BERLÍN, Premio Príncipe de Asturias


IBerlin, Alexanderplatz

Si en Europa hay una ciudad que pueda representar mejor la historia de la lucha de las ideas o más bien de la razón, una ciudad sacrificada al progreso por dictaduras, destruida pero levantada sin descanso,  una ciudad que lucha por el futuro sin olvidar el pasado, en Europa no hay otra como Berlín.

Esta fotografía que tomé cerca de Alexanderplatz, cerca de la catedral, cerca del monumento a Carlos Marx, cerca de una avenida con el nombre más delicado y acogedor que haya como es Unter den Linden (Bajo los tilos), resume muy claramente la visión de una ciudad que representa mejor que otras la idea de una realidad supranacional basada en la concordia sin rencores: dos jóvenes que hablan junto los tilos del parque tras el que sobresale la cúpula de la catedral barroca del siglo XVIII

A esta ciudad le han dado el Premio Príncipe de Asturias por representar  según el jurado “un nudo de concordia en el corazón de Alemania y de Europa que contribuye al entendimiento, la convivencia, la justicia, la paz y la libertad en el mundo”. Lo importante de este reconocimiento es que se da a una ciudad, a una población, a un grupo de seres humanos que conviven en un solar ciudadano tallado sobre una gran memoria histórica. Algo que deberían aprender muchas lideresas y líderes de pacotilla que pueblan arrogantes poltronas de nuestras tierras: humildad, honradez, esfuerzo , además de respeto debido a los que piensan diferente.

Enhorabuena Berlín.

Share

Anuncios

2 comentarios en “BERLÍN, Premio Príncipe de Asturias

  1. Berlín es el recuerdo del dominio de ideas nacionalistas sobre otras razas que representa una sin razón, donde la población “aria” se considero producto de genética superior.
    Sin duda los políticos alemanes hicieron dirigir el país por los caminos de la democracia, más hace veinte años cuando se unieron las dos alemanas, las manifestaciones de satisfacción en el mundo libre, hicieron acallar las protestas de los egoístas. La idea de una realidad supranacional basada en la concordia sin rencores era decisión inteligente.
    En efecto nuestros líderes deberían gobernar con las condiciones y motivaciones de: humildad, honradez, esfuerzo además del respeto actual a los que piensan diferente, lo cual debemos exigir todos los ciudadanos españoles, acallando cualquier latente extremismo dictatorial.

  2. Lo que más impresiona es la importancia que le han dado a que esa ciudad sea una ciudad habitable por peatones y ciclistas, la cultura de la gente hace el resto. No han caído en la terrible epidemia que sufren nuestros políticos: el adocenado presentimo, no ver más allá de las propias narices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s