HAITI Y EL INTENTO DE VUELTA DEL DICTADOR.


PAPA DOC EN ENTENDIMIENTO Y PROTEGIDO POR LOS NORTEAMERICANOS

 

Haití uno de los países más pobres del mundo, sumido en la desgracia de un terremoto que destrozo el territorio, con una ciudadanía supersticiosa, que incluso cuando tras el terremoto se desarrollo el cólera hace unos meses por el hacinamiento y falta de higiene, de agua y de medios lo atribuyan a los cascos azules soldados de la ONU.

El primer presidente de Haití, fue Fracoise Duvalier, al que todos le conocían como Papa Doc, dictador vitalicio, que domino Haití, como si fuera propiedad suya, y con mano de hierro entre 1964 y 1971. Cuando murió nadie respiró tranquilo, le tocaba el turno a su hijo Jean Claude, Baby Doc con tan solo 19 años. Esta familia logró amasar una fortuna de cien millones de dólares, enorme en esos tiempos y para el muy pobre pais centroamericano, el expolio a las arcas del país fue enorme, y lo continuo su hijo, esa masa de dinero fue producto de estafa reiteradas al pueblo haitiano, los  Duvalier hacía uso y abuso de información privilegiada, acciones que iban a salir a la venta al mercado, participación forzosa como accionista sin aportación económica de las empresas importantes del país, especialmente extranjeras y llegaban con maletas al Banco Central Haitiano  para llevarse a paraísos fiscales las divisas de los ciudadanos.

Papa Doc murió, si existiera infierno estaría allí eternamente en reunión de todos los dictadores que han robado, han hecho sufrir y asesinando a quienes se oponían a su poder absoluto, en comportamiento de criminales egoístas.

“Baby Doc” Jean Claude Duvalier hijo del fallecido dictador François Duvalier, que le traspaso el poder cuando  tenía solo 19 años, convirtiéndose así en el presidente más joven de toda la era moderna. Fue depuesto 15 años después, en 1986, mediante  un golpe militar. Jean-Claude Duvalier se refugió en Francia con toda su familia.

Ahora, tras veinticinco años de dorado exilio y su confortable posición económica aunque en desprestigio  social este ha regresado con la intención de  para “ayudar a los ciudadanos a salir del círculo vicioso en el que viven”, por eso su portavoz ha anunciado que se presentará como candidato presidencial y exigió que se anulen las elecciones y se realicen unas nuevas.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió que lo procesen por violaciones sistemáticas a los derechos humanos. Ya que el ex dictador enfrenta cuatro denuncias por crímenes de lesa humanidad. A esto se le suma la reclamación  de Amnistía Internacional y human Right Watchs, que exigen a las autoridades haitianas investigar, procesar, sancionar y reparar las violaciones” de derechos fundamentales, cometidas durante su régimen. Duvalier, también conocido como “Baby Doc”, ha sido acusado desde su vuelta al país de delitos de corrupción, torturas y otros crímenes contra la humanidad. Él ha negado su culpabilidad y su abogado ha dicho que planea volver a la política. Solo le faltaría a Haiti, la vuelta de este siniestro personaje para hundir más en la miseria a los haitianos, si es que esto fuera posible.

Otro ex presidente, Jean Bertrand Aristide, de 57 años, publicó una carta en Internet en la que dice que quiere servir a los haitianos como “simple ciudadano” en materia de educación.

Aristide Empezó en política en los años 80 era un joven cura revolucionario, con capacidad de electrizar a los feligreses: conocido en Haití como “Titide”. Sus arengas eran temidas por la dictadura, tanto que los Duvalier, mandaban a sus Tonton Macoutes (policía militar secreta al servicio del dictador) a matarlo, pero nunca lo encontraban.

Tidide se refugiaba en los ranchos miserables de la gente pobre que lo veneraba, pero los esbirros pensaban que se convertía en un perro chico y negro y así dicen los militares que le vieron escapar  de un templo en una de las redadas. El régimen de Duvalier, ordenó entonces matar a todos los perros negros de Haití.

El ex presidente haitiano se dedica a la enseñanza en una universidad de Sudáfrica. En 2004, huyó del país tras desatarse una rebelión violenta. Aristide dijo que había sido “secuestrado” por la comunidad internacional (Debería decir por los norteamericanos)

En la tormentosa historia de la Independencia de Haití, solo brilla la figura de Aristide, el sacerdote salesiano defensor de los desfavorecidos con un discurso humanitario y social se convirtió en 1991, tras décadas de dictaduras, en el primer presidente elegido democráticamente desde la independencia del país en 1804. En 2004, una caótica revuelta de cabecillas rebeldes, y por Estados Unidos y Francia que no deseaban un gobierno social progresista de influencia en Centroamérica. Aristide marchó a un exilio forzoso en Sudáfrica.


Una oportunidad desaprovechada por los haitianos.

Florián

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s