MISTERIOS Y MAGIAS EN EL ANTIGUO ARTE DE CURAR.


BOTICA DEL MONASTERIO DE SANTO DOMINGO DE SILOS

La Medicina y la Farmacia tuvieron desde la más remota antigüedad connotaciones encerradas en misterios y mágias. El uso de las plantas y drogas curativas fue un aprendizaje largo y cuyo origen se nos presenta, por parte de la Mitología, como un conocimiento sobrenatural  especializado que, en un determinado momento, una deidad concede graciosamente a un elegido.

Diversos mitos de todas las culturas así lo confirman:

  • En Mesopotamia el dios médico era SIN, y en el famoso Código de I-fanimurahi se representa a SHAMA dando al rey una compilación de leyes, y entre ellas están las que regulan el ejercicio de la Medicina.
  • En Egipto el dios encargado de la transmisión de los secretos farmacológicos fue TI-lOT, divinidad intelectual y escriba de los dioses.
  • En China, el hombre sobre el que recayó el privilegio era un rey,  porque los nombres de médicos más antiguos que se conocen corresponden a emperadores.
  • En India donde, según la tradición, BRAHMA, compadecido de los mortales recopiló los conocimientos médicos y los entregó a otros dioses para que, a su vez, los hiciesen llegar a los hombres, recayendo la elección en un rey y un médico.
  • En Grecia HÉCATE es la diosa que conoce el secreto de las plantas, pero el héroe médico por excelencía es ASKLEPIOS, hijo de Apolo y de la mortal Corónide, cuyo culto se estableció en Epidauros. En su templo se desarrolló una verdadera escuela de medicina dirigida por los asklepíades (sacerdotes de Asklepios) que practicaban una auténtica magia, aunque hoy se admite que su actuación preparó el advenimiento de una medicina más científica. El más célebre de sus seguidores fue Hipócrates, con el que entramos en la historia de la Medicina Occidental

Desde el origen en el arte de curar, existe una relación entre la supuesta divinidad y los hombres que curan (aún no se concretan diferencias entre médicos y farmacéuticos) y cómo se va perfilando un lugar en los que se ejerce esta actividad: los templos de Asklepios.

De igual modo, puede vislumbrarse una relación de causa-efecto entre la ingestión de brebajes (infusión o cocimiento de plantas medicinales) o la aplicación de apósitos, acciones que se acompañaban de inútiles letanías, para lograr la curación de los enfermos.

Todo fue creando una tradición secular muy difícil de erradicar, aun cuando la medicína adquiere cada vez con mayor nitidez los perfiles de una ciencia empírica y sus seguidores dejaron de ser sacerdotes para convenirse en profesionales independientes, ya con la modalidad de itinerantes o ya la de establecidos en una ciudad.

A pesar de ello, los enfermos siguieron viendo en el templo una mayor aproximación a los sacerdotes, hipoteticos intermediarios más directos con lo sobrenatural, mediante la formula de solicitar curaciones, solicitadas  aquélla con repetitivos rezos durante la atención al enfermo.

Mas, sea como fuere el ejercicio de la medicina, en el templo o fuera de él, los curadores debían proveerse de ciertas materias / hojas, raíces, semillas, ciertos minerales, aceites/ para cuyo almacenaje y transporte se hacían necesarios recipientes adecuados, como cajas, botes, bolsas, que, aunque elementales y escasos en número al principio, con el tiempo llegaron a constituir notables colecciones, especialmente cuando las profesiones de farmacia y medicina se independizan.

El boticario civil o religioso, se convierte en un profesional establecido con oficina abierta al público en el que se ordena sobre estantes de armarios, anaqueles y vitrinas, todo un ajuar de botes de vidrio, de cerámica, y cajas de madera, en los que guardar los productos simples, necesarios para su trabajo, o los ya elaborados, dispuestos para ser dispensados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s