Javi Ormaechea Pérez, compañero, amigo hermano

El pasado 24 asistí al funeral de un amigo de la infancia,el primero de una serie que ha comenzado demasiado pronto para mí. Amigo, intimo en los años de infancia y primera adolescencia, perdido en la juventud y madurez y reencontrado parcialmente en la plenitud de la vida, cuando los años vividos te pasan factura y entiendes tantas cosas.Hace unos meses,casualmente, lo encontré en un bar al que pase a tomarme un café, charlamos sobre cosas intrascendentes, del tiempo , de la infancia, de los chismes del pueblo y como de pasada me comento que tenía un cáncer y que de esa contienda no iba a salir victorioso.Lo hizo con tranquilidad y asumiendo que había vivido plenamente y que no tenia miedo a morir, que iba a dejarlo todo “atado y bien atado”.Esta conversación, reconozco que me dejo marcado, me sorprendió la madurez de carácter y la tranquilidad con que se enfrentaba a la muerte, ese concepto tabú, eso que no queremos conocer ni reconocer cuando lo vemos a nuestro alrededor, acompañándonos en nuestro transito a dimensiones desconocidas por el momento.Y esta sorpresa venia de la mano de mi conocimiento de como era  Javi en los años de infancia y primera juventud, que resumiendo mucho y a riesgo de equivocarme, calificaría como frívolo.De esta conversación nace el poema que,debería haber recitado en su funeral y no me atrevi a ello. Abusando de esta tribuna  os hago complices de este secreto escribiendo para Javi y para todos el poema:

compañeros, amigos hermanos

con el polvo de estrellas

con el que tú y yo estamos hechos compañero

construire un camino libre de penas y acechos

con el polvo de estrellas

con el que tú y yo estamos hechos amigo

modelare la imagen del mundo en que creimos

y en ese mismo polvo

que hoy se desliza entre mis dedos

encontraras la clave de porque somos hermanos,amigos y compañeros

Anuncios

Un comentario en “

  1. Somos Naturaleza y nuestro destino lo conocemos al nacer, los que quedamos vemos partir a los que se van con pena y tristeza y quedamos esperando nuestro turno.

    Hemos tenido la suerte de que gracias a la Ciencia, los enfermos crónicos sometidos a cuidados llegan a edades impensables hace tan solo treinta años. Aún así al ser humano le acechan enfermedades de las que cuando llegas al diagnostico y te hacen las pruebas, los doctores no dicen gran cosa, aunque por su solemnidad en la explicación con palabras técnicas y su reflejo inconsciente dice con las cabeza no, ya sabes que algo va mal, si quieres conocer mira esas palabras en Internet.

    Los días que les queden a los enfermos o a los sanos con avanzada edad, vivámoslos con optimismo. Y tu sobreviviente circunstancial no quedes afectado y celebra su recuerdo. Aunque reconozco que afectan estas circunstancias.

    Viví en Madrid y asistí a un entierro, me sorprendió que los asistentes varones, ante mi asombro se fueron de vinos y tapas, Me explicaron era un homenaje a quien se marchaba, atónito acepte, después reconocí que despedir con una fiesta era el mejor medio de olvidad el dolor.

    Siento tu pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s