LA DAMA DEL ARMIÑO ÓLEO SOBRE TABLA DE LEONARDO DA VINCI.


Un pequeño cuadro tiene revolucionado a los amantes del arte porque llega a España desde Polonia de un pequeño cuadro de 54 x 39 cms, óleo sobre tabla pintado por el italiano Leonardo da Vinci, genio del renacimiento. No siempre SE CREYÓ  de esta manera, El retrato fue tan retocado en épocas posteriores que llegó a dudarse de la intervención de Leonardo en el mismo solo a finales del siglo XVIII se aceptó su atribución a Leonardo.

La identidad de la joven, se ha fijado en una de las amantes de Ludovico Sforza, Duque de Milán.  El cuadro fue requisado por el rey de Francia, en la conquista de Milán.  Durante la Revolución Francesa su destino fue el príncipe Czartoryska, Después de estar escondido en los subterráneos de un castillo, el cuadro fue encontrado en 1939 fue tomado por los soldados nazis que habían invadido Polonia y lo enviaron al museo del Kaiser Friedrich en Berlín,  En el 1940 Hans Frank, general del gobierno de Polonia, demandó que se restituyera a la villa de Cracovia, Al final de la segunda guerra mundial,  las tropas aliadas descubrieron la pintura en la mansión de FranK en Baviera. Cuando fue recuperado tenía en un ángulo la huella de un talón. Fue devuelto a Polonia y actualmente se expone en el Museo Czartoryski de Cracovia.

Se trata de Cecilia Gallerani, la joven aparece retratada con un armiño en los brazos y se trata de una alusión al nombre de la muchacha, puesto que armiño en griego se pronuncia “galé”. El fondo no debía de ser negro en origen, sino que posiblemente tuviera elementos paisajísticos. Destaca, por otro lado, la desproporción existente entre la mano y el rostro de la muchacha, una mano estilizada y elegante que acentúa el porte regio de la modelo.

Leonardo, pinto además a tres mujeres: La Gioconda, Ginvra de Vinci  y la Belle Ferronière. A pesar de ciertos daños  (una puerta en el fondo fue pintada, un velo transparente sobre la cabeza del modelo se ha vuelto un peinado extravagante y varios dedos repintados groseramente), se encuentra en mejores condiciones que otras pinturas de Leonardo.

La joven y bella  Cecilia tenia diecisiete años, interpretaba música y escribía poesía. Era apreciada, por su belleza, por su talento e inteligencia.

Se han dado numerosas interpretaciones a la presencia del animal. Los armiños se asociaban con la aristocracia, y la relación de Cecilia con este símbolo puede haber sido intencionado. Era considerando símbolo de pureza por su pelo blanco; y representaba algunas virtudes como el equilibrio y la tranquilidad, de manera que intencionadamente Leonardo estaría transfiriendo esas virtudes a Cecilia Gallerani,

Esta obra muestra la habilidad de da Vinci al pintar la forma humana. La mano extendida de Cecilia fue pintada con gran detalle. Da Vinci pinta el contorno de cada uña, cada arruga de los nudillos, incluso la flexión del tendón en el dedo doblado.

La historia del cuadro, nos habla de época donde tener  o ser amante era una circunstancia social admitida,  narra las ambiciones de guerra, de saqueos del poder con las armas.

Ahora es transportada bajo control de temperatura y humedad, en permanente vigilancia, sigue siendo objeto de codicia.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s