EL FUTURO DE ESPAÑA


 En plena crisis mundial, donde España esta implicada por los excesos de la construcción, donde se han unido la ambición de las constructoras con el deseo exagerado de beneficios de los bancos que han relajado relajando las precauciones, y ahora con el incremento del paro se ha creado una situación de impagos,  que arruinan a las familias.

Esta situación se ve enrarecida por los enfrentamientos de los partidos con sus formulas enfrentadas para evadir la crisis e intentar salir de tal  encrucijada. La población esta asustada y preocupada de si podrán mantenerse las pensiones,  la juventud aterrada al no encontrar trabajo, piensa en lo peor: en ser eternamente parado y en todo caso tener que emigrar para poder tener un empleo renumerado. Los comerciantes acongojados el consumo interior anda disminuido, sube la competencia en precios, se opera con descuentos y los beneficios son pequeños…, cuando existen.

Los fabricantes están acobardados y temerosos ante el potencial chino de producción a escala mundial, un extraño caso político – económico de una país comunista donde sus empresarios capitalistas amontonan riquezas,  mientras que su población vive y trabaja en un país rico como trabajadores sin derechos,  que llevará a producir convulsiones políticas, enfrentamientos sociales y con desintegración de las estructuras actuales.

Este desencanto produce resignación, incapacidad de reacción, y de creación, mientras que los inversores apuestan por los bancos por su rentabilidad, entidades en gran parte responsables y a los que el Estado ayuda con los impuestos de los ciudadanos perjudicados.

El futuro de nuestro país, en un mundo globalizado estará unido a la situación social de nuestro planeta, igual que la mala situación producida por la crisis actual en España es hoy mejor que lo fue hace veinte años, se espera que el mundo seguirá siendo mejor en los próximos años, la riqueza del mundo seguirá creciendo y su reparto más justo,  se  habrán reducido las dictaduras y la opresión de mandatarios a sus pueblos, aumentaran las libertades el nivel de vida y el bienestar de la humanidad, y en este conglomerado de posiciones España y sus ciudadanos con su capital humano participara activamente.  La esperanza debe ser ayuda al motor de reactivación.

Solo ensombrecerá la paz mundial, la exigencia de países teocráticos que pretende arrastrar a su ideología  religiosa fundamentalista a los países occidentales hoy secularizados.  Conflicto sin salida pacifica si no evolucionan los  estados y los propios ciudadanos subyugados por los gobiernos citados y sus  coacciones medievales. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s