una visión del mundo desde la neocultura.


Pensadores, filósofos, sociólogos y científicos coinciden en señalar que nos encontramos ante un nuevo ciclo que ayudara a cambiar nuestra visión del mundo y de nosotros mismos. Las ciencias del Cerebro “Neurociencias” han proporcionado en pocos años nuevos conocimientos acerca de cómo somos en el mundo y como cambiamos de forma permanente y constante.

El cerebro es un órgano producto de millones de años de evolución, consecuencia de procesos azarosos, de mutaciones de genes, y determinismo ambiental. En todo ese proceso han ocurrido muchas cosas que desconocemos pero sobre las que empezamos a tener ligeros atisbos. Si la historia de mamíferos data de doscientos millones de años, y en ese tiempo han tenido lugar tímidas evoluciones de su cerebro. ¿Qué ocurrió en solo tres millones de años para que el cerebro haya pasado de un kilo a kilo y medio?. Lo que si sabemos es que aquello le condujo a la supervivencia. Es decir el objetivo del cerebro es la supervivencia de la especie. En cien mil años el hombre se ha encontrado con un cerebro tan enorme que ya no le ha servido para la supervivencia sino que se ha dado cuenta de los mecanismos que le han permitido ver el conocimiento era posible. Ese cerebro ya no ha tenido que pensar en como cazar a la gacela, y se ha dado cuenta de que si la mete en un corral ahorra energía. Es decir piensa. Maneja la abstracción, ese seria el principio del conocimiento.

Desconocemos, la intimidad de cómo trabaja ese cerebro y eso es lo que estudia la neurociencia actual, más allá de eso no hay dada, incluso la realidad cotidiana, lo que creemos sólido como realidad, esta creado por nuestro cerebro, un órgano que funciona por códigos que hemos adquirido en este proceso evolutivo.

Desde que nacemos e interactuamos con el entorno estamos cambiando continuamente porque el cerebro es plástico y adsorbe información del entorno. El yo es un proceso en continua evolución: Somos  diferentes  a lo que éramos ayer.

El empeño de la ciencia actual es añadir piezas a una hipótesis, que de coherencia a la unificación del conocimiento sobre el hombre y su mundo. Se trata de estudiar el cerebro desde diferentes niveles: Desde los genes a las proteínas, circuitos hormonales, regiones cerebrales especificas, para elaborar una teoría que unifique el conocimiento. Las ciencias del hombre son como una especie de Torre de Babel, con mucha gente trabajando en distintos lenguajes, sin entenderse unos con otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s