LA MALDAD DE LOS CELOS.


Triste es la situación de la persona que siente celos injustificados, como proceso de una alteración mental que surge cuando alguien o algo interfiere o cree que interviene en la estimación o amor de la persona que tu quieres para ti. El estado emocional que resulta lo puede dominar en su pensamiento la victima,  o puede desarrollarse una reacción agresiva con tendencias vengativas, o de dolor pasajero o profundo, con comportamiento pasivo, resignado, apesadumbrado que puede compadecerse y atentar contra uno mismo.

En épocas pasadas,  no tan lejanas, puesto que hacemos referencia a hace cincuenta años.  la Ley, era comprensiva con el marido engañado, quien descubierto el engaño si obraba con violencia extrema con alguno de ellos y se podía justificar que había motivos de infidelidad de la mujer, la justicia era normalmente suave con el hombre y su respuesta violenta ante el engaño. En el caso de la mujer que era la engañada, o bien se resignaba en amargura o se enfrentaba al engaño intentando arrancarle el moño a la intrusa.

 

Uno de los casos que conocí más de cerca porque le serví a la presunta victima como consejero no profesional, era el de un hombre que vivía con sus hermanas solteras, el caballero tenia esposa y una hija, un día su señora se acerco a la tienda y sucedió que unas vecinas que entraron a comprar, vieron espantadas como el tendero tenia en sus brazos a su clienta. Ella tenia una media rota. Ella siempre dijo que un mareo le hizo perder el equilibrio  y cayó al suelo, la recogió el tendero y la sentó en la trastienda donde tenía unas sillas;  allí le ofreció un vaso de agua mientras la sujetaba para evitar cayera al suelo de nuevo .

Las hermanas del marido sin más averiguaciones intervinieron, pusieron a la cuñada en la calle y a la niña, comentaron que ante los sucesos la paternidad de su hermano estaba en duda. Los vecinos del lugar llamaron al marido “consentidor” sin mas pruebas que las versiones de las vecinas que pudieron hacer presuntamente  de su impresión su propia opinión.

El tendero juro y perjuro que todo era ocasionado por el accidente de la mujer. Siguió viviendo tranquilo con su mujer y sus hijas. Es evidente que si somos testigos de una lipotimia o accidente tenemos la obligación ética y moral de atender, incluso podemos incurrir en el delito de omisión de auxilio.

La esposa “supuesta adultera”, marchó a Madrid con su hija, y tuvo el valor de sacrificarse para proporcionarle una carrera superior a la muchacha.  Vivió sola acompañada de su hija y nunca tuvo en su vida otro hombre, al menos nunca se supo.

El individuo, estaba enfermo, se medicinaba, tenia una depresión de la que no se recuperaba, lloraba como un niño acordándose de su mujer y de su hija, intervine porque el me lo pidió,  para averiguar el domicilio de la mujer, ya que deseaba intentar reconciliarse con especial interés por la niña. Más su miedo era inmenso por la furia de sus hermanas y sufrir las criticas y el ridículo ante sus vecinos, no llegó a hacer el reencuentro.  Un día me pregunto si habría un sistema para que pudiera dejar a su hija su herencia que consistía en tierras de labor, conteste que ante la Ley como estaban separados de hecho pero no divorciados, se podía suponer que los herederos serian la esposa e hija, si se lograse el divorcio seria su hija la única heredera, pero para confirmar llegase sus bienes a la hija como pretendía, debería hacer testamento que seria útil aunque no lo comentase a nadie, podría buscar testigos y hacer testamento ante Notario y con testigos. Lo encauce, desconozco si llego a firmarlo y si la hija tomo posesión de la herencia.

Todo esto es base de la idea de que los celos son originados por inseguridad y que en ocasiones podría ocurrir que se pudiera transmitir información falsa al interesado, incluso hechas con buena fe,  y que aún siendo cierto todos podemos tener una tentación puede tener reparación, porque si al hombre se le permite y perdona una aventura o debilidad en un momento, igual se le ha de perdonar a la mujer.

Es horrible que una mujer pudiera llegar a engañar a un hombre hasta darle un hija que no era suya. Entendía la desavenencia entre las parejas, la separación y el divorcio, hasta una aventura o una debilidad, pero el engaño tan cruel era algo tremendamente injusto, un adulterio en perversidad. Tampoco es comprensible destruir una relación basada en presunciones sin base cierta. Los celos pueden ser reales, en los casos como en esas historietas de humor en que el o ella llega a casa y al entrar en el dormitorio, encuentra  su pareja desnuda y jadeando y unos pies que asoman por bajo de la cama que pertenecen a ser humano, no hay duda posible, será fontanera o masajista quizás repartidor de butano, pero es síntoma reconocido que existen cuernos, aunque digan…..esto no es lo que parece.

El amor según la edad, Los bebes son tranquilizados por algunas niñeras mediante caricias en los genitales (practicas que son prohibidas), los niños desde la infancia ya tienen inquietud en descubrir los secretos del sexo u las diferencias de sus partes sexuales intimas, hay “mirones” de ocho años y niñas de once que acosan a los niños de su edad, hay adultos que están solteros o casados en permanente busca de una aventura y abuelos que en las residencias de ancianos son vigilados por su acoso a las señoras, y existen sexo-adictos cuya dependencia le obliga a acciones que pueden considerarse como aberraciones.

En adultos jóvenes el amor esta dominado por la pasión y en la vejez es el amor el que predomina, ya que las perdidas hormonales hacen destruir pasiones carnales, en todo caso la felicidad reside en el amor en calma, tranquilo sin las presiones de la carne.

Los criterios estarán en relación con las posibilidades y funcionamiento hormonal, parece que los diecisiete años, seria una adecuada  edad para iniciarse y superando los sesenta la de empezar a resignarse.  Aunque nada hay definitivo, en los viejos puede ser eficaz el masaje tranta.

La diferencia de edad no impide,  ni es inconveniente para la felicidad de las parejas, en todo caso una exagerada diferencia puede encerrar intereses ocultos, tales búsqueda económica o la última tendencia, arreglar papeles de residencia.  Son tristes las  peticiones de visado para viajar a España de jóvenes para contraer matrimonio con octogenarios, hasta que lo jueces han intervenido según informan los medio de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s