EL ARTE AFRICANO EN MADERA, ARCILLA Y METALES.


Máscaras de Mali (fotos visoterra)

Fetiches de Malí (fotos visoterra)

Cuchillo arrojadizo fang


La complejidad de las culturas centroafricanas, son conocidas por transmisión oral, y de crónicas antiguas, que pueden contener realidad, fantasías, leyendas o visiones deformadas. También influyen deformaciones racistas o esteriotipadas etnocentristas.

Los europeos conocieron a muchos africanos, más fuera de su contexto cultural, fueron los primeros contactos en las costas para intercambio de mercancías, y más tarde una visión deformada a través de la esclavitud. Se consideraba a los países del África Negra de pueblos “primitivos” que correteaban desnudos por las cerradas selvas, a la captura de presas para comer y que el explorador y misionero entraban en su dieta.  Aunque del lado de los africanos creían que los capturados como esclavos, eran destinados a ser comidos por los blancos caníbales.

Las variaciones entre los diferentes pueblos, pueden ser muy diferente entre los grupos, con creencias religiosas diferentes, desde los centenares de dioses de los yoruba al monoteísmo de las sociedades pigmeas. Hay grupos pequeños de población de unas treinta personas, hasta grandes ciudades de millones de persona como en Lagos (Nigeria). También existen elementos negros con alta pureza, hasta grupos mestizos con elementos árabes ó grupos asiáticos.

En la organización política también existen grandes diferencias, desde las pequeñas tribus aisladas de todo contacto de relación o dependencia con otros grupos, hasta los grandes imperios, que existieron en La Costa de Oro, (hoy Ghana) y existieron ciudades avanzadas culturalmente que tuvieron Universidades antes que en muchos países de Europa, como en la mítica Tombuctú en el Siglo XIV, que poseía la mítica Universidad de Ancore y varias madrazas (escuelas religiosas), y fue capital intelectual y espiritual y centro para la propagación del Islam para  toda África durante los siglos XV y XVI

Tombuctú era el punto de entrada  de la costa o del Sur africano al desierto del Sahara,  aquí se reunían los camelleros tuaregs, que comerciaban con la sal  del Mediterráneo  y la intercambiaban con frutas, pescados secos al sol y oro con las tribus negras que poseían dichos bienes en abundancia. La procedencia del oro con el que comerciaban estas tribus era desconocida, y sumado al hecho que no se permitía la entrada a la ciudad a los no musulmanes, originó las más diversas leyendas sobre la ciudad. Un antiguo proverbio de Malí decía:

«El oro viene del sur, la sal del norte y el dinero del país del hombre blanco; pero los cuentos maravillosos y la palabra de Dios sólo se encuentran en Tombuctú».

Entre las costumbre culturales, el conocimiento de los herreros se especializó en trabajar metales y tallar la madera de árboles sagrados fomentaron la especialización artesanos que creaban mediante sus conocimientos artísticos piezas de contenido máscaras y fetiches que celo ceremonias lo habitaban dioses o  espíritus de los ancestros.

Es importante la información que se consigue del examen de las máscaras y fetiches, si te encuentras atento e informado. Las representaciones antropomorfas (de forma humana), exponen datos sobre tocados, y peinados, marcas y escarificaciones faciales y adornos, o de las deformaciones  intencionadas que orientan sobre las enfermedades y advierten de los sufrimientos acaecidos. Nos hablan las máscaras y fetiches, si es de hombre o mujer, joven o anciano, y las clases sociales, jerarquías, oficios y status.

Las zoomorfas (formas animales) con antílopes, cocodrilos, monos, leopardos o antílopes, que indican peculariedades de valor de las culturas y que los escultores reflejan. Es frecuente ofrecer máscaras en combinación de animales, como la cabeza del cocodrilo con pájaros o antílopes.  Son varias las formas mixtas, donde se ofrecen las mascaras antropomorfas y zoomorfas.

Los personajes históricos, héroes, reyes y personas sagradas, son plasmados en las piezas y conservando de esta manera las tradiciones locales de una sociedad sin escritura. También informan de las tradiciones, de la forma de hacer y estilos de las piezas, las materias utilizadas, técnicas de manufactura, formas predominantes y procedimientos.  El contenido de las máscaras talladas, ofrece un contenido emotivo que no es exclusiva del artista, sino que llega de la tradición y pertenece a la comunidad, el artista expresa con sus creaciones los sentimientos que provienen de creencias y para asegurar el contacto con lo sagrado. La calidad de estás piezas viene dada por la calidad del trajo y sobre todo por su propiedad de expresar emociones de la comunidad dentro de su tradición local.

En África se conocen hasta ciento cincuenta característicos estilos de máscaras y dentro de cada estilo puede haber diferentes máscaras, la llegada de los europeos en su época colonial, desvió las organizaciones sociales y religiosas de los africanos, produciendo una perdida de creencias y valores culturales sus creaciones ya no conmueven a los espectadores y perdido su carácter sagrado, animista, se traslada a un campo comercial y profano, un estimado recuerdo de arte que se ofrece el los mercados o anticuarios.

Un factor común a todos los grupos y culturas africanas, excepto los pigmeos, es la dominación del arte de la extracción de minerales y su trabajo con alto nivel de estilo, destacan entre ellos los bronces de Benin y los cuchillos de varias puntas fang, un arma lanzada de gran eficacia.

Los reinos africanos se descompusieron por las guerras permanentes, por su corrupción que permitía a los reyes una vida de grandes lujos a cambio del oro y los esclavos, añadido a que los regimenes eran feudales sin libertades, donde era usual en estos reinos la existencia de soberanos divinos, con fastuosas cortes, artistas, grandes funcionarios de gobierno y con gran desarrollo del comercio.


4 comentarios en “EL ARTE AFRICANO EN MADERA, ARCILLA Y METALES.

  1. Quien tiene una enfermedad gravísima que produce dolores, tendrá una agonía terrible a no ser que sea tratado con drogas. Si la vida se consume por agotamiento orgánico, no percibe la realidad de su situación, se quedara dormido para siempre en dulce reposo.

    Estás armas se fabricaron para cazar, y defensivas cuando el cazador era perseguido para ser tomado como esclavo. Ni son buenas, ni malas, depende de quien las utiliza y para que.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s