ALGUNAS COSTUMBRES DE CIVILIZACIONES EXÓTICAS.


Los nativos de las poblaciones de los bosques americanos y africanos, en su mayoría son muy hospitalarios, si vais de paso, seréis bienvenidos y quizás seréis invitados a estar en sus cabañas, durante el tiempo que queráis, agradecerán narréis historias de vuestra región o país para amenizar las veladas, algunos no tienen conciencia exacta de donde esta Valencia ni España, quizás tampoco de Europa, más esto ya les es mas familiar, los niños si conocen al Real Madrid y al Barcelona.

En la cabaña harán todo lo posible para que estéis cómodos y confortable, seréis bien alimentado aunque el menú puede ser inesperado según la captura: Mono en salsa, cocodrilo hervido, pescado crudo a ahumado, frutas tropicales,  y todas las exquisiteces que ellos poseen aunque para los occidentales puedan parecernos extraños, ofrecen con buena voluntad, cautivadores y exquisitos manjares aunque nuestra falta de habito, nos puede representar un freno a paladearlo. En el hospedaje para dormir y descansar, también os puede  sorprender que alguien colabore para que no estéis solos en las largas noches tropicales.

La evacuación fácil y abundante es sinónimo de prosperidad y felicidad, en las poblaciones no musulmana, os pueden invitar a recibir un enema. Mejor, antes de las comidas. Lo cual para el invitado occidental es sorprendente, de incomprensible ofrecimiento y aceptación.

El médico Colonial Dr. Huot en 1904, hace descripción de la administración de enemas por las mujeres africanas pues son expertas en este arte, que realizan con genial interpretación. (Excepto las musulmanas que lo repudian), En la región de Oragua, en el Congo, las mujeres de Bondios, soplan con fuerza en el recto de un niño con un bambú de agua especial mezclada con hierbas recogida en la boca de la madre.

Los pobladores nativos del interior de Côte d’Ivoire (Costa de Marfil). Se administran enemas de agua caliente con pimientos, es un remedio tradicional al que titulan eficaz contra el estreñimiento persistente. Diluyen en agua, la pasta obtenida golpeando los pimientos en piedra de mortero, la colocan en el cuello de muy largo de una calabaza seca y que introducen en el intestino por el ano. Muchos indígenas tienen práctica y se doblan en una posición acrobática, para deslizarse ellos mismos la boquilla de la calabaza-enema. Cuando se termina el enema irritante, el paciente se levanta y siente  de inmediato la necesidad de la evacuación de urgencia.


En América del Norte, hasta el siglo XIX en enema rural mediante la aplicación de un contenedor de caucho de goma con forma de botella y la cantidad de líquido que se regula con una válvula de Marfil, mientras que en los pueblos de Brasil se utilizó el mismo extremo del intestino largo de un buey, con el apoyo de un palo.

En el  amazonas en Perú, Colombia y  Ecuador enre los omaguas, al lado de la taza de mijo o de yuca, de bienvenida, te ofrecen un regalo de bienvenida como imperativo cortes más enérgico: un tubo de enema de Niza para los hombres,  con el que las mujeres animan a utilizar a las visitas inmediatamente, ofreciendo además su ayuda para instalarlo,  según lo informado por el cronista Philippe.

Mari Twain, en sus descripciones de viaje, describía como reciben y eran tratados los transeúntes por los poblados de las islas Sándwich, con extrema amabilidad, más como seas comerciante comprador, en esta circunstancia, si puede os timara, mentira alabando con grandeza aquello por los estéis interesado, que su verborrea os llevara a una situación de aturdimiento dé la que difícilmente podréis salir.

Alguna oferta os puede resultar sorprendente, y en contra de vuestra moral. Desde su punto de cosmovisión cultural, lo que os ofrecen son detalles de amistad y hermandad, yo tuve en una ocasión una oferta tan descabellada, que para salir sin herir la susceptibilidad del ofertante, recurrí a una artimaña, diciendo: no podía realizar amor con mujer ajena porque mi religión me lo impedía, ellos son muy supersticiosos, al decirle esto quedo turbado y se excuso, expuso lo sentía ya que no sabia de mi supuesta condición religiosa. Hice un gesto de compresión y otro como si fuera de bendición, y salí airoso y aunque de inmediato partí hacia el poblado maderero donde residía temporalmente.

En los libros de aventuras, se habla de tribus belicosas y las había, y de antropófagos, que también los hubo, y curioso es que el  explorador occidental en su ignorancia y desconocimiento de la vida tranquila de las tribus tenia miedo de ser comido y el nativo tenia la creencia que aquellos extraños seres podrían ser comedores de hombres.

Si visitas estos parajes, las culturas ajenas, te parecerán siempre sorprendentes y aquellos nativos te observarán como a un ser extraño. En los poblados del interior de las selvas, muy aislados, han visto a pocos blancos, los niños del poblado te acompañaran el tropel por entre las cabañas y hasta alguno pequeño, se atrevera a tocarte y darte la mano, sorprendido saldra corriendo y gritando: “Mama, he visto a un blanco y lo he tocado es de verdad”. Cuando son poblados ya en relación habitual con occidentales, los niños te siguen en tropel para pedirte unas monedas o unos caramelos asi que acercate a la cabaña tienda y compra un puñado que esten envueltos en celofan y arrojalos a sus pies, asi entretanto que los recogen puedes seguir tu camino.

En todo caso, informate bien, que el lugar donde vayas este tranquilo y no haya conflictos belicos, y ve acompañado porque no tendras indicadores y si te pierdes no tienes a quien preguntar y si lo tiene es posible que no te comprenda. En todo caso “que el enema te alivie con placer”.

Esta noticia es actual: Como los hombres africanos prefieren las nalgas regordetas, algunas mujeres en la República Democrática del Congo han recurrido a la utilización de un condimento para sopa tipo cubitos Maggi utilizados para cocinar, disuelto en agua y aplicado en forma de enema con la idea de agrandar sus glúteos. Kerwin Mayizo, presentador de Radio France International y France Inter explicaba: “estas mujeres piensan que ya que como el cubo Maggi contiene muchos elementos nutritivos, colocándolos directamente donde  les interesa, les ayudaría a ganar el peso en el trasero”. Ademas relacionan el nombre de este producto con el de la magia. Los resultados de esta práctica son inútiles para este hipotético uso.

Las chicas que creen tener éxito  con este tratamiento pasean por las calles mostrando sus “trasero mágico” para llamar la atención a los posibles pretendientes. Naturalmente los chicos consideran a estas nalgas Maggi como “tramposas”.

Esta práctica tiene riesgos para la salud, y se han realizado campañas de sensibilización a las niñas y jóvenes, para que se conciencien del peligro que implica. Sin embargo, la tentación de tener un “tope burbuja” es demasiado tentador para las chicas delgadas, incluso cuando conocen los peligros, de esta practica que no es eficaz y que puede producirles la muerte.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s