HISTORIAS DE CURANDEROS HISPANO AMERICANOS


Historias y hechos de curanderos en Hispano América

En 1929, el renombrado escritor Jenaro Cardona publicaba una colección de cuentos llamada “Del Calor hogareño” Dentro de esa compilación destacaba un satírico relato que narraba los episodios cotidianos de un curandero de pueblo. Con cierto sinsabor el escritor describía la popularidad del “doctor”, que era respetado y afamado por su comunidad, hasta el punto de que en todo el lugar nadie dudaba de lo “…hábil y acertado” de sus prácticas curativas.

La reputación del “capacitado médico” abarcaba no sólo a su pueblo, sino que también llegaba a las comarcas vecinas, pues era muy común que fueran a consultarle “…gentes de diferentes lugares”. Con humor, estremecimiento y miedo, Don Jenaro nos presentaba un día del acreditado “médico”, del cual rescataremos algunos elementos. La jornada del “galeno”comenzaba reconociendo su práctica ilegal. Consciente de que su ejercicio curativo era ilícito tomaba todas las precauciones necesarias. Cada pasante extraño, nuevo cliente o forastero bien vestido era considerado sospechoso de ser un guarda fiscal o un “…dautor”. Una vez aclaradas las intenciones del desconocido, era posible pasarlo a la “sala de consultas”, la cual era un cuartillo bastante insólito. Los pacientes que sabían leer encontraban en las paredes del “consultorio” un sinnúmero de enfermedades escritas en carbón con sus respectivos remedios.

Entre las medicinas podían hallarse mejunjes de plantas entremezclados con fármacos de patente.

Así por ejemplo se leían en la pared cosas como: mal de orina… manencia / mansanilla / ojas de oraús /cólico encajao… castor / castoreo / cajoyas de naranjo agro /En 1929, el renombrado escritor Jenaro Cardona publicaba una colección de cuentos llamada “Del Calor hogareño”. Dentro de esa compilación destacaba un satírico relato que narraba los episodios cotidianos de un curandero de pueblo. Con cierto sinsabor el escritor describía la popularidad del “doctor”, que era respetado y afamado por su comunidad, hasta el punto de que en todo el lugar nadie dudaba de lo “…hábil y acertado” de sus prácticas curativas

En una forma de descripción impresionista, podríamos acordar que el chamán es un individuo visionario e inspirado, entrenado en decodificar su imaginería mental y en entenderla. Esta imaginería mental que el chamán ha cultivado, y cuyos impulsos y pasadizos afirma dominar, le sirve de técnica de profunda revisión personal y como camino para recibir verdades referidas al mundo exterior, que él vive como revelaciones. En nombre propio o en el de la colectividad a la que sirve y con la ayuda de sus espíritus aliados -que a menudos son plantas psicoactivas-, el chamán puede entrar en un profundo estado modificado de su mente sin perder la conciencia despierta de lo que está viviendo. Penetra en lo que me gusta denominar una consciencia dialógica. Durante la disociación mental a la que se somete y controla, su ego visionario establece relaciones con entidades que el chamán vivencia como de carácter inmaterial. Con la ayuda de tales entidades… dice poder -hasta un punto que depende de su capacidad personal- modificar el orden del cosmos invisible de acuerdo a su interés o al de su colectividad. Es habitual que el chamán consuma sustancias enteógenas o mantenga rituales percusivos (principalmente binarios) para inducirse la disociación mental, el trance, que lo caracteriza.

Ahora no se puede hablar de chamán ni de chamanismo en términos genéricos, ya que hoy en día coexisten distintos tipos de chamanes y de chamanismos en nuestro planeta .Lo que diferencia a unos de otros es, en primer lugar, su propósito y en segundo lugar la tradición a la que pertenecen y la formación que han recibido.

El propósito original de chamanismo era el autoconocimiento y como tal, constituye uno de los caminos más antiguos hacia el despertar del ser humano o la iluminación, como se le llama en otras doctrinas. A éste tipo de chamanismo  chamanismo esencial para diferenciarlo de los propósitos ulteriores que, al paso del tiempo, fueron adquiriendo los herederos de la tradición que se separaron cada vez más del antiguo conocimiento. Entre estos propósitos ulteriores, el más difundido en la actualidad es la sanación, principalmente de síntomas y enfermedades psíquicas y físicas.

El antropólogo catalán Josep María Fericgla, investigador y autor de Los chamanismos a revisión, asegura que no se puede hablar de chamanismo, sino de chamanismos, ya que los distintos chamanes difieren de la imagen clásica en función de su origen, su inclinación y sus objetivos; además de que en la actualidad se ha desvirtuado su función ancestral y hay toda una serie de impostores respondiendo a las demandas del mercado.

Para Fericgla, existe el chamanismo de consumo. Como consecuencia de la avidez de los Occidentales ávidos de escapes y dispuestos a pagar por una experiencia exótica, “pues se ha convertido en un simple producto más para ser vendido en el mercado de creencias y espectáculos en que hemos convertido la Tierra”.

Por contraposición, asegura que “hay que entender el chamanismo clásico como un campo específico en el que se dan profundas experiencias estructurantes, que tanto afectan el mundo individual como el social”.

Del libro (Los chamanismos a revisión) Autor Joseph Maria Fericgla

Comentario: Aunque haya chamanes dispuestos como mercenarios a realizar ceremonias destinados a turistas, no es un adecuada utilización de las responsables actitudes que debe tener el chaman, como utilizadores, si queremos adquirir “poderes” para explorar nuestras capacidades psíquicas,  busquemos un “chamán brujo”;  y si estuviéramos enfermos busquemos al “chamán sanador” que necesitamos para ayudar a deshacernos de los síntomas que nos aquejan; o quizá estemos listos para entrar en la recta final del viaje de regreso a nuestra esencia y podamos comprometernos con la senda del chamanismo esencial, buscando el éxtasis chamanico, lo cual nunca aprobaremos ni recomendamos.

(El éxtasis chamánico, es un estado de “viaje” al que llaman vuelo mágico, y que es producido por malignos productos excitantes, para encontrarse presuntamente según el chaman cara a cara con los espíritus, los dioses y los demonios, en el proceso de intoxicación,  puede creerse que se escuchan voces y visiones, sin fundamento atribuyen la creencia de facilitar la orientación o información para alguna curación, o para el crecimiento espiritual y la solidaridad en la comunidad.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s