EL INICIO DE LA CIENCIA MÉDICA EN MESOPOTAMIA


Desde hace cinco mi años, en Mesopotamia, la curación de las enfermedades  era un proceso originado por un poder sobrenatural y que podria resolverse mediante oraciones rezos sacrificios y  ofrendas, un exorcista hacia practicas para conjurar el enfado de los dioses y  el mal de demonios, los curanderos además recetaban tratamientos farmacológicos con extrañas mezclas  en ocasiones ineficaces e inofensivas o productos dañinos al organismo.

La observación fue ofreciendo pautas a los curanderos para lograr eficacia, como muestra el escrito que dirigió el rey Zimri – Lym a su esposa preferida en el harén de palacio:  Nanname se encuentra gravemente enferma,  debes separarla y que nadie beba de su vaso personal, ni se siente en sus sillones o se tienda en su lecho y que no reciba a gente, su enfermedad es contagiosa.  Era un aislamiento preventivo, que más tarde se denomino cuarentena.

Los avances y descubrimientos médicos se relacionaban en textos que prueban el interes que el tema despertaba en la sociedad, entre los manuales habia anotaciones sobre diagnosticos y pronosticos, si la colin vertebral es amarilla será una enfermedad larga, si fuera negra morira.  En todos los casos la causa de los males residen en los pecados de los hombres y son los demonios los encargados de ejecutarlos.

La profesión de curandero-medico era de alto riesgo como demuestra el contenido del Código de Hammurabi, compilado por el que era rey de Babylonia hacia el año de 1752 a.C. que recoge formulas para mejorar los enfermos de ictericia mediante regaliz disuelto en leche, otras sentencias condena las malas praxis y los resultados de las intervenciones o tratamientos inadecuados: Si un médico ha realizado una intervención ocular  y el enfermo ha perdido el ojo, al médico se le amputara la mano.   Bajo estas condiciones no es extraño que en el siglo V a.C. el historiador Herodoto, afirmaba que en Babilonia, no existian médicos.

Habia dos tipos de especialistas, el asu que era quien diagnosticaba y prescribría  los tratamientos y el ashipu mago y exorcista al que se le atribuia el poder de curar las presuntas ofensas a las divinidades, mediante conjuros y rituales. Intervenian en la curación adivinadores que diagnosticaban mediante la lectura de las entrañas de animales, y de los signos o símbolos del cielo.

No tuvieron el mismo reconocimiento social, el asu tuvo mayor protagonismo al principio, hasta que el asipu tuvo mayor revelancia, y por último ambas se fundierón.  Las mujeres participaban en ginecologia.

Los productos utilizados como medicamentos, eran procedentes del mundo mineral donde se utilizaba la sal y el salitre, de animales  serpientes, tortugas, grasas, sangre y huesos, y la mayor parte era de procedencia vegetal,  plantas como tomillo y mirto, de arboles como sauce, peral, higuera y palma datilera de los cuales se empleaban hojas, raices, semillas, frutos y resinas, que se preparaban mediante previo lavado, se trituraban y se disolvían en liquidos y la administración era por via oral, por apliación sobre la piel en forma de pomadas ó cremas;   por inhalación, además de enemas.

Para cada enfermedad existia métodos y oraciones, como:

Para el dolor de muelas: A una rana viva, se le sacan las tripas y se cuecen a intenso fuego,  un trozo se pone sobre la pieza dañada.

 

Para inflamaciones biliares: Bilis tu que salido de mi mismo, seas estrellada como una vasija, apagate como el fuego, como el fuego de hierbajos.  El medico tomara un puñado de sal, recitara el conjuro y pondrá la sal en la boca del enfermo. Al poco el paciente expulsara su mal expulsando aires por via anal.

 

Contra un demonio femenino que castigaba a niños con todo tipo de enfermedades:  Lamashtu, hija de Anu… levanta el vuelo, alejate de este niño, hijo de su dios protector. Te conjuro en nombre de los grandes dioses del cielo y la tierra, ¡¡ ay de ti como vuelvas a molestar a este niño!!

 

Curar era eliminar los sintomas que hacian infeliz al ser humano  y se les daba tratamientos para liberar al enfermo de sus dolencias. La muerte era un destino del que no se podia eludir.

Y curaban, ¡si!, las plantas tienen efectos preventivos y curativos,  y según se ha demostrado las investigaciones, los enfermos pueden curarse cuando se les da cualquier medicamento o substancia, según indican los resultados con tratamientos mediante placebos.  (pastillas inofensivas de aspecto tamaño y color de un medicamento real)

Fuente: Sociedad y cultura en la antigua Mesopotamia. J. Klima, de Akal, Madrid 1995.

Un comentario en “EL INICIO DE LA CIENCIA MÉDICA EN MESOPOTAMIA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s