Político

 

SEGÚN DICE LA PRENSA……

 

 

 

LAURA DANIELE | MADRID _ABC-Hoy

Para la Iglesia no hay voto de partido que valga. Ir en contra de un derecho tan fundamental como el derecho a la vida es un «contrasentido ético» que no admite «ningún tipo de negociación». Así lo explicó ayer el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, durante su intervención en la primera edición de los Desayunos Informativos CEU, en la que se refirió principalmente a la actual reforma de la ley del aborto que promueve el Gobierno socialista.

A la espera de su próximo debate en las Cortes, el prelado avisó a la clase política que ningún católico «puede aprobar ni dar su voto a favor» de esta reforma sin caer «objetivamente en un pecado mortal». «Esto vale para todos, incluso por encima de lo que diga el partido», insistió. Aunque no lo explicitó, el portavoz se refería así al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, quien semanas atrás aseguró que no habrá en la votación de esta reforma el voto de conciencia sino sólo el de partido, por lo que todo diputado que esté en contra del proyecto no tendrá otra opción que abandonar el escaño.

«Herida en la conciencia»

Las consecuencias de apoyar tan polémica ley no acabaron allí. A renglón seguido, el portavoz ofreció nuevos matices, al recordar que todo aquel que «propague» esta nueva normativa incurrirá en un «pecado público», por lo que tampoco «podrá ser admitido en la Sagrada Comunión». Esta situación no equivale a la de la excomunión, ya que, según explicó, ésta sólo recae inmediatamente en los «que participan directamente en un aborto realizado».

El secretario general completó su lista con la herejía, al señalar que incurre en ella todo político que afirme que «quitar la vida a un ser humano inocente es legítimo», ya que «va en contra de la fe divina y católica que es la ley máxima de la Doctrina de la Iglesia».

Con esta enumeración, el prelado pretendió resaltar «la enorme herida en la conciencia social y moral» que supone la reforma. De hecho, recordó que la primera ley del aborto surgió en 1920 en la Unión Soviética de Lenin. «Es curioso -señaló- pero allí es donde el aborto empezó a tener un respaldo legal, en un Estado que se consideraba propietario de la vida». En todo caso, añadió, «la vida es un bien público de primer orden que obliga a todos, incluso al Estado, a protegerla».

 

Antes de comentar la noticia, quiero declararme como perteneciente a esa generación de “católicos por nacimiento”, practicante por períodos intermitentes de mi vida y que al día de hoy (con algunos años encima), me declaro-por el momento-“agnóstico respetuoso”.

 

Hecha esta aclaración para que el lector se sitúe, quiero decir que me parece bien lo que manifiesta el Sr. Secretario de la Conferencia Episcopal, estoy de acuerdo en que “los pastores” de cualquier creencia están en la obligación profesional y moral de aleccionar a sus “corderos”.

Se abre-al parecer- una nueva etapa en que los políticos-católicos serán informados públicamente a través de la Secretaría de la Conferencia Episcopal de todas y cada una de las “maldades” que han de evitar y que podrían ser entre otras:

*No despilfarrar dinero público

*No estafar

*No robar dinero público

*No prevaricar

Siempre ,claro esta, que estos deslices,detallados anteriormente,sean considerados “objetivamente un pecado mortal” ya que si no fuese así no habría caso.

En el contexto de la noticia no se explica si los políticos que osen votar la comentada Ley quedaran “sine die” fuera de la Sagrada Comunión , o por el contrario una vez cometido el “pecado” y con la consiguiente confesión en regla, serán nuevamente admitidos, queda por aclarar, supongo que los implicados se informaran al respecto y por los cauces reglamentarios…como debe ser.

2 comentarios en “

  1. Robar es un pecado, robar el dinero público mucho más grave, robar a los pobres, parados viudas incluidas en la población general es mucho más culpable.

    Estos pecados no se perdonan si no hay arrepentimiento y la devolución de lo tomado, e imposible si no hay propósito de enmienda,….. Pues si estaría bien que desde el pulpito se avisara a los políticos asistentes de que no son bienvenidos en lugar sagrado. Si es necesario la Iglesia debería volver imponer el sambenito a los fieles que sean políticos pecadores públicos.

    Como no soy político estoy tranquilo, en todo caso, tampoco voy a dar posibilidad de que me rechacen en el momento de darme la comunión. Mi opinión particular es que no aprobaría el aborto, más no voy a reprochar a quien por sus circunstancias particulares lo haga.

    Ante tan enérgica posición religiosa, cabe preguntarse que determinación va a tomar la Iglesia con las madres abortistas, porque con ampliación o no de la ampliación del aborto: no parece se vaya a reducir el numero de las mujeres que recurren a esté desagradable recurso humano.

  2. El tema está en el papel de las creencias y la razón en el ámbito de la sociedad civil. Hoy hemos visto una película sobre Galileo, allí queda muy bien reflejado; la sociedad cuanto más “civilizada” (de sociedad civil) más separa los dos ámbitos con un fin primordial: la feliz convivencia de todos o la mayoría de los ciudadanos.

    La hipocresía de la Iglesia Católica no es ningún secreto y comprensible si tenemos en cuenta que una organización de tal magnitud no puede sobrevivir de otra forma. Pero no toda la Iglesia Católica es igual, y hay muchos creyentes, curas y obispos que saben situar los dos ámbitos que menciono, en ellos hay que confiar para beneficio de esa convivencia. En España tenemos la desgracia o castigo de los dioses de tener a lo más tenebroso y ultramontano de las sotanas eclesiásticas.

    Dentro de unos años, habrá un papa que al igual que Juan Pablo II pidió perdón por el juicio contra Galileo (pero juicio no anulado por la burocracia vaticana) también pedirá perdón por su postura con respecto al aborto (que nadie desea, no se olvide) y al uso de profiláctios contra el contagio del Sida. Al tiempo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s