TEOTIHUACAN Y SU DECADENCIA COMO CIUDAD.


Hacia el año 700, de nuestra era comenzó su decadencia, por motivos climáticos  la población emigro y sus habitantes se fueron reduciendo progresivamente,  hasta el siglo VIII y aunque el valle no fue abandonado nunca, mas su abandono provoco su total destrucción.

En tal desastre, influyó el uso abusivo del entorno, con la tala indiscriminada y posterior quema de árboles que rodeaban la región, cuando Teotihuacan declinó, otros centros que dependían cultural y comercialmente de ella llegaron también rápidamente al ocaso, como le ocurrió a la civilización maya. Con la salida de los grupos portadores de la cultura teotihuacana, en la cuenca de México se observa un reacomodo demográfico y la difusión cultural en áreas del entorno.

La ciudad de Teotihuacan creció en torno a un plan urbano estructurado en torno a dos ejes axiales. La calzada de los muertos de norte a sur,  mientras que hay otra avenida la cruza de este a Oeste, el río San Juan fue desviado de su curso natural para que atravesara perpendicularmente la calzada de los Muertos.

La planificación urbana de Teotihuacan adquirirlo su forma definitiva alrededor del siglo III de la era cristiana, cuando ya se habían construido parte  de la Pirámide de la Luna, La Ciudadela y la Pirámide del Sol.

La calzada de los Muertos es una amplia vía que atravesaba la ciudad. Comienza en la plaza frente a la pirámide de la Luna y se prolonga dos kilómetros hacia el sur. En torno a esa gran avenida se encuentran los más importantes conjuntos monumentales de la ciudad, dedicados principalmente a las actividades religiosas. Entre otros, se encuentran sobre la calzada de los Muertos:  la Pirámide del Sol, el Templo de lo animales Mitológicos y el Templo de Quetzlcoatl  dedicadas a culto, y era el barrio residencial destinados a la élite social de la ciudad incluidos palacios en las inmediaciones los complejos residenciales destinados a la élite. En torno a la zona central se organizaban los barrios donde vivían los estratos bajos de la sociedad, los trabajadores agrícolas y artesanos, comerciantes y extranjeros.

 Teotihuacan contaba con un sistema de servicios urbanos muy adelantado. Destaca el sistema de manejo del agua, tanto de aquélla destinada al consumo cotidiano como de las aguas residuales. La ciudad contó con una gran red de alcantarillas que contribuyó a sanear el ambiente de la urbe y sus decenas de miles de habitantes.

Las formas construcciones de Teotihuacan están organizadas de tal manera que ofrecen puntos de observación astronómica, que convierten a la ciudad en un gran observatorio relacionado con el culto de las fechas notables en el calendario teotihuacano.

La calzada de los Muertos o Miccaohtli constituye el eje norte-sur de la ciudad de Teotihuacan. Este eje comienza en la plaza de la Luna, recinto arquitectónico y se prolonga hacia el sur con la Ciudadela,  un conjunto arquitectónico situado en las inmediaciones del cauce del río San Juan.  La anchura de esta gran vía es de 40 metros.

A lo largo de la calle se encuentran los edificios más importantes destinados a templos, palacios y casas de personajes de altura. Allí están, además de las dos grandes pirámides, la Casa del Sacerdote, el palacio de Quetzalpapalotl,  el palacio de los Jaguares, la estructura de las caracolas emplumadas, el templo de Quetzlcoatl, la ciudadela y muchas edificaciones más que en su día fueron de gran belleza. En uno de los aposentos se descubrieron pisos construidos con dos capas de láminas de un compuesto de minerales de hierro, calcio y magnesio llamado mica,  de 6 cm de espesor, que fueron cubiertas más tarde con tezontle, una roca volcánica roja por ser bióxido de hierro.

Tienen un núcleo hecho de adobe. Después fueron revestidos de estuco y de piedra y añadieron un friso adornado con relieves geométricos se construyeron como basamento de un templo que se hallaba en la plataforma. Los españoles que llegaron en el Siglo XVI, todavía alcanzaron a ver representaciones del Sol y de la Luna, considerados como dioses. Eran de piedra recubierta de oro y que el Sol tenía un hueco en el pecho y en ese hueco se hallaba la imagen del planeta hecha también de oro finísimo. También cuentan que llegaron a ver la plataforma de más de 2.000 pirámides secundarias, todas ellas alrededor de las dos importantes del Sol y de la Luna.

Anuncios

4 comentarios en “TEOTIHUACAN Y SU DECADENCIA COMO CIUDAD.

  1. hermosas construcciones del hombre son ejemplo de lo grande que es el ser humano al mantenerlas en buen estado , una cultura milenaria que nos dejo su legado que bien por los mexicanos que nos dan lecciones al mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s