LA RESPONSABILIDAD DEL CIUDADANO ANTE LA POLITICA


CIUDADANOS

Autora: Nuria Yubero , Antropóloga

Es preciso reconocer que los procesos políticos y relaciones de poder contemporáneos reflejan en todas partes el impacto de la expansión occidental tanto en sus formas coloniales como de otras más indirectas. Desde una perspectiva de antropología política, se afirma que el análisis político, pone gran énfasis en las instituciones del gobierno, cuando es necesario reconocer que incluso en las sociedades occidentales la centralización del poder es incompleta.

Al realizar descripciones de  la política contemporánea y la actuación de los políticos en las sociedades actuales, se entra en la demostración de qué la dinámica social va unida a la mayor parte de las luchas y los problemas referentes a aspectos como el terrorismo de estado, la violencia étnica, las guerras comerciales y las ambiciones políticas, y examina la relación existente entre las estructuras de grupo en la construcción de los aspectos globales del poder.

Dadas las crisis de poder político en los países del Norte y las crisis de legitimidad (Marc Hábeles -1-) que afecta la vida política parece más necesario que nunca apreciar la complejidad de los múltiples estratos que encierran la realidad política, que podrá complicarse debido al gran número emigrantes y refugiados incorporadas a la vida social que no se arraigan a la Nación en que se han establecido y que se sienten sometidos a prácticas de discriminación y de exclusión social sintiéndose como extraños dentro de un Estado Nación.

Las investigaciones y estudios de la antropología colaboran a comprender nuestro mundo donde las naciones están experimentando cambios transcendentales en las relaciones entre los gobiernos y las sociedades. Y se está creando un  escepticismo en el mundo occidental frente a los políticos y el proceso político, impulsados por los problemas contemporáneos potenciados por los movimientos sociales locales y populares e impelidos por las desigualdades económicas y por la interacción cultural sobre la política y el poder.

La labor del Antropólogo interviene en la investigación política, actividad que requiere de un enérgico código ético y moral,  que presiden las actuaciones profesionales y exigen total objetividad  ante las victimas de la injusticia o de la opresión,  Incluso las instituciones pueden influir sobre  al antropólogo en determinadas actuaciones aludiendo a intereses nacionales.

El poder colonial se describe como que dificultó el progreso y la libertad de los colonizados, sometiéndoles, excluyéndoles del acceso al poder y destruirlos psicológicamente. Tras continua explotación llego un momento en que al considerar que económicamente ya no era tan rentable, decidieron las potencias rápidas políticas de descolonización (con la mascara de la humanidad) y que fue realizada de forma apresurada, influyendo en el nombramiento de los políticos según sus intereses, siendo por tanto de su responsabilidad los acontecimientos que surgieron tras las independencias. Hoy ex colonias que adquirieron su independencia entre los años 1960,  se encuentran en mayoría sometidos a regimenes dictatoriales, incapaces de eliminar su pobreza, con el agravante de que algunas de estas naciones contienen recursos inmensos de materias primas de las cuales se benefician los dirigentes políticos. Formando una unión entre dictadura y corrupción que se mantiene desde su independencia.

Los políticos de las Naciones tienen en ocasiones comportamientos ajenos a los sentimientos humanos, y los responsables del Nuevo Orden, se inhiben o son ineficaces,  pierden prestigio y respeto por estas circunstancias, ofreciendo un panorama al mundo de inquietud y de oscuras futuras perspectivas.

Las tendencias políticas arrastran a las naciones mayor libertad para los pueblos, si bien los acontecimientos iniciados por grandes potencias están creando zonas de inestabilidad y crisis apoyadas en tecnología de guerra, lo que crea resentimientos entre países, y ponen en peligro la ya inestable relación mundial.

Se hace evidente la necesidad de formar a los ciudadanos (y no solo a los occidentales), en el conocimiento de los derechos de los hombres y mujeres libres, con las soluciones desde las diferentes alternativas políticas, y que esta formación alcance a todos los niveles de población,  para que puedan exigir en justicia sus derechos, entre ellos que los políticos solucionen las diferencias de los pueblos con dialogo aceptando la heterogeneidad y que los deseos de              “eliminar guerras y corrupción”, dirijan y dominen los acontecimientos para crear un mundo de entendimiento y esperanza.

Los ciudadanos tienen el deber de esforzarse en ser útiles a la sociedad, y no carga para el Estado, con su formación profesional o universitaria y su trabajo que sirve de apoyo al progreso y bienestar común. (Una joven de familia de pastores pobres, acabo estudios de Licenciada. Al terminar la ceremonia de graduación, la madre le dijo “ahora si eres libre” mientras lloraba emocionada. La mujer consideró que su hija, había abierto con los caminos del saber los de la libertad)

(1) MARC ABÉLÈS,  (1997). Politique et institutions: éléments d’anthropologie.  Director de investigación del Centro Nacional de Investigación Científica y del Laboratorio de Antropología de las Instituciones y de las Organizaciones Sociales, en Paris, y Profesor de la Escuela de Altos Estudios de Ciencias Sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s