El BAOBAB, ARBOL SAGRADO AFRICANO Y SIMBOLO DE SENEGAL.


 

BAOBAB

BAOBAB

El Baobab árbol sagrado de poblaciones africanas y símbolo de SENEGAL

En varias culturas, los pueblos han adorado y adoran a  los árboles y bosques que estiman sagrados; también los bosques se han considerado llenos de misterios, las espesuras forestales, y las nieblas que oscurecen a menudo y que ofrecen paisajes oscuros y tristes dando la impresión de estar habitadas por animales o seres  extraños, espíritus y brujos que atemorizan  a los habitantes. Los pueblos han adorado siempre los árboles en las religiones pre-monoteístas, lo confirman los escritos de numerosos clásicos griegos y sumerios, consideraban los árboles como los primeros templos de los dioses, y los bosques sagrados como sus primeros lugares de culto, donde las poderosas fuerzas de la naturaleza inspiraban la imaginación de los seres humanos. De estos bosques sagrados es de donde los sanadores tradicionales nativos toman sus hierbas.

El uso pagano de los árboles y los bosques para la adoración se menciona en la Biblia: «… todos los lugares donde los pueblos… han dado culto a sus dioses, en las altas montañas, en las colinas y bajo todo árbol frondoso.   Deuteronomio, 12:    «El rey Ajaz… ofrecía sacrificios y quemaba incienso… bajo todo árbol frondoso.» II Crónicas, 28:4

Las creencias acerca de lo sagrado y místico están íntimamente vinculadas a los valores de distintos grupos de población, que son atribuidos a cada árbol o familia de árboles, tienen origen en la observación, las experiencias, y relaciones  con  los elementos de la naturaleza, el más frecuente el agua, los frutos que como son de producción natural se consideran regalo de dioses. Otros factores  vinculantes, pueden ser las flores, el viento dominante, la situación,  apariencia de su follaje, las ramas y las hojas. De lo “sagrado” emana energía que influye en los humanos mediante sus fuerzas ocultas.

Árboles y bosques sagrados existen o han existido en todos los rincones del mundo, aunque sus interpretaciones sobre sus significados son muy diferentes, un árbol puede marcar el lugar que un antecesor descanso en un momento de una batalla reivindicativa, que sirve de refugio a animales imaginarios, donde un virtuoso santón dormía bajo sus ramas, o bien donde descansan los espíritus de antepasados. Muchos árboles son impresionantes por su enormidad entre los mayores seres vivientes, brotando del terreno y proyectándose a lo alto, los árboles han sido reverenciados como un vínculo entre el cielo y la tierra, otros tiene una edad que se pierde en el conocimiento de los tiempos, ya que son miles de años los que viven. También la utilidad de ofrecer frutas constantemente, era algo mágico o divino que inducia a la  adoración.  

Los fundadores de los poblados escogían el emplazamiento, tras una observación del terreno considerando los árboles como portadores de bienestar, así como la presencia de agua y huellas de animales. La consideración de árboles y bosques sagrados en algunas áreas del planeta, ha sido un valor defensivo de las reservas forestales de los países, los nativos se han opuesto a las autoridades y a los explotantes, en ocasiones de forma agresiva, con participación de guerreros que defendían los  bosques sagrados.

Escudo de Senegal

Escudo de Senegal

La República de Senegal tiene en su escudo dos partes, una incluye un león rampante, el signo del grupo étnico Nordeste-Sudán, de donde provienen la gran mayoría de los senegaleses. El Rey era entonces: Rey, León, Sol y Dios. En la parte derecha aparece este árbol de la flora Senegalesa.

Un grupo de Baobabs marca el lugar donde se estableció una antigua aldea. Desde hace siglos es utilizado como lugar en que se reúnen las comunidades de África, y a su alrededor se toman decisiones importantes, es símbolo de resistencia, tolerancia, vida comunitaria y longevidad, valorado como manifestación de vitalidad, y dotado de propiedades mágicas. Se le pide nos favorezca en todas aquellas cosas que ocurren en nuestra vida. 

Baobab es el nombre de un género de árboles, (Adansonia,) que ofrece ocho especies similares, se le conoce como árbol botella y en algunas zonas se le llama pan del mono. Es un árbol leñoso de madera blanda. Habita con preferencia en áreas semiáridas al sur del desierto del Sahara, aunque se les ve en todo el continente africano. El baobab se distingue por su estatura y la apariencia de árbol que crece “desde arriba hacia abajo”

El tronco puede alcanzar los cuarenta metros de circunferencia, pero no crece más de 25 metros. Los Baobabs adoptan la forma de botella a partir dlos 200 años, que es su etapa de madurez. En buenas condiciones, sobre suelo arenoso, con un clima templado y lluvia regulares, puede vivir hasta 1000 años, y se habla de ejemplares que han alcanzado los cuatro mil años. Algunos Baobabs se ahuecan en la madurez y se convierten en grandes depósitos almacenando más de seis mil litros de agua.

Fruto del baobab y productos elabordos

Fruto del baobab y productos elaborados

Todas las especies dan frutos al final de la estación seca o principios de la húmeda que son parecidos a un melón pequeño, los frutos son comestibles y la pulpa se utiliza para la elaboración de bebidas ricas en vitaminas B1 y C, del fruto hervido las africanas obtienen una salsa. La pulpa del fruto se come fresca y de la semilla se extrae un aceite para cocinar,  las cabras sienten predilección por comerlos. 

La corteza, de un tono gris rojizo, y que en el árbol adulto tiene de 10 a 15 cm. de grosor, da una fibra tan utilizada que no queda ningún árbol del que no se haya extraído a una altura de dos metros para hacer tejidos, ya que se regenera fácilmente, La corteza del baobab proporciona fibra para la ropa,  como en la indumentaria de los nativos las falda como con un tipo de cuerdas, son de baobab,  con esta fibra hacen lazos para utilizar en la caza, les sirve de combustible, en infusión se utiliza por la medicina tradicional por sus propiedades febrífugas (antitérmico).

Las hojas del baobab brotan en la época de las lluvias, se usan cocidas para el consumo humano, y sirven también de pasto para el ganado. Los brotes tiernos y las raíces de los ejemplares jóvenes se comen como si fueran espárragos. La  madera es fibrosa que no se comercializa, ni los árboles se tala.

Si visitas África y al pie de árboles solitarios y más grandes de Baobab  encuentras comida o algún objeto, no debes tocarlo, los nativos con frecuencia depositan a los pies de este árbol, diferentes ofrendas ofrecidas a los espíritus y que deben respetarse, si tu les molestas, te molestaran a ti y no tendrás un viaje ni cómodo ni feliz.

Cuando estés en el bello pais de Senegal, sentirás el recuerdo que siente el pueblo por aquellos que partieron desde estás tierras forzados como esclavos a otros mundos.

El  poeta senegalés David Diop lanza el grito de la libertad del continente negro a través de poema “Afrique mon Afrique”  de su poemario Coups de pilon; con este poema lírico, Diop transporta al lector a un continente vasto, lleno de maravillas, mas deteriorado y humillado por el Colonizador:

“África mía”  Majazos. París,

Présence Africaine, 1956.

 África

África mía

África de los orgullosos guerreros en la sabanas ancestrales

[…]

Nunca te conocí

Mas llena de tu sangre está la mirada

Por entre los bosques derramada tu sangre limpia y negra

La sangre de tu sudor

El sudor de tu trabajo

El trabajo de la esclavitud

La esclavitud de tus hijos

El sudor de tu trabajo

Dime África

Eres tú entonces aquella espalda que se dobla

Y se dobla bajo el peso de la humildad

Aquella espalda que tiembla con cicatrices rojas

Quien dice sí a los azotes en las carreteras del cenit

Entonces un voz me contestó gravemente[…]

Es África tuya que rechaza

Que rechaza paciente y obstinamente

Y cuyos frutos están teniendo

El sabor amargo de la libertad.

 

Anuncios

6 comentarios en “El BAOBAB, ARBOL SAGRADO AFRICANO Y SIMBOLO DE SENEGAL.

  1. Tuve la oportunidad de visitar Dakar por dos días.
    No tuve demasiado tiempo para conocer todo lo interesante de la ciudad.
    Mi paseo al lago rosa y la reserva Nikolo-Koba fue muy interesante.
    Son impresionantes los Baobabs y me gustó el agua que hacen con su fruto.
    Sería muy interesante plantar un baobab en México y ver si se adapta.
    Lástima que es dificil regresar a Senegal.

  2. Hola Alejandro, yo he cultivado Baobabs aqui en Mexico y crecen bastante bien (en GDL) pero se de alguien en Cancun que tambien tiene algunos desde hace 7 años.
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s