NEBRIJA, filólogo y humanista


Nebrija, dando clases en la Universidad.

ELIO ANTONIO MARTINEZ DE CALA E HINOJOSA: NEBRIJA

Filólogo y latinista español del siglo XV, autor de la primera gramática española (1492) y del primer diccionario español (1495) y el humanista  más importantes de España destaca la figura de Antonio de Nebrija, nombre por el que conocemos a Antonio Martínez de Cala e Hinojosa, nacido en 1444 originario de Lebrija, en la provincia de Sevilla, hijo de Juan y Catalina, fue conocido como  Antonio de Nebrija, un humanista, de los grandes del Renacimiento y ciertamente el más grande de España, conquistó un sitial de honor en la historia de la lengua española como autor de la primera gramática española (1492) y el primer diccionario de nuestra lengua (1495). Fue filólogo, historiador, pedagogo, gramático, astrónomo y poeta.

La identificación del topónimo Lebrija con el antiguo Nebrissa provocaría la denominación Nebrija Fue por entonces que adoptó el nombre con el cual lo conocemos. Añadió Elio como homenaje al conquistador romano que conquistó la Bética, que era el nombre latino de Sevilla y “de Nebrija”, por ser Nebrissa el nombre en latín de su Lebrija natal. Antonio inició sus estudios en Salamanca, la universidad más prestigiosa de España, empezó  sus estudios a los 15 años en la Universidad de Salamanca, donde se graduó cuatro años más tarde en Retórica y Gramática. Tras recibir su diploma, viajó a Italia y se inscribió en la Universidad de Bolonia, alegando que le interesaban, sobre todo, el buen decir y un perfecto aprendizaje de griego y latín, lenguas que él creía que en Salamanca no eran tratadas n la calidad que merecían. En Bolonia, continuo estudios durante diez años más, consagrándose a la teología, al latín, al griego, al hebreo, y aprendió también Medicina, Derecho, Cosmografía, Matemáticas, Geografía, Historia y, por supuesto, la Gramática, materia en la que tuvo como maestro a Martino Galeotto. También recordaría más tarde con cariño las clases de ética de Pedro de Osma.  Se  traslado también a las Universidades de  Roma, Florencia, Pisa y Padua.

En Italia estudio con avidez de la fuente del naciente humanismo, que estaba mucho más avanzado que en España, probablemente debido a la Inquisición, que temía y perseguía las nuevas ideas. En 1470, Nebrija regreso a España como portador el humanismo renacentista, «para desbaratar la barbarie por todas partes de España tan ancha y luengamente derramada». Discípulo del italiano Lorenzo Valla, Nebrija considera su ciencia como piedra fundamental para la compresión del orden universal. Dominador de las lenguas latina y griega, la teología, el derecho, la historia y la cosmografía, don Antonio lucha por el nacimiento de un hombre nuevo que domine su propio universo.

Regresó Nebrija a su Sevilla donde permaneció un periodo de tres años al servicio del arzobispo. Más tarde decidió iniciar la docencia y se trasladó para ello a Salamanca donde se hizo cargo de las cátedras de gramática y retórica. Su fama llegó a los oídos del Cardenal Cisneros, quien solicitó la colaboración de Antonio para la revisión de los textos griegos y latinos de la “Biblia Políglota Complutense”, una de las mayores empresas de la recién fundada  Universidad de Alcalá de Henares. Tras una estancia de cinco años en Salamanca, donde continuó con su labor docente, regresó a la universidad madrileña para hacerse cargo de la cátedra de Retórica.

Contrajo matrimonio con Isabel de Solís, con quien tuvo seis hijos y una hija. Pero el matrimonio no freno los ímpetus de conquistador de Nebrija y se cuenta que pasó grandes dificultades económicas debido a sus gastos con un incontable número de hijos habidos fuera del matrimonio y de ex amantes que lo acosaban.

En diez años, llevó a cabo en Salamanca una extraordinaria labor y, a la llegada de los humanistas italianos Mártin de Anglería y Luigi Marineo, él había formado ya varias generaciones de alumnos. Confiado en su saber y dueño de la cátedra de Retórica, arremetió contra sus compañeros claustro por el carácter poco científico de sus enseñanzas. E intentaron expulsarlo de la Universidad.

En 1490, se consagró como poeta y conquistó el cargo de cronista real, en el que permaneció hasta 1509.  Lo más importante de su obra se completó en la última década del siglo XV, con su Gramática de la lengua castellana y sus dos diccionarios de latín y castellano. Se adelantó a todos los estudios hechos en todas las lenguas romances sobre esta materia. Fue el primer gramático de destaque en considerar una lengua romance (por entonces llamada “lengua vulgar”) como digna de ser estudiada. Para los hombres de la Edad Media, sólo el latín y el griego estaban dotados de una grandeza que hacía esas lenguas merecedoras de estudio y análisis, mientras que las “lenguas vulgares” se regían apenas por el gusto de los hablantes, sin necesidad de que éste fuera estudiado ni de que sus reglas se establecieran.

Como explicó en una extraña premonición al presentarla a Isabel la Católica, era preciso fijar la lengua, que sería “la compañera del Imperio” que nacería tras la Reconquista de Granada y la llegada del Colón al Nuevo Mundo.

La Gramática de Nebrija inspiró el surgimiento de una serie de obras similares que fue surgiendo en toda Europa, a medida que los idiomas del Viejo Continente cobraban conciencia de que eran tan nobles como el viejo latín. En 1495, publicó una nueva obra en la misma dirección: Su vocabulario español latín, latín-español, el primer diccionario de nuestra lengua.

Pero Nebrija fue mucho más que un filólogo y un lingüista. Hombre de su tiempo, con la amplitud de horizontes que caracterizaba a los intelectuales del Renacimiento, se ocupó también la Teología, de Derecho; de Arqueología, y de Pedagogía. Falleció en Alcalá de Henares el 5 de julio de 1522.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s