretario personal, si bien Horacio declinó la oferta debido a sus principios  epicúreos, un sistema filosofico que defiende la búsqueda de una vida buena y feliz mediante la administración inteligente de placeres y los vínculos de amistad entre sus correligionarios.

Mecenas obsequió a Horacio con una finca en el Tiber donde el poeta se retiró a redactar sus obras. Su amistad fue tal que incluso fueron enterrados el uno junto al otro.

Su obra la dedico a la lírica, y trató aspectos del conocimiento. Compuso Sátiras, poesía crítica con abundantes elementos autobiográficos que persigue un fin moral y Epodos, composiciones de carácter lírico en las que se abarcaba la crítica social, con insultos e improperios. (El epodo es una composición de origen griego destinada al insulto y al improperio).

Escribio cuatro libros con 104 odas, composiciones de carácter lírico que constituyen la obra cumbre de la lírica latina. Horacio tiene conciencia de que sus odas son lo mejor de su obra y afirma que serán más duraderas que el bronce. En las Odas el componente fundamental es el lírico. Expone el poeta su filosofía de la vida: hay que saber hacer uso de las riquezas y ser generoso; no hay que dejarse abatir por la adversidad y debe uno gozar de los bienes presentes, que son precarios; lo mejor para ser feliz es la “áurea mediocridad”, con una invitación a gozar del momento presente, ya que el día de mañana es incierto. Este tema tendrá gran fortuna en la literatura universal.

Las Epístolas es la poesía de la reflexión moral y filosófica. Entre éstas últimas destaca “Epistola ad Pisones”, más conocida como Arte Poética, en la que sienta principios de preceptiva literaria.

Los temas y tópicos creados por Horacio gozarán de un respaldo universal a lo largo de la literatura posterior a su fallecimiento. Esencialmente partiendo desde el Renacimiento es difícil no hallar una sola composición influida por los tópicos o las formas horacianas. Un maestro del pasado un genio y modelo de comunicación. 

JORGE LUIS BORGES

¿Qué es más importante en un escritor famoso y estudiado? ¿Su obra? ¿su vida?

Uno de los escritores que provoca más controversia en este sentido es el argentino muerto suizo, Jorge Luis Borges, que siendo consecuente con sus ideas conservadoras, enaltecedoras del caudillismo, apoyó las dictaduras argentinas y chilena que le tocó vivir pero que escribió una obra enciclopédica merecedora de muchos premio y que nunca recibió el Nobel de Literatura.

El escritor cuando muere deja su biografía a los estudiosos pero su obra escrita es la única que merece ser tenida en cuenta, si no fuera así cómo acudir a las obras de antisemitas como Quevedo, nazis en su juventud como Gunter Grass, fascistas como Celine o Dannunzio. Queda su obra y eso es lo único que podemos alcanzar a conocer de un escritor. En el caso de Borges, como en el de muchos de ellos, Internet está llenando la red de auténticas majaderías a él atribuidas. Unas veces por ignorancia y otras por un infantil egocentrismo (ver Piaget), hay personas que se dedican a pasar poemas y relatos atribuidos a Borges. Uno de esos poemas más “leído” en la red es el titulado Instantes, pero que nunca escribió el genial ciego.

No obstante, queremos desde esta humilde ventana brindar un homenaje a J.L Borges con la la lectura, a ser posible en voz alta, de este poema escrito en 1964 según la edición del Círculo de Lectores de 1993.

ALGUIEN

Un hombre trabajado por el tiempo,
un hombre que ni siquiera espera la muerte
(las pruebas de la muertes son estadísticas
y nadie hay que no corra al albur
de ser el primer inmortal),
un hombre que ha aprendido a agradecer
las modestas limosnas de los días:
el sueño, la rutina, el sabor del agua,
una no sospechada etimología,
un verso latino o sajón,
la memoria de una mujer que lo ha abandonado
hace ya tantos años
que hoy puede recordarla sin amargura,
un hombre que no ignora que el presente
ya es el porvenir y el olvido,
un hombre que ha sido desleal
y con el que fueron desleales,
puede sentir de pronto, al cruzar la calle,
una misteriosa felicidad
que no viene del lado de la esperanza
sino de una antigua inocencia,
de su propia raíz o de un dios disperso.
 
Sabe que no debe mirarla de cerca,
porque hay razones más terribles que tigres
que le demostrarán su obligación
de ser un desdichado,
pero humildemente recibe
esa felicidad, esa ráfaga.
 
Quizá en la muerte para siempre seremos,
cuando el polvo sea polvo,
esa indescifrable raíz,
de la cual para siempre crecerá,
ecuánime o atroz,
nuestro solitario cielo o infierno.