ORÍGENES DEL RACISMO Y DISCRIMINACIÓN.


ORÍGENES DEL RACISMO Y DISCRIMINACIÓN.

El racismo como forma de discriminación es un fenómeno cuyos orígenes se remontan a tiempos pasados, Christian Delacampagne en «Racismo y Occidente», nos dice que Occidente falto de un mito de los orígenes sólido, busco coherencias que explicasen su personalidad colectiva en base a unas esencias y unas raíces homogéneas, inventa en cada momento histórico diferentes formas de predestinación a la más alta condición humana, que comportarán, de vuelta, la reducción a la inferioridad a las culturas y pueblos milenarios de su entorno y de mas allá.

En la cultura grecolatina se delimita al bárbaro (extranjero),  se legitima la  esclavitud y se excluye a la mujer de los roles activos en la sociedad. Son las primeras formas de mentalidad racista que se acompañan al mito de que la creación del pueblo griego se realizó sin la intervención e influencia de ninguna cultura anterior. Se atribuye a su origen masculino, hecho que centra las construcciones racistas y legitima la discriminación sexista. Desde entonces racismo y sexismo fueron unidos.


En la Edad Media, la mentalidad racista se apoya en la religión, la pertenencia a la cristiandad será un factor que indicaba pertenecer a la única religión
verdadera y de ser parte del pueblo elegido. Aparecen los conceptos de pagano y el de infiel si fuera, y los religiosos se arrogan la decisión de imponer la necesidad de sumisión y conversión de los otros pueblos paganos y otras religiones infieles, si fuera necesario con la espada. Hubo cruzadas e inquisición, el musulmán el Infiel; la mujer el cuerpo del pecado y la concubina el diablo que hay que exorcizar o controlar.

Enfrentamientos de causa económica, social o política se han justificado muy eficazmente con el disfraz de la diferencia racial, encontrándose tanto ejemplos de racismo ideológico como racismo en actitudes y comportamientos, fenómenos que se han dado con frecuencia se han dado han sido ligados al racismo, el enfrentamiento religioso.

Los conflictos con aspectos de naturaleza racista más importantes de la Historia  en  España tuvieron relación con la religión y tienen claras expresiones racistas. Para los reinos cristianos, en la Reconquista, iban seguidos de repoblación, con los que se lograba una limpieza étnica, y cultural.

En la España árabe del Al- Andalus (la actual Andalucía) las divisiones sociales superponían a la escala de riqueza una concepción del origen familiar basada tanto en el origen étnico como en la religión: ponía en la cúspide a los de origen árabe, seguidos por los procedentes de Oriente Medio, los beréberes del norte de África, los muladíes musulmanes de origen hispano, y otros pueblos. Era pues una clasificación Racista.

El deseo de arabización incluía la admisión de componentes religiosos, lingüísticos, culturales e indudablemente raciales. Las clases dirigentes reivindicaban o incluso inventaban ancestros árabes. Durante las épocas críticas con intensificación del integrismo religioso, como ocurrió durante el dominio almorávide, las represiones se incrementaron contra los muzárabes, por lo que se producían  emigraciones masivas a los reinos cristianos del norte peninsular, que después volvían con los ejércitos cristianos en conquista.

Con el descubrimiento del Nuevo Mundo, el encuentro con los nativos al que con presunción llamaron salvaje, aumento de manera firme la obtusa mentalidad occidental racista. Afirmando superioridad étnica,  de muy superior tecnología la del hombre blanco y se decidieron a una labor civilizadora y la misión salvadora de almas, aunque al principio se les atribuyo estaban desprovistos de ellas.

El continente americano fue un buen pretexto para establecer la doctrina racista. El tráfico con esclavos negros, las encomiendas de indios  que se transformaron en un sistema de trabajo forzado para los encomendaderos coloniales, y las plantaciones y minas en base de esclavitud crearán la base de una sociedad fuertemente clasista y racista. Las evidentes diferencias religiosas, de culturas y costumbres unido al color de la piel fueron unas características físicas en los que de apoyaba la discriminación: Eres negro, eres indio, eres mestizo, eres diferente, eres nada, humano inferior, nos perteneces tu y tu vida, necesitas de nuestra protección, te daremos un trabajo de esclavitud de por vida y tendrás que adorar a nuestro Dios. Tal es nuestra misión sagrada que nos ha sido encomendada.


Con la revolución industrial y la total expansión colonial de siglo XIX,  una ola racionalista y científica, basada en los precedentes del movimiento de libertad y humanismo de la Ilustración Francesa, se atribuyó atribuir fundamentos biológicos a las diferencias étnicas y culturales entre los pueblos, en el contexto general del evolucionismo, los racistas defenderán la base genética para advertir las diferencias entre razas superiores e inferiores, proponiendo como modelo el desarrollo tecnológico “desarrollados y subdesarrollados”.

El racismo basado en el beneficio interesado, yde la ideología de su egoísta dominación sirvió para legitimar la servidumbre del dominado en función de sus características propias y permanentes.  El hombre occidental será en su imaginación el sujeto y organizador del mundo y primer actor de la Historia, mientras que el dominado lo miraban como objeto pasivo, estigmatizado en generaciones, sin proyecto colectivo; sólo servirá como elemento de conversión dogmática, de explotación o de eliminación si no interesa a los planes de la raza pretendida como superior.


Cuando el subyugado, reclama justicia e igualdad, cuando el grupo discriminado compite por los mismos recursos o puestos de trabajos, surge el grupo dominador, exigiendo sus presuntos derechos, y se renueva la doctrina y la ideología racista. Cuando los países occidentales están inmersos en crisis económicas, con elevado porcentaje de población en paro y con una fuerte oleada de inmigración de otros países, que se acentúan los brotes racistas que aprovechan los partidos de derechas para hacer apología del inmigrante,  de claro fondo racista basadas en crueles ideologías xenófobas.

Con el colonialismo se impuso al Tercer Mundo un modelo de desarrollo propio de la cultura occidental, un modelo de sobreproducción intensiva. Y como resultado estos países entraron en la regresión económica, en la pauperización de la sociedad y también en guerras intestinas, seguidas de guerras, hambrunas, destrucción de culturas.

Ahora, Europa y Norteamérica sufren una presión inmigratoria de millones de personas que huyen de sus países y buscan en el paraíso europeo un bienestar y un posible desarrollo económico. Europa reacciona reduciendo la inmigración con medidas de control fronterizo y con dificultad de conseguir la residencia o contratos laborales legales. Los empresarios se benefician al conseguir mano de obra barata lo que beneficia el sistema económico al abaratas los costes, estimulan la economía y los peores trabajos que nadie quiere van a parar a manos de los inmigrantes. El racismo y la xenofobia continúan en el Siglo XXI.

Bueno es pequeño

Anuncios

8 comentarios en “ORÍGENES DEL RACISMO Y DISCRIMINACIÓN.

  1. Increíble esta nota sobre los orígenes de la discriminación, relamente me ha sido de gran ayuda…!
    Muchas gracias, Exelente trabajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s