MIGUEL SERVET, MÉDICO Y TEOLOGO.


El 27 de octubre de 1553, murió en la hoguera, en Champel, Miguel Servet, de Villanueva de Aragón, nacido el 29 de septiembre de 1511. Hijos respetuosos y agradecidos de Calvino, nuestro gran Reformador, pero condenando un error que fue el de su siglo, y firmemente adheridos a la libertad de conciencia, según los verdaderos principios de la reforma y del Evangelio, hemos elevado este monumento expiatorio el 27 de octubre de 1903.

Miguel de Servet había nacido hacia 1511 en Villanueva de Sigena, (Aragón) España, en el seno de una familia religiosa. Estudió leyes en Tolosa, (Toulouse Francia), donde también se interesó por los problemas teológicos. Después de un viaje a Bolonia acompañando a su benefactor, el franciscano Juan de Quintana, para asistir a la coronación del emperador Carlos V, y angustiado por la pompa y el poder mundano papales, decidió abandonar a su benefactor y viajó por Lyón, Ginebra, Basilea y Estrasburgo. En las dos últimas ciudades conoció a los líderes reformistas Ecolampadio (Juan Hausschein), Martín Butzer y Gaspar Schwenckfeld, cuyas ideas, aceptadas o discutidas, influyeron sus pensamientos teológicos, los cuales publicó en De Trinitatis erroribus libri vii (1531) y en Dialogorum de Trinitate libri ii (1532). Allí muestra sus ideas unitaristas (*)

Estos trabajos le hicieron ser victima de la enemistad tanto de católicos como de protestantes. Servet tenía sinceros deseos de discutir diferentes puntos de vista, por lo que en 1534 arregló un encuentro con Juan Calvino en París. La situación insegura de la ciudad, le agobió tanto que le obligó a huir sin acudir a la cita. Calvino y Servet no volverían a encontrarse sino hasta veinte años después.

Servet cambió su nombre por el de Villanueva y fue a Lyón, y allí trabajó para una empresa de editores, donde realizaba la traducción y publicación de trabajos científicos, como la Geografía de Ptolomeo. Este trabajo le sirvió para ampliar sus conocimientos en diversos campos del saber. También trabó amistad con el botánico Leonardo Fuchs, bajo cuya dirección se inició en los campos de la botánica, la medicina, la fisiología, la filosofía hermética y la astrología. En 1536 publicó un trabajo en defensa de Fuchs y una Descripción de los jarabes […] según el juicio de Galeno, y dos años después uno sobre astrología.

En 1538 ingresó a la Universidad de París para estudiar medicina. Como estudiante, trabajó en disecciones de cadáveres humanos y se convirtió, al igual que el importantísimo médico y anatomista Andrés Vesalio, en asistente del profesor de medicina Juan Guinter, quien había traducido la mayor parte de las obras de Galeno y de otros médicos de la antigüedad.

La preparación teórica de Servet, y especialmente de sus estudios anatómicos directos, que lo llevaron a poner en duda la autoridad de Aristóteles y de Galeno. Sus peculiares ideas, tanto en el campo de la medicina, como en el de la astrología, provocaron seria oposición de la facultad de medicina. Sin embargo, gracias a la defensa de algunos simpatizantes, logró obtener el título y salir libre de las acusaciones de herejía que se le formularon. Su éxito en la práctica profesional suscitó la envidia de algunos colegas, lo que le obligó a mudar nuevamente de residencia. En su peregrinar, Servet hizo contacto con un grupo de anabaptistas, con cuyas ideas se identificó en gran parte.

Tiempo después, Servet conocido por Villanueva se convirtió en médico del Arzobispo de Vienne, Francia, y vivió bajo su protección, aparentemente conforme a la doctrina católica, pero trabajando en secreto en las ideas del Christianismi Restitutio, cuyo manuscrito envió a Calvino con el fin de entablar polémica respecto a sus propios puntos de vista. Calvino, después de unas cuantas cartas, reconoció a su antiguo adversario Servet, guardó el manuscrito e interrumpió una correspondencia que consideraba inútil. Calvino anunció a su colega, Guillerno Farel, que si Servet iba a Ginebra, no le permitiría salir con vida.

Servet o Villanueva publicaba en Lyón uno de sus más importantes trabajos: la Biblia Sacra ex Santis Pagani Traslatione (1542) y en 1553 publicó en Vienne, en secreto, mil copias de una nueva versión del manuscrito enviado a Calvino, el Christianismi Restitutio, en parte una contestación al Christianismi Institutio de Calvino.

Villanueva fue procesado por la inquisición de Vienne como resultado de que Calvino había hecho llegar a las autoridades católicas de esa ciudad cartas y documentos de la correspondencia que entabló con Servet, los cuales ponían al descubierto sus ideas nada ortodoxas, lo señalaban, sin lugar a dudas, como el autor del Christianismi Restitutio, así como de los trabajos que había publicado con su verdadero nombre y que habían sido prohibidos por la Inquisición española. Servet fue encarcelado, pero logró escapar. Su obra y su efigie, sin embargo, fueron quemadas por la Inquisición francesa, a instancias del inquisidor dominico Ory. Servet, cargado de su razón, creyendo podría hacer valer sus ideas, se dirigió a Ginebra, donde a instancias de Calvino fue apresado, juzgado por herejía y quemado vivo. La ejecución de Servet produjo una controversia entre los protestantes y una crítica a Calvino.

Comentario:

(*) Unitarismo es una creencia de Miguel Servet que era creyente cristiano, una corriente de pensamiento teológico – dogmático, que afirma la unidad de Dios. Así se denominan las  opiniones que rechazan el dogma de la  Trinidad, afirmando que esta doctrina carecía de base bíblica y racional. Por defender su propia concepción de Dios, los protestantes lo persiguieron por herejía. Los intelectuales reprocharon  duramente a Calvino su intolerancia y su fanatismo y proclamó la libertad de conciencia en asuntos de fe. Hoy en los paises desarrollados culturalmente, las creencias son respetadas, siempre que con ellos no se atente contra los derechos humanos.

El Christianismi Restitutio /la restitución de cristianismo/de Miguel Servet,  contiene la primera descripción en Occidente de la circulación de la sangre desde el corazón a los pulmones.  Servet descubre la circulación de la sangre porque el conocimiento del mundo sensible le permitía comprender la relación entre la naturaleza y el hombre.  Describe el “alma según la tradición bíblica,  inyectada por Dios al hombre a través de la respiración, con la finalidad  de purificar la sangre, postula que el alma se encuentra en la sangre y la mejor la mejor forma de comprender el alma  es estudiar la circulación sanguínea: “Por eso se dice que el alma está en la sangre, y que el alma misma es la sangre o espíritu sanguíneo”. Miguel Servet, eminente intelectual español helenista, geógrafo, médico y filósofo, debe ser apreciado de la humanidad por sus descubrimientos científicos, su abnegación en favor de los enfermos y pobres, y la indomable independencia de su inteligencia y su conciencia.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s