Suazilandia, la extraordinaria Danza de los Juncos


Suazilandia II

Un grupo de muchachas suazis, durante un pasaje de la espectacular ceremonia “la Danza de los Juncos” FOTO: KIM LUDBROOK

Suazilandia  la Danza de los Juncos

El Reino de Suazilandia (Umbuso weSwatini) /REGIÓN DE LOS SUAZIS/es un pequeño país encerrado en el sur de África  y sin costa marítima, uno de los más pequeños del continente negro, entre  Sudáfrica y Mozambique. Pertenecen a la etnia bantú  y tribu suazi y tiene un millón de habitantes.

Un pobre y desventurado país que tiene dos tristes record: “la menor esperanza de vida del mundo entero  de solo 37 años” y con “una tasa de infección del sida  al 32% de su población” que causa unas 7.000 muertes anuales.

El rey de Suazilandia, Mswati III, es el heredero de una monarquía totalitaria, con capital en MBADANE, este rey se ha casado al menos catorce veces, eligiendo entre las jóvenes vírgenes del reino que se presentan a la ceremonia de la Danza de los Juncos, que se celebra cada año.  El padre del actual rey, Sobhuza, que reinó durante 61 años, hasta su muerte en 1982, se casó con 125 mujeres durante los años que ocupó el poder.-

El padre del actual rey, Sobhuza, que reinó durante 61 años, hasta su muerte en 1982, se casó con 125 mujeres durante los años que ocupó el poder.

Mswati modificó elumchwasho, rito tradicional del país que busca la castidad, a fin de contener la propagación del Sida. Según el nuevo rito, las jóvenes menores de 19 años tienen prohibida toda relación sexual durante cinco años, y para lograrlo llevan una borla de lana de color que indica su estado, y que prohíbe a los hombres cualquier contacto sexual con ellas. Aunque para el Rey como poder absoluto tiene la potestad de enviar a sus sicarios a raptar a las jóvenes que el decida. En las noches de cualquier día los hombres del séquito de Mswati entraran en la casa de la elegida en capricho real y se la llevaran al palacio, donde será agasajada por el rey.

LUDZIDZINI./ la danza de los juncos, es una ceremonia donde miles de chicas procedentes de todo el reino de Suazilandia  se reúnen una vez al año en una explanada próxima al Palacio Real para dar comienzo a una danza que se ha convertido en una de las ceremonias más vistosas de África y de un gran reclamo para los visitantes, reúne a jóvenes que durante dos días cantan y bailan con los pechos descubiertos para mostrar su feminidad, vestidas con ropas que llevan los colores de la bandera nacional. A las mujeres africanas no les importa para nada enseñar los senos, es algo de lo que se sienten orgullosas y consideran las hacen femeninas. Las chicas llevan prendas amarillas, rojas y azules. Portan machetes, antorchas o escudos guerreros, y también cañas de tres o cuatro metros que han recogido en los últimos días.

Sus bailes y el lento avance de la bulliciosa multitud por la explanada situada cerca del Palacio Real deja una estela de polvo, ante la mirada de miles de personas nacionales y extranjeras que han llegado para ser testigos de la celebración tradicional. Las jóvenes, todas solteras, están adornadas con un collar de cuentas, llamado ligcedeshaen idioma suazi. Su torso lo cruza una bandolera de flecos o un pareo enrollado de color oscuro, y las caderas las cubren una falda muy corta, llamada indlamu. En los pies, unas tobilleras con semillas ovales marcan el ritmo de la danza, la emafahlawande.

En un principio, la idea de esta tradición era que todas las participantes se abstuvieran de tener sexo hasta que estuvieran en edad de casarse. El rey Mswati III suele utilizar esta ceremonia para escoger esposa (ya tiene catorce). Esta danza tiene lugar todos los años a fines de agosto o comienzos de septiembre. La fecha es elegida por los líderes tribales, según la posición de la luna y las estrellas, en una fiesta que, con sus prolegómenos, se extiende por ocho días. Durante las cinco primeras jornadas las jóvenes fueron cortan y seleccionan las cañas, que tras la ofrenda a la reina madre sirven como cortavientos.

En el día de la danza, las adolescentes llegan por grupos desde primera hora, bajo una atmósfera de alegría y exaltación, y luego se dirigieron en una inmensa fila hacia el Palacio Real. La multitud de chicas baila encabezada por las hijas del rey, que ya tiene 27 descendientes. Se las distingue de las demás por las plumas rojas que adornan su pelo y que simula una corona, llamada umcwasho. Allí presentaron sus cañas a la reina madre, quien las recibirá sentada, tocada con una piel de leopardo.

La enorme pobreza del país, que afecta a las tres cuartas partes de la población suazi, induce a las jóvenes que acuden a esta danza tradicional, con la esperanza de ascender en categoría social lo que  ilusiona a muchas jóvenes del reino que ven este baile de los juncos, como la única posibilidad de escapar a la miseria y alcanzar la fortuna y bienestar si el rey logra fijarse en alguna que será elegida como esposa y formara parte de su harén.

COMENTARIOS:

Es como el cuento de Grim “la Cenicienta”, en cruel. El rey puede elegir entre miles de adolescentes, como en concurso donde pueden llegar a uniones matrimoniales ellas por interés social, el rey déspota por conocer las delicias de las jóvenes.

El rey solo pone una condición, que sean vírgenes…, para cumplir la clausula, … existen unas “remendadoras que cosen los lados del himen”, para que el lascivo rey al encontrar el conducto cerrado tenga ilusiones de tomar en primicia algo que ya fue disfrutado por algunos de sus míseros súbditos.

Bueno es pequeño

Anuncios

2 comentarios en “Suazilandia, la extraordinaria Danza de los Juncos

  1. He leido el blog que recomienda Félix, es noticia que explica la doble moral de los politicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s