Deberes politicos, cívicos y la responsabilidad humanitaria:



Tendria en aquella época unos ocho años, un bibliotecario de un colegio llamado LA FRATERNAL cercano al lugar en que vivia  junto a un mercado hoy desaparecido,  me entrego un cuento  que debia haberse quemado, por orden de la policia politica, menti para que la persona que me lo entregó no se viera perjucudada, dije me lo encontré en un basurero. Resultaba incomprensible que aquel libro estuviera prohibido, cuando hablaba de justicia, el nombre del libro no lo recuerdo, más si su contenido:

Era la historia de un niño que perdido en los caminos de las ciudades de España, descubria la explotación, los abusos del poder, la corrupción, esto es la malignidad de los seres humanos y su terrible egoismo. Como solución se demandaba la integridad de los jovenes que destruyeran las costumbres perniciosas, el final del cuento era: Porque, porque, porque? hasta cuando, hasta cuando, hasta cuando, hasta cuando? …..y nadie le respondia.

Es un suceso de hace casi setenta años,  recuerdo aquel libro y una de sus viñetas, donde un niño vestido con harapos, circulaba por una calle de grandes edificios,  con los brazos abiertos implorando a la nada y a todo, a lo lejos unos personajes gordos, señoras luciendo collares hasta la rodilla, y caballeros con sombrero y puro. Me impactó aquel contenido de denuncia, y la solución de los ciudadanos, en una esperanza de sueños.

Ha transcurrido casi una vida, la mayor parte vivida bajo un regimen dictatorial de vigilancia policial, despues surgió un amago de libertad y cuando haces balance en el 2011, que hay en realidad?: que los errores no terminan, y que los ciudadanos siguen soportando tanto mal de quienes dicen trabajar para el pueblo y lo hacen para su provecho.  Hoy hay más claridad en divulgación de los hechos, y se descubren:

A gobernantes endiosados en su prepotencia, que somenten a los ciudadanos a sus decisiones caprichosas, cuando su responsabilidad debería ser gobernar, administrar e invertir de forma razonable dando cuentas de ello a la nación,  a su federación, autonomia, región y al pueblo. ¿Como se puede admitir, que los gobernanates gastén cantidades fabulosas, y no presenten cuentas y cuando la oposición exigue se cumpla la Ley no contestan, no responden, por tanto lo ocultan y el pueblo no se inmuta? E incluso hay grupos que quieren votarles de nuevo, lo cual seria como un salvaconducto para seguir haciendolo inpunemente.

Ante la explotación de niñ@s, y mujeres, en desprecio de los derechos humanos, ¿Como es posible que no se conmuevan las conciencias éticas y morales de las naciones y se queden sin intervenir? ¿Y la Iglesia, es correcto ocultarlo?

Los ciudadanos victimas de las guerras, de persecuciones de hambre y de  escasa esperanzas de vida, son los que llegan en pateras a las puertas de Europa. ¿Cuando los devolvemos a la miseria de la que pretenden huir, es justa decisión o es solución egoísta?  Donde estan las creencias dogmaticas que dicen amar al otro? Donde está el humanismo y la justicia social ?

Si los disparates del mundo financiero que originó la crisis de las hipotecas, se palian por los Gobiernos aportando dinero con gran urgencia de las cajas públicas. ¿Por qué no se utilizan idénticas frenéticas decisiones, para ayudar a erradicar el hambre del mundo, la corrupción, las enfermedades y el sufrimiento?

Podemos hacer la lista más larga, y como en el cuento: ¿PORQUÉ Y HASTA CUANDO Continuaran tantos egoismos?

Florián Yubero.

2 comentarios en “Deberes politicos, cívicos y la responsabilidad humanitaria:

  1. Se mire por donde se mire la historia de los humanos, siempre existieron los conceptos y la realidad del bien y del mal, del egoísmo y de la filantropía, quedando claro que los atributos gratuitos de buenos y malos –en ultimo, son reconocidos como los atributos de los equilibrados y racionales, y de los que carecen de equilibrio y raciocinio. No siendo precisamente las creencias religiosas y éticas las eliminadoras de los males, si no aquellos gobiernos que gozan de normal equilibrio emocional.
    Pero esto del raciocinio y la competencia para gobernar, por lo que se ve es cosa muy difícil de lograr, pues se lo atribuyen los gobernantes cuando todo por inercia funciona, y también cuando nada funciona, dando en estos casos la culpa a quienes son sus enemigos.
    Y aunque se pretenda con humanismos dar la solución a la pobreza y a la corrección de la maldad, son precisamente las medidas drásticas – y no el humanismo– las que tales cosas solucionan, dado que por las buenas la humanidad no corrige. Y cuando mencionamos la acepción “drásticas” nos referimos a aquellas medidas que no gustando a nadie solucionan los problemas de todos. Y ¿Quien le pone el cascabel al gato? Imposible, pues los humanos no corregimos.
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

  2. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s