DEL ABUSO DE LA ARISTOCRACIA A LA POBLACION AGRÍCOLA


El feudalismo en España 002

Respondo a una lectora, que me envía un comentario sobre la “moto que me han vendido sin ruedas”, lo que interpreto que intenta transmitir: estoy confuso…, en error, cuando he indicado: es atribuible a la aristocracia española el retraso y ruina de Castilla. Es una opinión que en privado comentario hubiera intentado de aclararle, más como lo  se ha publicado en este blog, tengo que responderle públicamente. Para confirmar mi exposición  y mi criterio no prevalezca; he elegido para responderle un libro de una colección de Historia, número 11, el País  2007. Nos situamos en los Siglos XV – XVI y posteriores:

Página 57 y 58: LA INMENSA MAYORIA DE ESPAÑOLES  vivían en el campo y eran campesinos, pero pocos de ellos eran propietarios de la tierra que trabajaban, porque la tierra estaba monopolizada por la aristocracia y la Iglesia. Entre los campesinos y los nobles existía una incipiente, aunque débil, clase media consistente en comerciantes y profesionales, miembros de la burocracia y del clero y pequeños propietarios rurales. En conjunto estos grupos suponían menos del 4% de la población. En el vértice de la pirámide social se hallaba la aristocracia, una minoría aún más reducida poseedora del poder y la riqueza en proporción inversa a su número. Esta clase privilegiada, junto al clero, era propietaria de una gran parte de Castilla. La aristocracia castellana que había acumulado las tierras conquistadas a los árabes, ampliándolas mediante las depredaciones en las tierras de la corona. Protegiéndolas mediante la creación de mayorazgos y convirtiéndolas en tierras de pasto para las ovejas para el provechoso comercio de la lana.

Página 59 y 60. El noble poderoso, tenía dos residencias, un palacio en la ciudad y una propiedad en el campo. En esta última poseía un poder real y ejercía una jurisdicción feudal sobre sus tenentes desafiando la autoridad del Estado. Medio siglo después del acceso al trono de los Reyes Católicos, el duque del Infantado  de la poderosísima familia de los Mendoza era señor, todavía de 800 aldeas y 90.000 vasallos y gobernaba sus propiedades en Guadalajara como un príncipe poderoso. Y el duque de Medina Sidonia, ofreció 2.000 soldados y 50.000 ducados, al enemigo de Fernando, Felipe de Austria y se prestó a intervenir activamente en la política.

Página 62,  Las inmensas llanuras de la Mancha estaban repartidas  entre las órdenes de Santiago y Calatrava, el Arzobispo de Toledo y el Marques de Villena.

Página 289. Los ingresos procedentes de los arrendamientos se incrementaban con el alza de los precios, con la consecuencia, de que la nobleza que desdeñaba el trabajo y consideraba degradante la actividad de los negocios.

Página 291. Aunque el poder feudal de los nobles declino en el contexto nacional, sobrevivió en las zonas en que residían en forma de de jurisdicción señorial sobre sus vasallos, que les permitía cobras tributos feudales, nombras funcionarios locales e incluso administrar la justicia. Ese poder se había formado en unas condiciones que persistían en la España del siglo XVI, cuyas vastas y áridas llanuras exigían una mano de obra numerosa y disciplinada para cultivarla.

Página 292. Donde la jurisdicción señorial sobrevivió en su forma más primitiva, fue en Aragón, donde estaba protegida frente a los fueros, que amparaba los privilegios aristocráticos con el pretexto de la inmunidad territorial, un señor aragonés podia disponer de su vasallo de forma casi absoluta, y en algunos casos podia condenarlo a garrote vil o venderlo para galeras, aunque la dureza de este régimen se atempero con la progresiva castellanización de Aragón y la intervención ocasional de la Corona, todavía en 1591 no oso abolir sus sagrados fueros.

Página 296. De hecho, hay otra razón que contribuye a explicar la debilidad de la clase media en España: el prejuicio social contra las actividades comerciales de la nobleza, prejuicio que encontraba expresión en la convicción de “el no vivir de rentas, no es trato de nobles”…….. De cualquier forma, lo cierto es que el odio hacia el trabajo manual y hacia la industria – “el deshonor al trabajo”, según la expresión contemporánea – fue un factor que dificultó la iniciativa económica propiamente española……, en el contexto de la estructura aristocrática de la sociedad española y la seguridad que garantizaba la inversión en la tierra, esta era una tendencia natural y no simplemente el resultado de una vacía vanidad, pues todo el mundo sabia que el noble poseía todas las ventajas, honores, exención de pagos de impuestos y una riqueza territorial infinitamente más segura que el comercio.

Página 298 .No es sorprendente que todo un sector de la vida española, fuera colonizado por italianos que no estaban paralizados por los prejuicios aristocráticos y que de cualquier forma, contaban con las ventajas de unas técnicas más perfeccionadas a lo largo de muchas centurias de practicar el comercio a gran escala. El predominio de los italianos y su crecimiento a expensas del Estado causo alarma y resentimiento, y la impopularidad de los genoveses, esos “anticristianos de las monedas de España” como los llamaba Quevedo, era  notoria. Pero la corona española no hubiera podido sobrevivir sin los Grimaldi. Los Doria, los Spinola, los Lamelli y otros, que monopolizaban prácticamente el comercio y ayudaban a la monarquía con préstamos urgentes.

Página 305. En el siglo XVI, la Iglesia estaba presente en todos los niveles de la sociedad española. El estamento religioso contaba con 100.000 miembros y se afirmaba que acumulaba la mitad de la renta nacional.

Página 311. En la región de la Mancha eran las instituciones eclesiásticas la fuente más importante de crédito. Cuando los campesinos se atrasaban en sus pagos, los monasterios y capítulos catredalicios eran los primeros en actuar y apropiarse de la tierra.

Comentario:

El historiador confirma la noticia que exponia en mi blog, e incluso expone como cuando rechazaron el comercio, los castellanos sentados en los confortables sillones del Casino, se quejaban de que otros países lo hicieran.  (Siglos XV y XVI)

Cuando llegó la época de industrialización, el capital continuo en su persistencia cómoda de rentista, y con su aversión al trabajo, por tanto solo invirtieron en tierras, y de aquí surgió que cuando se inicio en España el desarrollo industrial, y no en Castilla obligo a los castellanos a emigrar en busca de unos trabajos que no se facilitaban en su región, los pueblos se quedaron solo con personas ya mayores imposible de iniciar una actividad en las zonas que ofrecían trabajo.

Esto es una realidad que permanece en Cuenca, la ciudad antigua está llena de iglesias, conventos y seminarios hoy vacíos, no encontrara ninguna chimenea que indique actividad de fabricas, la zona industrial actual es de traslados de empresas de la ciudad al polígono del SEPES, donde no hay espacios para comprar, los terrenos vacíos fueron adquiridos por la burguesía local con objeto especulativo (aunque la normativa no lo permite). La costumbre de vivir de rentas, continua siendo una normativa de la rancia aristocracia y burguesía. La gentes tienen su derecho a invertir en lo que creen les convenga, y los demás a criticar su egoísmo antisocial.

En época medieval existía el despreciable abuso del derecho de pernada que permitía al señor feudal pasar la noche con la sierva en su día de bodas antes que su esposo. Una ignominia de abuso de poder que se extendió por la cristiana Castilla, Como diría Matilda Joslin Gage: «Las mentes del pueblo habían sido corrompidas a lo largo de los siglos con estas doctrinas […] la mujer, siempre oprimida, debía proporcionar solaz a unos hombres acostumbrados a la violencia y a obtener placer en el sufrimiento ajeno»

Espero que mi lectora haya quedado convencida de que existió desafortunadamente el dominio feudal en la población conquense, castellana y española. Insistir después de estas notas en que la aristocracia no tenia derecho feudales solo es atribuible que quien lo dice es descendiente de aquella estirpe, o sufre de algún bloqueo mental.

Bueno es pequeño

Anuncios

Un comentario en “DEL ABUSO DE LA ARISTOCRACIA A LA POBLACION AGRÍCOLA

  1. Muy bien refutada la respuesta a la chismosa que olvida la actuación de soldados conquistadores y de sus gobernadores, que tratarón a las gentes de forma cruel, como a esclavos todos, y separandonos de nuestras creencias, imponiendo otras nuevas.

    Andale chamaco, sacudele a la chingada esa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s