El fraile franciscano al que llamaban “Doctor Admirable” Rogelio Bacón


Roser Bacón  (Rogelio Bacón). 1214- 1294.  Teólogo, científico y filósofo ingles.    Estudioso de los escritos árabes y las antiguas obras del mundo griego,  fue uno de los primeros pensadores que propusieron el método científico moderno

Los datos de su lugar de nacimiento y la fecha de nacimiento son inciertos. Se atribuye a la familia de Bacon status acomodado, pero durante el reinado de Enrique III de Inglaterra perdieron sus propiedades y varios miembros de la familia fueron desterrados, por problemas políticos.

Roger estudió en Oxford, donde estudio  a Aristóteles a través de los comentaristas árabes, ya que hasta ese momento la filosofía de Aristóteles estaba prohibida, el título Doctor Mirabilis fue póstumo y presuntamente era un titulo honorífico o adoptado pos sus seguidores. En 1241, viajo a estudiar  en la Universidad de París, que entonces era el centro de la vida intelectual de Europa.  Tras completar sus estudios, fue profesor de Artes en esta Universidad, entrando en contacto con ilustres personajes como Alejandro de Hales y Guillermo de Auvernia

En 1247 retornó a Oxford y  siguió estudiando intensamente durante muchos años porque esta dedicación era su pasión, omitiendo por ello parte de la vida social y académica. Del escaso dinero que disponía  los invertía en instrumentos científicos y en libros en aquella época de excesivo coste, ya que eran manuscritos ilustrados que realizaban en los conventos amanuenses, así estuvo más de diez años y este sometimiento le dejo agotado y arruinado. Eligio ingresar a los franciscanos, para desarrollar y divulgar sus conocimientos y conclusiones, en un momento donde las dos grandes órdenes religiosas del momento. Las aptitudes de Bacon fueron reconocidas, y en sus enseñanzas e investigación realizó y describió experimentos  con métodos didácticos.

El entrenamiento científico que Bacon había recibido le mostró los defectos del debate académico existente: Los  Franciscanos y Dominicos, habían empezado a conducir profundizando en la discusión teológica, más ninguno de los profesores aprendió griego y  Aristóteles era conocido solamente a través de malas traducciones, las Sagradas Escrituras eran mal interpretadas. La ciencia física no estaba dirigida por experimentos a la manera aristotélica, sino por argumentos basados en la tradición. Bacon quebranto la rutina escolástica y se hizo devoto del estudio de las lenguas y la investigación experimental.

Respetaba al profesor, Petrus de Maharncuria Picardus, un profundo matemático, presunto autor del tratado: De Magnete, guardado en la Biblioteca Imperial de París. El contraste entre la oscuridad de ese hombre y la fama de la que se beneficiaban los jóvenes doctores despertó la indignación de Bacon. Arremete contra Alejandro de Hales y otro profesor, que,  adquirieron su aprendizaje por enseñar a otros sin aportación ni reflexión propia, y adoptó un tono dogmático, que originó que fuese recibido en París con aplausos, como uno de los grandes pensadores.

Bacon fue siempre fiel a sus opiniones, defendía con pasión las creencias que consideraba  basadas en la verdad y  criticaba atacaba a quienes estaban en desacuerdo, lo que le causó repetidamente grandes problemas.  Cuando en 1256 fue designado Richard de Cornwell, como un nuevo director de la rama científica de la Orden Franciscana, con el que Bacon había estado enfrentado en el pasado. Como consecuencia Bacon fue trasladado a un monasterio en Francia, donde durante cerca de 10 años solo pudo comunicarse con sus colegas intelectuales mediante escritos.

Bacon intercambiaba correspondencia con el cardenal Guy le Gros de Folques, que se interesó por sus ideas y le pidió que escribiese un tratado completo. Bacon, que estaba restringido por la regla de la orden franciscana, que le prohibía publicar trabajos sin un permiso especial, inicialmente dudó. Cuando El cardenal se convirtió en el Papa Clemente IV y  reclamo a Bacon su publicación y que ignorase la prohibición.. Bacon lo hizo,  escribió el libro en secreto y envió su trabajo al Papa era el año 1267,  lo titulo el Opus Maius, y era un tratado sobre las ciencias (Gramática, Lógica, Matemáticas, Física y Filosofía). Otro envío realizó el mismo año “el Opus Minus” (conocido también por Opus Secundum), sumario de los principales pensamientos de su primer trabajo. En 1268, envió su tercer trabajo, el Opus Tertium, al Papa, que murió ese mismo año, aparentemente antes de ver y leer los escritos, aunque Bacon sabía que el trabajo había llegado a Roma.

Cuando se conoció que  Bacon había quebrantado la prohibición de la orden Franciscana  y no tener a su defensor el fallecido Papa, Bacon cayó en desgracia y  mas tarde fue procesado  y   encarcelado por la Orden franciscana en 1278, por acusaciones de brujería al difundir la Alquimia árabe y, sin duda, lo que mas irrito a los religiosos fueron sus protestas por la ignorancia e inmoralidad del clero.

Permaneció en prisión durante diez años, hasta que la intercesión de un noble inglés promovió su liberación.  En La Historia de la Ciencia de David C. Linberg, menciona James Hannam, dice que “su encarcelamiento, si es que ocurrió, que dudo, probablemente fue consecuencia de sus simpatías por el ala radical “de pobreza” de los Franciscanos, una cuestión completamente teológica, más que de cualquiera de las novedades científicas que pudo haber propuesto”.

Bacon murió, sin seguidores distinguidos o discípulos y fue rápidamente olvidado durante mucho tiempo. En sus escritos, pedia la profunda reforma de los estudios teológicos. Proponía poner menos énfasis sobre cuestiones filosóficas menores, como en el Escolasticismo. En su lugar, la Biblia debería volver al centro de atención y los teólogos estudiar las lenguas en que sus fuentes originales fueron escritas. Él entendía varias lenguas y lamentó la deformación del contenido de las Sagradas Escrituras y los trabajos de los filósofos griegos por numerosas malas traducciones y malas interpretaciones. Además urgió a todos los teólogos para estudiar intensamente todas las ciencias y añadirlas al curriculum universitario.

Poseía uno de los intelectos más autorizados de todos los tiempos, hizo muchos descubrimientos y acercó muchos otros. Rechazó el seguimiento ciego de las autoridades precedentes, en el campo teológico y científico.

Roger Bacon es considerado por algunos como el autor del Manuscrito Voynich, debido a sus estudios en los campos de la Alquimia, Astrología y lenguas. También se le atribuye el manual de Alquimia Speculum Alchemiae.

Fue un entusiasta proponente y practicante del Método Experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo. Planeó publicar una enciclopedia completa, pero solo aparecieron fragmentos. Su frase mas famosa fue ´´la matemática es la puerta y la llave de toda ciencia“.


Comentario:

Como organización humana las ordenes religiosas, pueden tener corrientes de opinión entre sus propios miembros,    que producirían enfrentamientos. El excesivo  riguroso control de las organizaciones religiosas medievales, por su conservadurismo y rechazo a los avances científicos dura hasta nuestros días. Toda innovación es rechazada sin análisis o desde una posición de extrema fijación dogmática conservadora, que han llevado a la Iglesia a un desfase entre lo que creen e imparten y la evolucionada vida de la ciencia y de los feligreses, que ante la intolerancia deciden inhibirse de creencias y toman el camino agnóstico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s