Beato Raimundo Lulio (Ramon Llull)


(Mallorquin, 1232-1315) Hijo de una familia acomodada, proveniente de la nobleza catalana, fue un laico próximo a los franciscanos filosofo, poeta, teologo, y misionero. Beato y su fiesta se conmemora el 29 de Marzo.

Difusor de la lengua catalana con sus conocimientos cientificos, filosoficos y escritos novelisticos. Conocido en su tiempo por los apodos de  árabe cristiano, doctor Inspirado e Iluminado, figura avanzadas en los campos  pensamiento en la Edad Media, dejo una obra ingente, variada y de muy alta calidad, la mayor parte de sus 280 obras fue escrita en catalán, árabe y latin.

Ingresó en la corte del rey Jaime en calidad de paje, los nobles conscientes de la brillante inteligencia de Ramón lo convirtieron en preceptor del infante don Jaime, hijo de Jaime I, y más tarde mayordomo real. Durante sus años en la corte, vivió como era habitual en los cortesanos, mundano, licencioso y alegre, disfrutando lujos con gran ostentación y teniendo amoríos con doncellas y damas casadas infieles. En 1257 casó con la joven Blanca Picany, con quien tuvo dos hijos: Domingo y Magdalena. En esta época la obra de Llull se concreta en canciones picarescas para ser cantadas por juglares.

Cuando tenia 30 años,  Ramón tuvo visiones de Cristo en la Cruz, que fue motivo de cambiara de vida, vendió todas sus propiedades que entrego a su esposa e hijos, para después abandonar su familia y dedicarse a predicar. En Palma de Mallorca, conoció un moro cautivo con el que aprendió el árabe. Más tarde ingresó al convento cirtercienses de la Real, donde con los monjes estudió filosofia, latin y gramatica.

En 1274, el infante D. Jaime, lo llamó al castillo de Montpellier, allí se dedico a escribir, invirtió lo ganado en construir el monasterio  de Miramar en Mallorca, cuyo objetivo era preparar a misioneros destinados a cristianizar a los árabes, con argumentos para desmontar la filosofía islámica.

El Papa Nicolás IV, no atendió la solicitud de Llull para realizar Cruzada en territorio musulman, por lo que decidió emprender su propia cruzada, que lo llevaría a  Tierra Santa, Asia y el Magreb,  para convertir a musulmanes y judios, predicando a la entrada de mezquitas y sinagogas, donde era recibido con hostilidad.

Ramón Llull recibió el título de profesor por la Universidad de Paris. Ingresó en  la orden franciscana, llamada Hermanos y Hermanas de la Penitencia. Jaime II de Mallorca, lo autoriza a predicar en las mezquitas y sinagogas de su reino, así Raimundo Lulio pudo entrar a los templos para expresar sus ideas. En 1307 su predicación le llevo al Norte de África, donde corrio el riesgo de ser lapidado al enfrentarse a un grupo de musulmanes. Decidió volver y se embarco con destino a Pisa, la nave naufrago y logro alcanzar la costa italiana.

El papa Clemente V, convoca un Concilio, en 1311, para tratar variados temas, entre ellos si correspondía hacer una nueva Cruzada, y efectuar ciertas reformas de la Iglesia. Raimundo fue convocado y estuvo presente en sesiones del Concilio. Una de las cosas tratadas en el concilio, fue el nominar a franciscanos en los tribunales inquisitoriales para moderar la tendencia a condenar de los dominicos, Ramón defendió a los prisioneros. Una de las propuestas presentadas por el franciscano, para crear colegios para enseñar a los misioneros hebreo, árabe y lenguas orientales fue aceptada, mientras que marchar a una nueva cruzada fue rechazada.

Raimundo murió en 1315, cuando regresaba de su viaje misionero a Túnez, ciertos cronistas afirman que fue linchado por una turba de airados musulmanes.

A pesar de ser un misionero cristiano, Llull amaba y comprendía el pensamiento árabe y respetaba en gran medida sus avanzados sistemas. Así, en su primer libro utiliza la lógica de los científicos árabes, su simbología, y razonamientos, siempre preconizó la conversión de los infieles por la vía del cariño, del amor y sin ningún tipo de coerción ni de violencia.

Llull se dedicó a diseñar y construir una máquina lógica. De naturaleza mecánica, en ella las teorías, los sujetos y los predicados teológicos estaban organizados en figuras geométricas de las consideradas “perfectas” (por ejemplo círculos, cuadrados y triángulos). Al operar unos diales y palancas, girando manivelas y dando vueltas a un volante, las proposiciones y tesis se movían a lo largo de unas guías y se detenían frente a la postura positiva (certeza) o negativa (error) según correspondiese. Según Llull, la máquina podía probar por sí misma la verdad o mentira de un postulado. El religioso bautizó a su instrumento con el nombre de Ars Generalis Ultima (“Última arte general”) o Ars Magna (“Gran arte”), aunque hoy se la conoce a veces como Ars Magna et Ultima.

La realidad teórica subyacente en aquel artefacto era una fusión o identificación de la teología con la filosofía, orientada a explicar las verdades de ambas ciencias como si fueran una. Si bien es cierto que normalmente ambas ciencias están de acuerdo —porque lo que es cierto en filosofía no puede ser falso para el teólogo— ambas llegan a la verdad por caminos diversos: la teología se apoya en la razón y la revelación divina, mientras que el filósofo está solo frente al problema, provisto únicamente de su propia razón.

Los árabes fueron un paso más allá: criticaban a la Ars Magna expresando que, según ellos, lo que es falso en filosofia puede ser verdadero en teologia, porque nada es imposible para Dios y Él muy bien puede pasar por encima de las limitaciones de la ciencia. Este concepto se conoce como “Verdad de Doble Nivel”.

Lulio opinó que la doble verdad era imposible puesto que la teología y la filosofía eran en verdad la misma cosa. Equiparaba de este modo e identificaba a la fe con la razón. El descreído no era capaz de razonar, y el hombre de fe aplicaba una razón perfecta. La técnica luliana fue difundida en España por sus seguidores —los lulianos—, que las enseñaron desde sus cátedras en diversas universidades como las de Barcelona y Valencia.  Pero la jerarquía católica no vio con buenos ojos la difusión de esta doctrina, porque al punto comprendió el peligro de disolver la diferencia entre una verdad natural y otra sobrenatural.

El Llibre del Gentil e los tres savis (1274-1276) es una obra apologética que pretende demostrar la eficacia del método de Ramon Llull en una discusión sobre la veracidad o falsedad de las tres religiones del libro: judaísmo, cristianismo e islam. En esta obra, un pagano encuentra a tres sabios, un judío, un cristiano y un musulmán. Los representantes de las tres religiones ilustran al discípulo sobre la existencia de un único Dios.

En Mayo del 2001 se acordó que Ramón Llull sería el patrón de los informáticos en España, celebrando su día el 27 de Noviembre, ya que en sus obras filosóficas anticipó la lógica como cálculo mecánico con símbolos en el que se aplicaba un método, los métodos heurísticos de la Inteligencia Artificial, los sistemas generativos, los grafos, las redes semánticas y los diagramas.


Anuncios

2 comentarios en “Beato Raimundo Lulio (Ramon Llull)

  1. Hola, muy interesante,
    y quién acordó tal cosa? (“En Mayo del 2001 se acordó que Ramón Llull sería el patrón de los informáticos en España”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s