PAPIRO, ANTIGUA BASE DE ESCRITURA



Papiro  es el nombre que recibe el soporte de escritura elaborado a partir de una planta acuática, también denominada papiro, muy común en Egipto en el curso fluvial del Nilo. 

Etimológicamente, la palabra papiro proviene de un  término latín y griego, tomada del término egipcio antiguo per-peraâ, que significa “flor del rey”, pues su elaboración era monopolio del rey, este vocablo dio nombre al papel.

 

Empleado en la fabricación de diversos,  siendo su principal utilización la elaboración del soporte de manuscritos en la antigüedad. El fragmento más antiguo de papiro se descubrió en la tumba de faraón Hemaka en la necrópolis Saggara, aunque lo escrito sobre el se ha perdido.

El uso del papiro fue universal hasta la época de Alejandro Magno y declino cuando el imperio egipcio decayó desde el siglo V y desapareció en el XI, las bibliotecas europeas, conservan algunos ejemplares manuscrito con papiro.

Se elaboraba partiendo del tallo de la planta, se cortaba en tiras finas y tras ponerlas en remojo durante dos semanas, y se prensaban con un rodillo, para eliminar el agua y parte; luego se disponían las láminas horizontal y verticalmente, y se volvía a prensar, dejándola secar para que la savia actuase como adhesivo; se terminaba frotando suavemente con una concha, quedando dispuesto para su uso. La unidad de medida del papiro era la plagula (hoja), unas 20 hojas se se pegaban entre sí,  para alcanzar un largo de cinco metros.  medio total de 5 metros. Excepcionalmente podian llegar a 40 metros. 

Las inscripciones se realizaban en la cara del papiro que tenía dispuestas las tiras horizontalmente: el anverso. En la otra cara (el reverso) raramente se escribía, por ser muy caro, si lo que estaba escrito perdía interés, era borrado y vuelto a utilizar.

Con el papiro sagrado se elaboraban las barcas de los dioses del Antiguo Egipto. La planta de papiro tenía una función religiosa surgida en épocas antiguas, representaba en los templos al sagrado Nilo, era portada en las procesiones, donde simbolizaba el renacimiento y la regeneración del Mundo.

Con la planta en la época antigua se fabricaban objetos de cestería, sandalias, calzones, cuerdas, e incluso embarcaciones.

Según el historiador Plinio el Viejo se clasificaban ocho clases de papiros:

  1. Emporíticos: los de inferior calidad, utilizados como papel de envolver.
  2. Taeneóticos: los de mala calidad.
  3. Saíticos: los de baja calidad, elaborados con materiales sobrantes. Se producía en ciudad de Sais.
  4. Anfiteátricos: los de media calidad. Se elaboraban en el anfiteatro de Alejandría.
  5. Janianos: los de buena calidad. Fabricados por Jannio Palemon
  6. Livios: los de muy buena calidad.
  7. Augusticos: los de alta calidad. Producción destinada al emperador Augusto
  8. Hieráticos o regios: los de más alta calidad, sólo utilizados para textos sagrados.

A los papiros se les asigna además un número, para facilitar su identificación en las labores de clasificación.

Toda esta gran industria quedo obsoleta y dejo de utilizarse con el pergamino, pieles de animales que vinieron a sustituir al papiro vegetal.

2 comentarios en “PAPIRO, ANTIGUA BASE DE ESCRITURA

  1. Tanto el Papiro como el pergamino son soportes de escritura antiguos que aún hoy día se pueden utilizar. El hecho de escribir, pintar o dibujar sobre un “papel” tan rústico es algo que nadie debería perderse. Si queréis probar alguno de estos materiales e incluso utilizar una pluma auténtica de ave o de caña no os perdáis esta página tan interesante: http://www.der-roemer-shop.de
    ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s