LA MUJER MUSULMANA SE REBELA



En visita turística a los países árabes, los musulmanes, ofrecen a los sorprendidos varones occidentales “unos camellos por su pareja”…. Por el momento, porque en concordancia con la ley islámica, “al igual que la tierra sobre la que vivimos, pertenece a Alá y a los mejores hombres (sus Fieles), las mujeres occidentales que pertenecen a infieles hostiles, son un botín que algún día conseguirán”.


En los manuscritos “aljimados” escritos de moriscos expulsados de España del Siglo XVI, (escritos en castellano con el alfabeto árabe) se encuentran profecías que algunos árabes consideraban como esperanza próxima: “España volverá a la religión del Islam, y será el rey de los cristianos cautivo y se tornara musulmán. Y cuando verán los cristianos su rey cautivo, tornarse han musulmanes…. y serán éstos vencedores con el poder de Allah”.

Las mujeres árabes rechazan la ley islámica donde las mujeres están en desigualdad ante los hombres, inspirada en la Sharia (Ley basada en los mandatos del Corán), que esta enfrentada a los Derechos Humanos. La Sharia, legaliza el abuso, maltrato, desprecio y discriminación contra la mujer, permitida en la Sunna y en el Corán. La mujer puede  ser castigada y negársele la comida si tiene la soberbia de negarse a las relaciones que corresponden al varón como esposo.

La señora Sechm, vivió en Argelia recluida en casa de su suegra, salía a la calle con sus cuñadas a paseos acompañadas de un varón familiar. Vinieron a trabajar a España, ella quedo embarazada y fue al tocólogo acompañada del marido, el médico la inspecciono, puso las manos con guantes sobre su vientre, lo cual molesto al marido que salió airado de la consulta insultando al doctor y prohibió a su esposa volver a la visita.  Explica esta mujer, que en Argelia, Marruecos y Egipto hay muchas mujeres sin pañuelo, que realizan las practicas religiosas como necesidad social dentro del mundo en que viven, muchas familias no tienen arraigada la religión como base de su vida, por lo que considera que hacer actos de fe pública sin tenerla, es una hipocresía social, la juventud es rebelde a practicas sin creencias, los regimenes islámicos han querido imponer una moral a la población de estilo medieval.

En los países del Golfo de Arabia, y en Afganistán, la situación es muy dura, si una mujer ha estado en brazos de otro hombre, será rechazada como persona deseable en matrimonio y en caso de  relaciones amorosas el peligro de lapidación existe, incluso el padre puede provocarlo. Escandaliza la noticia de hace dos años, cuando un muftí islámico en Copenhague provoco una manifestación pública después de declarar públicamente que las mujeres sin velo “están pidiendo que las violen”. (Mufti: emisor de una fatua o dictamen legal, jurista  que interpreta  la ley islámica).

Internet es un medio que se está utilizando como espacio de las mujeres islámicas expresando al mundo sus deseos de libertad que luchan en sus reivindicaciones y toman iniciativas de libertad, son 45.000 las mujeres iraníes que escriben blogs sobre temas sociales a partir de experiencias personales.

Lubna Husein, es una mujer que trabaja Jartum (Sudan), en el gabinete de prensa de la ONU, fue detenida con otras doce mujeres por la policía religiosa, por ir vestidas con pantalones “vestimenta indecente”, cada mujer fue condenada a 10 latigazos y una multa de 75 € al considerarse culpables, y ella que se considero inocente y condenada a 40 latigazos, se le conmuto por 150 €. Ahora sigue utilizando pantalones y ha empezado una lucha: Conoce tu derecho para parar la opresión contra ti.

Las duras leyes a que exigen a las mujeres el uso del chador, que las tapa de pies a cabeza dejando solo el rostro y las manos a la vista. Las que así visten no ofrecen sentimientos negativos ni critican a las mujeres que lo hacen de forma moderna y no usan el chador. Empieza a ser frecuente pese al riesgo, verlas vestidas como occidentales con gabardinas ceñidas y pañuelos de colores alegres, alguna muestran buena parte del cabello, van maquilladas y las operaciones de estética son frecuentes.


Las mujeres islámicas liberales piden igualdad de derechos en temas como el divorcio, quieren que  puedan quedarse los hijos en custodia  y no solo con el marido, aspiran a que no sea tan fácil para un hombre casado repudie a su esposa, exigen igualdad en las herencias y que el testimonio de una mujer en un juicio valga igual que el de un hombre y nunca menos. Cuando una mujer es violada, necesita cuatro testigos hombres que hayan visto el acto sexual para determinar si hubo violación o consentimiento, la declaración a favor de la mujer, por varones que hayan presenciado una violación y se dispongan a declarar, es… imposible, por lo que las mujeres son condenadas y el violador no.

Los países islámicos no se adhieren a la “Convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer que se propone eliminar la violencia  de genero”. Es importante dejar claro que la opresión de la mujer no es distintiva del Islam, sino del extremismo.

Un cooperante en Arabia Saudí, uno de los más países mas ricos del mundo y más reaccionarios en facilitar libertad a la mujer, explica: No existe pensión a las viudas, es frecuente encontrarlas mendigando al sol con temperatura de 47º C, vestidas de negro, no se le ven ni los ojos, solo la mano seca en forma de garra como sarmientos retorcidos que te tienden implorando cariad o las encuentras inmóviles acurrucadas en las esquinas llorando y consumiendo la vida que les queda. Entretanto los jeques sauditas, recorren el mundo asombrando de sus riquezas y derroche a las ciudades occidentales, con exagerado machismo, vanidad, orgullo, crueldad y ningún interés social por su pueblo.

Las mujeres tienden a enfrentarse contra leyes injustas y abusos de varones, luchan con la esperanza de obtener igualdad de derechos. Las mujeres consideran que es arma eficaz, el desarrollar su capacidad intelectual y adquirir conocimientos para despojar a los hombres de su narcisismo. Los religiosos deberían aceptar las lecturas de interpretación del Corán que a las mujeres las considera seres humanos dignos de la total consideración al igual que los hombres.


Un comentario en “LA MUJER MUSULMANA SE REBELA

  1. En mi opinión, el título es optimista. Ciertamente, hay mujeres de países islámicos (igual que en los de tradición católica) que se rebelan contra la discriminación secular que padecen, pero decir que “la mujer musulmana (genérico) se rebela” es cuantitiva y cualitativamente exagerado.
    Ojalá fuera verdad, ¡hasta los varones saldríamos beneficiados!
    No, las mujeres (genérico) no tienden a “enfrentarse contra leyes injustas y abusos de varones”, se rebelan las pocas que abren los ojos. Hay que respaldar a esa minoría, ¡que es minoría!
    Por lo demás, leer el “post” es una delicia humanista.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s