PAPÁ NOEL Y EL ÁRBOL DE NAVIDAD.


Papá Noel, Santa Claus, Viejito Pascuero, Colacho o San Nicolás son los nombres con los cuales se conoce en el mundo hispano al personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños en Navidad.

Existían otras tradiciones, como la de los niños italianos que recibían regalos de un “hada” llamada Befana. En Cataluña es el tronco “mágico” Cagatió, que expulsa los regalos y dulces tras golpearlo con unas varas de madera y entonar diferentes canciones tradicionales.  En los pueblos vascos-navarros, los regalos los traían duendes de barba blanca, botas altas y gorro de piel blanco.

La figura hoy en día conocemos de Papa Noel, procede de Finlandia como San Nicolás, un personaje inspirado en un obispo que vivió en el Siglo IV en Anatolia región de la actual Turquía, que  ha llegado hasta nosotros como “Papá Noel” ya que ha adoptado la ortografía hispánica, significa “Papa Navidad” en francés.

Y todas estas costumbres vienen de la antigua Roma  cuando se celebraban fiestas paganas en honor a Saturno, al final de las cuales los niños recibían obsequios de sus mayores.

El Árbol de Navidad es un árbol decorativo, típico de la fiesta de Navidad. Tradicionalmente suele emplearse una confiera, destacando entre  ellos LOS ABETOS.  En la actualidad también está muy popularizado el uso de árboles artificiales de plástico. Se decora con elementos con luces de colores, bolas, estrellas, cintas y elementos ornamentales.

Los habitantes del Norte de Europa celebraban en Diciembre el nacimiento del dios del Sol y la fertilidad (FREY), adornando un árbol  que simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yqqdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (morada de dioses) y el palacio de Odin  y en las raíces más profundas estaba  el reino de los muertos. Ceremonia a los Dioses paganos que fueron y que a la llegada de los cristianos, continuaron celebrándolo  y la iglesia le cambio el significado pagano y tomaron la idea del árbol, para celebrar la Navidad.

El árbol de Navidad, como le conocemos en la actualidad, se conoció en Alemania. Finlandia e Inglaterra, a partir del Siglo XVII. La costumbre de adornar el árbol navideño en los hogares españoles fue traída en el año  1870 por una mujer de origen ruso llamada Sofia Troubetzkoy cuñada de Napoleón Bonaparte, que tras enviudar contrajo segundas nupcias con el  español  el Gran Duque de Sesto, fue esa mujer  quien al parecer la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en de Madrid en la Navidad del año 1870, en el palacio de dichos nobles, en el edificio que actualmente es el Banco de España  junto a la Plaza de Cibeles.

En consecuencia el árbol de Navidad tiene antecedentes pagana de los países del Norte protestantes y divergentes en creencias con la Iglesia Católica. Y Papa Noel tiene antecedentes de fiestas paganas romanas. Ambas son costumbres con antecedentes de herejía que para nada hacen referencia al dios Católico ni a Jesucristo. En tiempos pasados hubieran sido motivo de que la Inquisición interviniera, y castigase tales actos.

Ambas costumbres han sido alentadas por el comercio y la publicidad, aceptada tácitamente por la Iglesia, desarrollada por las entidades publicas que exponen en las Plazas de las ciudades un gran abeto enorme y muchas familias lo imponen en sus hogares sin reflexionar en la importancia de lo que están haciendo. Y todo esto ocurre ante la insensibilidad religiosa que persiguiendo fantasmas morales, permite se diluyan los valores eternos del nacimiento con figuritas, de forma irreversible. Porque tal cosa es introducir en la familia católicas creencias heréticas y ateas bajo sofisticados medios subliminales de coacción mediatica.

Los clérigos españoles han perdido la situacion de beneficio que obtuvieron con Franco, aquel Caudillo hoy llamado dictador, cuando creyó que la patria y la religión estaban en peligro, para para mantener el orden dio un golpe de Estado apoyado por la Iglesia, para someter los españoles republicanos por agnosticos y ateos, como agradecimiento era llevado bajo palio. Las gentes sienten la paz perdida, otros rencorosos o acertados no.

En estos dias de amor pidamos paz a los hombres buenos, para los malos que deben estar en el infierno tengamos la misma consideración cristiana que tuvieron aquellos con los otros, si existe el infierno allí estarán muchos, lastima seria que sea como dicen ahora que todo es un invento clerical.

En todo este conflicto de símbolos los privilegiados son los niños, que reciben regalos de Papa Noel, colgados en el árbol y esperan también los regalos el 6 de enero día de Reyes, los comerciantes tienen posibilidad de aumentar sus ventas con artilugios para los niños en ocasiones en tal avalancha que casi nuevos se almacenan en desvanes, el multiculturalismo, el marketing, la publicidad y el snobismo de la imitación no suele ser beneficioso para las familias.

Volveremos a ver la ciudad llena de abetos iluminados en los balcones y ventanales, un papá Noel de pega en la puerta de los comercios con traje rojo agitando su campana y se supone que abriendo cartas de niños inocentes llenos de ilusiones y a los padres, tíos y abuelos haciendo malabares económicos para complacer a la chiquillada pedigüeña.

La imaginación de los niños, cree a los Reyes Magos capaz de satisfacer cuantas peticiones les hacen, desconocen que el boato y la riqueza real ha estado sufragada por los súbditos, costumbre que de forma inedita persiste incluso cuando los súbditos se convierten en ciudadanos, en realidad SE COMENTA: que estás atribuciones a la magnanimidad de los reyes sobre los regalos es una falacia…, son pagados por los padres.

Anuncios

3 comentarios en “PAPÁ NOEL Y EL ÁRBOL DE NAVIDAD.

  1. «Aclamen los árboles del bosque delante del Señor, que ya llega»
    Léete un poco los Salmos, enterao. Documéntate un poco antes de atreverte a soltar chorradas a diestro y siniestro.
    JP II y Benedicto XVI alegran a los católicos del mundo entero colocando ese inmenso árbol de Navidad en el Vaticano en estas fechas.

    Me parece a mí que tú eres de los que persiguen con la escopeta cargada al Ratoncito Pérez, a Papa Noel, a los disfraces de Halloween, etc…y te olvidas de ser un verdadero practicante.

  2. Creía de forma inmodesta que la aportación esta SUFICENTEMENTE DOCUMENTADA como para advertir que este post, este elaborado. Su comentario en la que se me acusa de “chorradas de enterao” es criterio opuesto a los nuestros, y que recibimos quienes escribimos. Mi posición pro-nacimiento, la considero positiva, porque en ellos se concentran creencias con la sensibilidad del arte; su contemplación es emotiva y agradable. Contienen escenas permanentes de sentimientos y representan hechos históricos envueltos en misticismos.

    Agradezco los consejos que los lectores me facilitan, su frase “aclamen los árboles al Señor”, es poética, cargada de simbolismo, de la que has obtenido una interpretación que no defiende al abeto. En la cristiandad se habla de palmeras y olivos, que se continúan utilizando en actos y ceremonias. Además en los claustros de los monasterios católicos se plantaban cipreses y olmos frente a las Iglesias. Nada dice de los abetos en el nacimiento de Jesús. Al menos que yo sepa.

    La adoración a los árboles, a la Naturaleza, son creencias primitivas que en algunas regiones sobreviven. En Europa, cuando los celtas invadieron la actual Europa, impusieron la adoración al roble. La doctrina cristiana de mano de los romanos anuló la adoración y creencia en los árboles.

    Hoy día uno de enero desde el Vaticano se esta retransmitiendo por el Canal 2 de Televisión Española la misa de su Santidad, las cámaras han enfocado el belén hermoso y también la de un abeto…, triste, agonizando, con sus hojas grises, las ramas lacias y decorado como espantapájaros con unas bolitas y la estrella en la copa. Que quieran adornar ciudades, que intenten haga bonito con luces no lo convierten en algo bello ni que evite aceptar que procede de otras creencias.

    Por otro lado y esto no quería decirlo, pero su aportación me motiva, el abeto que agoniza en el Vaticano pudiera tener al menos noventa años, y considero aberrante esta costumbre de destruir productos de la Naturaleza para lucirlo durante quince días y con ello destruirlo. Este acto de depredación humana, produce la tristeza ver agonizar a un árbol, a miles o millones de árboles, quien no se inmuta no se percibe, o es persona sin sentimientos. Dentro de unos días los veremos en los estercoleros: secos, tristes, muertos. ¡Intolerable!

    El aceptar criterios como dogmas, o basarse en dogmas para emitir criterios no corresponde a pensamiento intelectual y quien no sea creyente no tiene obligación de aceptarlos. Mi calificación será un poder divino quien me lo tendría que juzgar, nunca un humano.

    Gracias y saludos.

  3. Sobrecoge una vez más, nunca me acostumbro, los calificativos negativos y llenos de desprecio cuando alguien defiende con argumentos precisos una opinión o un juicio diferente o distinta.

    Este señor Jose Luis, al parecer católico practicante, no sabe comprender lo que lee. Por favor, lea todo el salmo con atención y comprenda qué y a quién va dirigido el Salmo 95 (Yahvé, rey y juez del mundo) del Antiguo Testamento, antes de ser interpretada por los Padres de la Iglesia empezando por San Pablo (Romanos, 8,19.21)

    Estamos en año nuevo, señor Jose Luis, un poco más de humildad y deje para los fanáticos el insulto y la descalificación gratuita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s