EL MUNDO SECRETO DE UN CHAMAN EN EL MUNDO YAMINAWA EN PERÚ.


Los chamanes, aplican a sus especialistas categorías, como las que han conocido en los hospitales biomédicos de la ciudad. Así el Ñiumua la más alta categoría del chaman es el equivalente a un doctor,  el Koshuiti es un médico auxiliar , y quienes lo secundan en sus sesiones de cantos e ingestión de ayahuasca son los enfermeros.

 

En casos muy próximos al Yaminawa está el Kaxinawa, un chamanismo muy extendido que se actualiza por el poder de los espíritus, que del propio interesado, Es la enfermedad la que obliga al enfermo,  a iniciar y perfeccionar un trato con los espíritus, que maléfico en primera instancia puede convertirse en fuente de curación.

En el caso Yaminawa, la iniciación al chamanismo es un acto voluntario y en cierta manera planificado que sigue a un calculo sobre los beneficios que la vida del chaman puede dar. La iniciación es un proceso largo penoso que reproduce artificialmente la enfermedad espontánea del chamanismo Kasi. Bajo la dirección del chaman iniciador, el aspirante atraviesa un largo periodo de aislamiento social, de abstinencia sexual, y de extremas restricciones alimenticias, toma constantemente ayahuasca y tabaco, aprende los cantos de iniciación, debe superar pruebas atroces, debe absorber chupando con la lengua, la virtud chamánica de una anaconda, capturada y embriagada con ayahuasca, debe romper un avispero con la cabeza, y hacerse picar por las hormigas gigantes de aguijón dolorosísimos. Esos episodios que producen estados de delirio y febriles que van forjando  un cuerpo macerado por las duras condiciones de vida. Pocos llegan a terminar ese proceso, y de hecho hoy pocos lo emprenden, convirtiéndose así en escaso numero de practicantes aspirantes.

 

Si nadie puede ser llamado Ñiumua,  es porque las expectativas depositadas en esta Especialidad difícilmente podría ser correspondida hoy en día, los yaminawa quieren vivir en paz, y los doctores en tiempos pasados tenían capacidades para matar, aceptada en el pasado e ilegitima hoy,  era su labor principal, porque en el pasado no había enfermedades, fueron los blancos que las trajeron, esta es una descripción de los nativos que convierten los nefastos episodios de los conquistadores, en un mito del origen de todos los males.

 

El chamanismo se dedica a la curación y no le está permitida la agresión, la reconversión ha sido difícil, ya que el chaman ha sido capaz de comunicarse con los espíritus, (El yoshi) que dependiendo de su situación puede manifestarse como peligroso identificado con algún fallecido, o puede ser uno de los componentes de la persona que para los nativos tiene tres elementos: yura, el cuerpo físico, diawaka y yoshi o weroyoshi,  espíritu del ojo o de la pupila, que constituye el punto de vista de la persona que marca su vida individual. Y la sombra que permanece siempre junto al cuerpo hasta que se disgrega tras la perdida de la vida del cuerpo a que pertenece.

 

El chaman no tiene que ser un conocedor de hierbas medicinales, aunque en realidad lo sea, lo que el debe saber como chaman, son los caminos y las reglas de transito por el mundo de los yoshi, los modos de encontrar, negociar convencer irse o volver al yoshi, habilidades que sirven indistintamente para curar o matar. Los chamanes indígenas, en los campos religiosos, registran una presencia significativa donde los elementos espiritistas, y catolicismo popular se alían fácilmente a algunos elementos indígenas como el consumo de la ayahuasca, el chamanismo Yaminawwa, aglutina las practicas de los curanderos indígenas y mestizos con agentes religiosos de otras tradiciones y feligreses ligados al mundo urbano. La ayahuasca, conocida por muchos en la alta Amazonía, es el elemento común en la practica chamánica,  curativa o religiosa. Su acción dependiendo de la tradición se sitúa entre la depuración del cuerpo y la producción de visiones.

 

 

Si el chamanismo parece compararse con la medicina, es porque ha confluido con ella en diferentes campos es porque ha confluido con ella en varios sentidos  en muy relevantes campos, el Profesor Calavia narra como en el poblado Yaminawa se desato una epidemia de cólera (a primeros de los años noventa)que tenia muy preocupados a los indios muy vulnerables a las enfermedades de los blancos, El chaman e una sesión de ayahuasca, con ayuda de los espíritus,  comentaba por donde andaba la epidemia y adonde se dirige, Acabada la sesión cada uno llevaba a su casa un poco de chicha “cantada”  (puré de maíz) sobre el que se había salmodiado los cantos chamánicos y un frasco de hipoclorito, que el chaman recomendaba se pusiera unas gotas en el agua para beber.  Con lo que se produce una simbiosis en la forma de curar entre ambas formas de curar.

Fuente: Oscar Calavia, sobre el encuentro de las tradiciones médicas. Univ. Santa Catarina Brasil

 

Anuncios

Un comentario en “EL MUNDO SECRETO DE UN CHAMAN EN EL MUNDO YAMINAWA EN PERÚ.

  1. Tengo el agrado en dirigirme a ustedes, en la opoartunidad de llevar a su conocimiento que estoy interesado en recibir informacion sobre las diferentes plantas que utilizan los chamanas paara curar. Agradezcole la colaboracion necesaria para este fin. Atentamente, Jose R. Garcia s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s