DE CUANDO SE HA DE TENER UNA ÉTICA CONSECUENTE CON LAS CREENCIAS.


La noticia la publicaba en Norte de Castilla y lo reproducían otros periódicos en sus noticias: La niña de catorce años, pasaba mucho tiempo navegando con su ordenador, el padre receloso, decidió conocer con quien se relacionaba, encontró unos mensajes enviados por Tuenty en que el remitente exponía “Estas estupenda y más en esa foto en biquini, tan sexi” , eres un bellezón de chica, estas tremenda…con chicas como tu merece la pena vivir.

El padre encontró que los muy jóvenes tienen derecho a enamorarse y a comunicarse enviando sus mensajes, si bien es cierto que cada edad merece un lenguaje apropiado.  El padre de la niña guardo silencio y siguió en guardia. Hasta que una comunicación posterior le puso en alerta maxima: “Puede que haya un pequeño problemilla, je,je,je, te saco más de diez años” . En efecto eran mas de diez, en total 16,  como tenia  el nombre real en los mensajes, el padre indago y su sorpresa lo solivianto de gran manera y presento denuncia a la Guardia Civil por acoso de un adulto a una menor.  Esto que parece una banalidad tenia un agravante el acosador es un sacerdote destinado a la ciudad de Zaratán, de nombre Oliver Fernández. Que ha sido separado de su cargo y esta pendiente de la justicia religiosa y civil.

Nada tenemos en contra de que una pareja de cualquier edad se enamore, más un ser humano dedicado al servicio divino, que ha hecho promesa de castidad,  no encaja con el comportamiento del sacerdote de referencia.

Claro que una niña de catorce años, no podrá contraer matrimonio sin el permiso paterno, y si toman un atajo anticipado la responsabilidad civil de Oliver ante una menor puede proporcionarle graves consecuencias ante el juez.  Otra solución renunciar a su vida actual, y esperar cuatro años, que no son nada cuando por delante se encuentra una felicidad de por vida, con el consiguiente riesgo de que la niña cambie de criterio, o el mismo, si es que realmente están ilusionados.

Nada opinamos del celibato sacerdotal, porque ese problema no es de nuestra incumbencia, más si realmente este sacerdote, cualquier sacerdote sienta no puede cumplir su promesa tiene posibilidad de cambiar de camino.  Cuando las fuerzas de la naturaleza dominan al cuerpo, se deben tomar medidas de ética. Los casos que conocemos de religiosos que encontraron una mujer en su vida,  con toda dignidad renunciaron a sus hábitos eclesiásticos para tomar a su enamorada en matrimonio.

Aunque los cambios sociales están variando con tanta pasmosa rapidez que los matrimonios de buena voluntad, convencidos los contrayentes, duran en ocasiones solo meses, por lo que una larga espera pudiera parecer que es un desperdicio de tiempo.

Hace muchos años cuando teníamos unos diecisiete años, un amigo intimo, invito a unos conocidos suyos de nuestra edad, un domingo al campo de futbol,  eran estudiantes del Seminario, vimos el partido regresamos dispuestos a tomar unos vinos, cuando cambiamos en repetidas ocasiones de acera, son el propósito de aquellos chicos de ver los escaparates de tres diferentes fotógrafos que nos venian de paso, y que exhibían las grandes fotos nupciales y las de carnet en largas tiras, quede pasmado de con que vocabulario aquellos comentaban el atractivo de las diferentes jóvenes, y de las ilusiones del placer que un contacto podía proporcionar.  Ni yo ni mis amigos habíamos tenido presente que aquello pudiera ser un excitante sexual, desconozco si terminaron sus estudios, si lo hicieron dudosos representantes de dios habrán sido.

Un comentario en “DE CUANDO SE HA DE TENER UNA ÉTICA CONSECUENTE CON LAS CREENCIAS.

  1. Tanto si se es creyente de una creencia o ideología, como si todas estas cosas se niegan, existe una realidad humana de la que nadie escapa. Me refiero al hecho del espíritu de sublimación personal que tenemos los humanos de todo cuanto acontece y nos rodea, pues siempre nos gustaría que triunfara todo lo que de bien vemos. Y por supuesto que también –nos creemos, que de contar con nuestro apoyo lo que consideramos –bueno–, pensamos que aquello triunfa. Ocurriendo cuando la realidad nos llega, que de la misma manera que nos atraen las ideas sociales de utopía, también vivimos nuestra humana realidad, sin que podamos escapar de ella. Siendo lo dicho precisamente muy exagerado en quienes eligen destinos que son contemplados como de máximo ejemplo, sin que ellos sean capaces en su humanidad de realizar dichos esfuerzos. Siendo estos los políticos que hablan y arengan con utopía y –ellos viven con miserable humanidad; los eclesiásticos que hablan y arengan con justicia y castidad y –ellos viven las humanas debilidades; somos todos cuantos de palabra quedamos intachables y –de hecho en nada damos ejemplo. Y por desgracia esa es la eterna humanidad, que en resumidas vive el engaño de querer cambiar una realidad humana, que en natural nunca cambia.

    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s