El CAPITALISMO INFLUENCIA AL ESTADO.

Este proceso se origina cuando los capitalistas se unen con su fuerza al poder del Estado con el fin de mantener y afianzar el régimen capitalista, a fin de proporcionar al capital las máximas ganancias.

 

La base económica de esta forma de capitalismo se refleja en el enorme crecimiento y la concentración de capitales inmensos en manos de los principales monopolios cuyo poderío refuerza en grado nunca visto. Mientras que en el período inicial del desarrollo del capitalismo el Estado burgués no intervenía directamente en la economía capitalista y la reproducción ampliada se efectuaba esencialmente sin mediación ni participación directa del aparato del Estado, en la época presente los monopolios utilizan en su propio interés la intervención del Estado en la vida económica del país y colocan a su propio servicio el aparato del poder estatal.

 

El Estado aparece como uno de los recursos más importantes puestos en juego para salvar al régimen capitalista. La fusión, la unión del Estado burgués con el capital monopolista, constituye la esencia del capitalismo monopolista de Estado, se ha efectuado de tal modo que el Estado se he convertido en un comité que administra los negocios de la burguesía monopolista. No es el Estado el que se encuentra por encima de los monopolios, como sostienen falazmente los economistas burgueses sino al contrario: el gran capital monopolista utiliza el aparato del Estado como instrumento para multiplicar sus ganancias y reforzar su dominio.

 

Esta utilización presenta formas diversas, ante todo la de “unión personal”, es decir, la de que los representantes o los propias jerarcas de los monopolios participen directamente en los gobiernos, o bien incorporen a los altos funcionarios del Estado a los consejos de administración de las uniones monopolistas. Ello da origen a una encarnizada lucha entre los monopolios por adueñarse de los puestos del poder estatal y aprovecharlos en interés de tal o cual grupo de monopolios rivales.

El Estado burgués intenta “dirigir y planificar” la economía de los países capitalistas e intenta hallar una salida a las contradicciones del sistema de economía capitalista, como el caso de la construcción reciente en España inherente a la carrera de la producción, que influenció en las crisis económica y la desocupación masiva de obreros y trabajadores en la crisis que empezó en el 2007 y que al 2011 permanece.

 

En la presente etapa de la crisis general, el rasgo mas característico del desenvolvimiento económico está producida por el capitalismo. Mientras los socialistas de derecha, los revisionistas y los defensores declarados del imperialismo intentan presentar el capitalismo de Estado como un nuevo régimen social distinto del capitalismo “viejo”, “clásico” y “dictatorial”; ellos afirman que el capitalismo moderno se va transformando en socialismo, que en él no existe ya proletariado ni burguesía, no se da la lucha de clases, y que obreros y capitalistas colaboran armónicamente en interés de la sociedad. En realidad, sin embargo, todas esas afirmaciones no son más que intentos de embellecer el capitalismo moderno y obstaculizar la creciente atracción que el auténtico socialismo ejerce sobre los trabajadores.

 

En los países capitalistas, los conflictos sociales no se debilitan, las contradicciones irreconciliables desgarran a la sociedad donde los perdedores son siempre los mismos. Veamos la crisis actual en Europa y concretamente en España, los desmanes financieros, los abusos de bancos y cajas, los grandes beneficios de la construcción que han dejado sin pagar facturas a sus proveedores haciendo suspensión de pagos y apareciendo en otro país con grandes obras: TODO ESOS EGOISMOS Y ENRIQUECIMIENTOS, LO PAGAN FUNCIONARIOS, TRABAJADORES, JUBILADOS, que ninguna culpa tienen. Una forma de moderna explotación del débil para sostener al fuerte, y hacer más ricos a los ricos.

Sin reacción social, el dominio perdurará. La sociedad parece olvidar su fuerza cuando se utiliza enfrentada a la injusticia; mas todo llegará o debería llegar.

 

Anuncios

LA DESIGUALDAD ENTRE LOS HOMBRES.

Dicen las religiones que todos los hombres son iguales ante dioS, más en la vida terrenal hay grandes desequilibrios, veamos cualquier ciudad de no importa que país  y veras  calles  bordeadas de grandes palacios, impresionantes  residencias perteneciente a gentes enormemente ricas rodeados de barrios de casas bajas, chozas miserables, de pobres  inmersos en la miseria, y esos ricos que siguen codiciando riquezas, desprecian a los desfavorecidos viven de la manera más vil y sucia avaricia que se pueda imaginar. es el estado de los ricos el que roba a mis hijos  el pan . Este trágico comentario es de  Rousseau a mitad del siglo XVIII.  En una Francia sometida a una monarquía  absolutista denunciaba la desigualdad entre los hombres. 

De aquellas ideas surgieron  reflexiones que inspiro una revolución  que termino con el llamado “antiguo régimen”  logrando avances sociales. No fue fácil hubo enfrentamientos, y guerras crueles.  Han transcurrido de aquel discurso  260 años,  hoy estamos bajo una democracia, la aristocracia  se ha convertido en capitalista a  y todo parecía un mundo feliz.

Hasta que los banqueros y financieros empujados por su avaricia y egoísmo especularon y crearon una crisis mundial, fueron los americanos capitalistas Lehman Brothers y Bear Sterans  quienes estafaron a los bancos mundiales y a sus clientes, fueron sus cómplices las agencias de calificación de riesgo y los altos ejecutivos de bancos,  Cesaron los créditos, que se tradujeron en despidos, cierres de empresas, imposibilidad de los ciudadanos de atender sus deudas y además los perjudicados  empujados por un gobierno maniatado tuvieron que salir en ayuda de aquellos  del mundo financiero que habían creado tal conflicto que hizo  temblar a los gobiernos, originando déficits económicos.

Han pasado cinco años de aquel desastre, y permanecemos en el. Mientras la sociedad está sufriendo los ricos del mundo, son cada vez más ricos, sus bancos que se ven protegidos  con los impuestos de los ciudadanos trabajadores, y  jubilados y de las pequeñas empresas que temen no poder sobrevivir.  Los agentes financieros siguen especulando contra los países y las Agencias de Clasificación valoran según la conveniencia de sus intereses del Al bajar los ingresos los Ayuntamientos y Autonomías son incapaces de atender los pagos que ya estaban retrasados en épocas de bonanza.

Y con toso este complejo fondo de desorden los partidos se acusan con animo de medrar y cuando pasan unas elecciones los representantes de los obreros se alían con los conservadores que representan al capital  para evitar que otro partido hermano consiga puestos municipales. Un desencuentro que presuntamente va contra su ideología.

Todo demuestra que la lucha de clases esta latente en la sociedad, como cuando el gran pensador lanzó su discurso sobre la desigualdad de los hombres. ¿ Hasta cuando va a permanecer los desencuentros y se desarrolle la convivencia y solidaridad.?  ¡¡ Mantengamos la esperanza.!!

 Florián

ETNOCENTRISMO Y RELATIVISMO CULTURAL

 

Los mayores pretendemos que nuestros descendientes sea similar a la nuestra por generaciones,  este proceso llamado endoculturación es una experiencia de aprendizaje en parte insconsciente y en otra consciente, a través de la cual la generación de más edad incita, induce y obliga a los más jóvenes a adoptar los modos de pensar y comportarse según las tradiciones.

Veamos los niños chinos, usan palillos para comer,  hablan una lengua tonal y aborrecen la leche, mientras los niños nacidos en oriente si hubieran  en Occidente  comerían con cuchara o tenedor, y tomarían todos los días leche.  Esta endoculturación se forma bajo el control de los mayores que ejercen su influencia con premios o castigos sobre los menores. Cada generación es programada por la anterior.

El etnocentrismo es la creencia de que nuestras pautas son siempre adecuadas naturales, buenas, y que los demás viven de forma irracional, repugnanates o inhumanos.  Las personas intolerantes, hacia las diferencias culturales ignoran que si ellos hubieran nacido en el seno de aquella cultura aquellos estilos que le repugnan, serian ahora los suyos. 

Existen pensadores que adoptan la forma llamada relativismo cultural  punto de vista de  tolerancia donde todas las culturas son respetables, excepto aquellas costumbres que atentan a los derechos humanos, y sostienen mediante juicios éticos que no es posible considerar: el canibalismo, las guerras, fusilamientos o penas de muerte y sacrificios humanos, la pobreza o la discriminación y violencia a la mujer.

Las condiciones del mundo actual no se requiere ninguna sabiduría especial para comprender que la endoculturación no puede explicar los numerosos estilos de vida sobre los grupos sociales existentes. En los últimos tiempos los adultos nos hemos sentido alarmados porque las sociedades industriales, por un fenómeno que se describió como “abismo generacional”. Lo explica la antropóloga Margaret Mead :

Hoy en día, en ninguna parte del mundo hay ancianos que sepan lo que los niños ya saben ;no importa cuan remotas y sencillas sean las sociedades, en las que vivan estos niños. En el pasado siempre había ancianos, que Sabin más que los niños en razón a la experiencia obtenida en el mundo del sistema cultural.  Ahora los padres y abuelos ya no son guías, porque no hay ancianos que sepan los que conocen los jóvenes nacidos hace veinte años en el mundo en que nacieron.  

 

El abismo generacional no puede explicarse mediante la endoculturación, más bien diríamos que la endoculturación, solo puede explica la continuidad de la cultura más no “su evolución”.

Las personas, son en ocasiones endoculturadas, para comportarse de alguna manera, una triste prueba de ello, son las manipulaciones religiosas y políticas que programan para  realizar  actos fuera de razón. 

Impaciencia

Escribe Frank Kafka en su diario el 20 de octubre 1917: Hay dos pecados humanos principales de los que se derivan todos los demás: “la impaciencia y la negligencia. Por la impaciencia los arrojaron del Paraíso, por la negligencia no vuelven a él. Aunque en realidad quizá solo haya un pecado principal: la impaciencia. Por la impaciencia los arrojaron y por la impaciencia no vuelven”


Hoy vemos cómo se ha hecho de este vicio (según Aristóteles) el paradigma de la felicidad. Se atiende al berreo infantil del deseo inmediatamente, sin dilación, satisfacción inmediata, consumo ya, no hay tiempo para reflexionar, todo está embridado a la culminación del deseo. Se huye de la placidez de vivir el instante.

Filosofia anticapitalista.

ANTICAPITALISMO

  La alternativa al capitalismo con mayor difusión y seguidores ha sido representada por el comunismo y el estalinismo.

Para el  marco teórico marxista, el capitalismo es responsable de generar numerosas desigualdades económicas, que eran muy acusadas durante el siglo XIX,  la necesidad de obreros en la industria, obligó a que se experimentaron notables mejorías en los países industrializados a lo largo del siglo XX, aunque los desequilibrios  crecieran exponencialmente en los países colonizados. Esto es que los avances en europa se obtuvieron a costa de la explotación colonial, y gracias a ello se logró el Estado de Bienestar, que suavizó los efectos del capitalismo e impuso medidas sociales de protección.   

 Otras críticas al capitalismo provienen de los movimientos  antiglobalización que responsabilizan al modelo económico capitalista y las empresas  transnacionales de conveniencia,  como responsables de las desigualdades entre las empresas occidentales y el tercer mundo.

La critica bajo ideología neutra proviene de Karl Polany en su publicación de 1944  “la gran transformación”   insiste en que lo crucial en la transformación capitalista de economía, fue la conversión de todos los factores de producción tierra, agricultura, minas y trabajo con seres humanos incluidos en beneficio y enriquecimiento de los capitalistas.

Los ecologistas argumentan que un sistema basado en el crecimiento permanente y la acumulación constante es insostenible, y que acabará por agotar los recursos naturales del planeta, muchos de los cuales no son renovables. El consumo de estos recursos es desigual entre los países y en sus respectivas clases económicas. Hasta hace algunas décadas, se pensaba que los recursos naturales eran inagotables y que la contaminación, pérdida de la biodiversidad y de paisajes eran los costes inevitables del progreso.

Actualmente existen dos tendencias principales: aquella que defiende un consumo responsable de los productos  adaptados a las exigencias medioambientales. Otra  defiende un retroceso en el consumo para lograr distribuir las reservas entre los países.

Una variante es el ecologismo del mercado, propone la protección de los ecosistemas desde el punto de vista del capitalismo libertario, en busca de la maximización de un beneficio para toda la humanidad basado en las decisiones sean encaminadas a favorecer la supervivencia de los habitantes del planeta Tierra.  

Ante tales diferencias, y desacuerdos que dierón lugar a enfrentamientos militares, solo vale la cordura y en entendimiento entre los pueblos y paises.  No sirve que cuando se toman acuerdos mundiuales haya potencias economicas que discrepen, que no firmen acuerdos. El mundo es de todos y la sensatez es la que debe gobernar al mundo.      

Florián 

EL LAISSEZ FAIRE EN LA ECONÓMIA CAPITALISTA.

EL LAISSEZ FAIRE ( DEJAR HACER)

Hace referencia a dejar hacer en libertad, el capitalismo puede organizarse a sí mismo como un sistema complejo sin necesidad de un mecanismo de planeamiento o guía externa, puesto que la busqueda de beneficios tiene un papel fundamental, la esperanza de beneficios da a los emprendedores el incentivo para usar su conocimiento y recursos para logrr sus objetivos que permitan mantener o aumentar loa producción y los puestos de trabajo.  Con ello se orientan las actividades de millones de personas, cada una buscando su propio interés, se coordinan y complementan entre si.

La doctrina política que ha defendido la defensa e implantación del sistema politico capitalista ha sido el liberalismo económico clasico del cual se considera sus padres fundadores a Locke, Juan de Mariana y Adam Smith, cuyo  pensamiento liberal clásico sostiene que en la economía, la intervención del gobierno debe reducirse a su mínima expresión y centrada únicamente en el  ordenamiento jurídico que garantice el respeto de la propiedad privada, los derechos civiles y políticos, el control de la seguridad interna y externa y las políticas para garantizar el libre el funcionamiento de los mercados. La presencia del Estado en la Economia es pertubadora  e interfiere en el desarrollo empresarial.

Existen otras tendencias dentro del pensamiento económico que asignan al Estado funciones diferentes, como mantiene Keynes, según el cual el Estado puede intervenir para incrementar la demanda efectiva en época de crisis.

Tanto los mercaderes como el comercio existen desde que existe la civilización, pero el capitalismo como sistema económico, en teoría, no apareció hasta el siglo XVII en Inglaterra sustituyendo aL FEUDALISMO .

Segús Adam Smith los seres humanos siempre han tenido una fuerte tendencia a «realizar trueques, cambios e intercambios de unas cosas por otras», de forma espontánea, que fue fomentado en época de las Cruzadas, y el descubrimiento del Nuevo Mundo. El orden económico resultante de estos acontecimientos fue un sistema en el que predominaba lo comercial o mercantil, es decir, cuyo objetivo principal consistía en intercambiar bienes y no en producirlos. La importancia de la producción no se hizo patente hasta el siglo XIX.

Un elemento clave del capitalismo es la iniciación de una actividad con el fin de obtener beneficios en el futuro; puesto que éste es desconocido, tanto la posibilidad de obtener ganancias como el riesgo de incurrir en pérdidas son dos resultados posibles, por lo que el papel del empresario consiste en asumir el riesgo de tener pérdidas o ganancias.

El camino hacia el capitalismo a partir del siglo XIII fue allanado gracias a la  influencia de pensadores en el Renacimiento, facilitando la aparición de los modernos Estados nacionales que proporcionaron las condiciones necesarias para el crecimiento y desarrollo del capitalismo en las naciones europeas. Este crecimiento fue posible gracias a la acumulación del excedente económico que generaba el empresario privado y a la reinversión de este excedente para generar mayor crecimiento, lo cual generó la industrialización, de lo cual se beneficiarón más rapidamente los paises del Norte europeo.

La critica permanente al capitalismo es la opinión de que es un sistema caracterizado por la explotación de la fuerza de trabajo del hombre al constituir el trabajo como una mercancía más, donde los medios de producción privados funcionan  con fuerza de trabajo colectiva, mientras en el capitalismo se produce de forma colectiva, el disfrute de las riquezas generadas es privado, ya que el sector privado adquiere el trabajo de los obreros con el salario.

ADAM SMITH. EL PADRE DE LA ECONOMIA autor de LA RIQUEZA DE LAS NACIONES

 

Filósofo y Economista, es el fundador de la teoría economía política y el liberalismo económico. Adam Smith considera el capitalismo como el estadio natural de las relaciones sociales. En su obra principal ” Investigaciones sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones,

” el laissez faire” aparece como el motor del progreso económico (libertad absoluta a los industriales y comerciantes sin intervención del Estado)

Para Adam Smith: El dinero tuvo como origen la función de ser un instrumento comercial y como medida de los valores, y la sociedad ha hecho que se produzca la creencia de que el Dinero es portador de felicidad y que se consigue con abundancia de oro y plata y piedras preciosas.

Un país rico es aquél en el que abunda el dinero, y se consigue amasando el oro y la plata. Debido al creciente éxito de estas ideas, las diferentes naciones de Europa se han dedicaron, aunque sin demasiado éxito, a buscar y acumular oro y plata de todas las maneras posibles.

España y Portugal, eran poseedores de las principales minas que proveen a Europa de esos metales, en el Siglo XVI prohibieron su exportación amenazando con graves multas, o la han sometido a enormes tasas. Esta misma prohibición formo parte de la política de la mayoría de las naciones de Europa.

Adam Smith nació en 1723 en Escocia. A los catorce años entró en la Universidad de Glasgow, en 1740, Adam Smith ganó una beca en Oxford, en 1747 empezó a dar clases en la Universidad de Edimburgo. pocos años después fue nombrado catedrático de Lógica de la Universidad de Glasgow, pasando a la Cátedra de Filosofía Moral en 1752.

Adam Smith tomo el cargo de tutor del joven duque de Buccleuch, dimitió de su cátedra en 1764, iniciando un gran viaje alrededor de Europa con el duque.

En 1766 volvió a Gran Bretaña retirándose a Kilcardy para escribir sobre la creación de la riqueza. En una época donde los opinaban que la riqueza derivaba de una balanza comercial favorable, mientras que mercantilistas y a los economistas fisiócratas, que era la tierra productora de la riqueza, Smith sostuvo que la riqueza procedía del trabajo que incrementa la riqueza debido a que aumenta la destreza de la fuerza de trabajo, ahorra tiempo, y permite el empleo de ingenios mecánicos. Los límites de la división del trabajo vienen determinados por el tamaño del mercado y del capital.

EN SU LIBRO IV, adelantó la tesis de que la libertad dentro de una sociedad llevaría a la máxima riqueza posible y que la armonía social dependía, del delicado equilibrio de los motivos en conflicto del hombre. La búsqueda para satisfacer el propio interés beneficiaría a toda la sociedad y estaría limitado por el propio interés en el prójimo. Los productores intentan obtener el máximo beneficio, para lograrlo, deben producir los bienes que desea la comunidad, en las cantidades adecuadas, de lo contrario, un exceso daría lugar a un beneficio y precio bajo, mientras que una oferta demasiado pequeña originaría un aumento del precio y finalmente un aumento de la oferta.

El libro “La Riqueza de Las Naciones” llegó a las manos de los políticos y economistas proporcionando el código del comportamiento económico que sirvió a Gran Bretaña durante ” persuadió a su propia generación y gobernó a las siguientes”

El enfoque liberal smithiano, centra la utilidad  del capital para mantener la producción en una sociedad  entendida como causa y de la mejora de la oferta, del consumo con mayores ingresos por vía del salario.

Tuvo grandes detractores:  como Malthus, David Ricardo y Calor Marx.

Thomas Malthus, se refiere a las consecuencias previstas en su teoría demográfica, en la que se preveía un aumento exponencial en la población junto con un aumento en progresión aritmética de la producción de alimentos que originaria una pobreza mundial de subsistencia que podría desembocar en una extinción de la especie humana y que Malthus pronosticó para el año 1880.

Aunque la previsión falló, el término Catástrofe malthusiana se sigue utilizando para describir situaciones críticas que pueden hacer inviable o muy dificultosa la supervivencia de la población humana,  si persiste su crecimiento.

David Ricardo: Renta de la tierra y factores decrecientes.

Ricardo dedicó atención al tema de la tierra. En esa época en Inglaterra, los propietarios no explotaban directamente sus tierras, en la mayoría de las ocasiones sino que las arrendaban.

La tesis que mantuvo es que la renta de la tierra es debida a la diferente fertilidad de la misma y a la ley de los rendimientos decrecientes. Según Ricardo cuando la población es baja con respecto a las tierras disponibles, solo serán cultivadas las mejores, no existiendo por tanto renta, ya que nadie estaría dispuesto a pagarla mientras existan otras igualmente buenas y no ocupadas. Lo mismo sucedería de no existir la ley de los rendimientos decrecientes, ya que si al aplicar mayor cantidad de trabajo y capital a una misma tierra, se obtiene de ella rendimientos proporcionales, solo se cultivarían las más fértiles y por lo tanto no habría renta.

Carlos Marx, expuso en sus teorías socialistas, su enfoque con tendencia de protección al débil:  En una sociedad, donde el capital en su relación social, es precedido y retroalimentado por una institucionalizada imposibilidad de sobrevivir sin relacionarse y someterse con los propietarios de un mayor capital físico mediante el intercambio de trabajo por un salario.

LA DISCREPANCIA SOBRE LAS RAZONES Y PREDOMINIO DE ESTAS TEORIAS, DIVIDE A LAS IDEOLOGÍAS POLÍTICAS MODERNAS, TRAS ENFRENTAMIENTOS Y DURAS GUERRAS.

Si bien el capitalismo encuentra su fundador en las relaciones productivas de la sociedad, la obra LA RIQUEZA DE LAS NACIONES, concedió a Adam Smith el título de fundador del capitalismo.