De vicios y costumbres


Hablando de corrupciones de políticos y demás personajes públicos, nos asombra e impresiona de forma escandalosa la aprobación social que se manifiesta en las votaciones de las elecciones o en la compra de productos y servicios de las empresas de esos personajes (Bancos, Fábricas de automóviles, Inmobiliarias)

Como siempre, no hay nada nuevo bajo el sol y Montaigne se lamentaba así en sus Ensayos:

Fundar la recompensa de las acciones virtuosas en la aprobación de los demás es adoptar un fundamento demasiado incierto y confuso. En particular en un siglo corrompido e ignorante como éste, la buena estima del pueblo es injuriosa; ¿ a quién confiáis el ver lo que es loable? Líbreme Dios de ser hombre de bien conforme a la definición que veo hacer a diario por honrarse, a cada cuál de sí mismo. “Lo que fueron vicios son ahora costumbres” (Séneca, Cartas)

De lo cuál se deduce que en el seno de una sociedad donde la corrupción es virtud para la “mayoría”, al menos esta agrupación de votantes o consumidores no castiga aquellas conductas, ¿las minorías están condenadas a sufrir las injurias del sentido “común” de aquella?

Mientras, la música parece diferente pero es la misma, siempre la misma melodía a través del tiempo.

Anuncios

Un comentario en “De vicios y costumbres

  1. La HISTORIA, cuanto se puede aprender de su conocimiento, casi nada es nuevo bajo el Sol y sin embargo nos obcecamos en no verlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s