Experiencias en los ríos, respetando la Naturaleza.


Experiencias Rafael

Experiencias en los ríos, respetando la Naturaleza.

Autora Nuria Yubero Bascuñana, (Antropóloga) De su investigación sobre la pesca.

Son muchos años de mi vida los que disfrutado de este trozo del río Júcar que nace en Cuenca y desemboca en Valencia, o debo decir ¿desembocaba? (Porque ni un gota de agua llega al mar siendo aprovechada para diversos usos), es  mi lugar de descanso, de relax que permite olvidar el duro estrés del trabajo, “mi lugar” al que realizo mis visitas, donde encuentro a mis conocidos amigos y compañeros, en la que ahora llegan nuevas generaciones y aunque en nuestro coto no se discrimina en edad ni posición social, si que existen dentro del grupo general grupos más pequeños que interaccionan con todos, más preferentemente entre ellos, esto se origina por el aumento de socios que al ser numeroso se subdivide según preferencias.

Este lugar, es como una extensión de mi casa, como parte de mis propiedades que tengo que cuidar y conservar, riego y abono algunas plantas de mi lugar preferido de pesca, como un jardinero que se preocupa de tener bello su rincón.

Los que arrojan y no recogen plásticos o latas en la naturaleza, lugares que son como sagrados para los amantes del río, no perciben que caemos en el riesgo de convertir un lugar paradisíaco en un estercolero feo, sucio e ingrato, son pocos, más deberían mentalizarse que no pueden destruir lugares de recreo por su negligencia o descuido, los mayores son más responsables y alguna vez que me han visto recoger lo que ellos tiran, han terminado de recoger ellos lo suyo y lo de otros y han pedido disculpas, algunos jóvenes que algunas veces hacen un mini-botellón se consideran intocables, te miran con superioridad e insolencia, como muestra de un nivel  de comportamiento más cercano a una bestia que a un ser humano, no parece que haya relación con la inteligencia sino con la formación cívica, porque bien es cierto que hay jóvenes corteses, educados y responsables ante la protección de la Naturaleza.

Los pescadores no vemos interferidos en la paz de nuestro lugar de nirvana, por una nueva invasión en forma de vikingos que a través de sus naves, en las que como conquistadores de tierras, mares y ríos atraviesan los territorios del coto vía fluvial sobre piraguas, sin preaviso, arrastrando líneas de pesca tendidas, gritando, chapoteando, son los nuevos ocasionales remeros de estas naves,  sin percibir que molestan, bajan por los ríos con su limitación de inexperiencia, con la pretensión ilusoria de considerarse navegantes que pueden realizar los más inauditos desacatos amparándose en su desconocimiento. Son los monitores los que deben informar de las normativas, usos,  costumbres del río y ley de respeto entre las diferentes actividades lúdicas.

Entretanto soportamos pacientemente, aunque algunos usuarios del coto, se molestan de la intromisión “en sus aguas de pesca” de agitadores de las aguas del feliz Júcar en su camino al mar, o mejor dicho al regadío de Levante. Este es otro tema candente, el gobierno Valenciano, exige las aguas del Júcar y del Tajo apoyándose en solidaridad de los pueblos, y es cierto que está acción humanitaria es necesaria,  pero cuando hay poco hay que compartir, no exigir según sus necesidades sin tener en cuenta las de los demás, los pueblos del interior están de acuerdo en dar, más no dar todo para quedarse sin nada. Cuando a algunos les llaman insolidarios aquellos responden “egoístas”. Son los políticos los que incordian las relaciones, para mover voluntades y ganar adhesiones y votos,  a veces pienso que están satisfechos con que no les conceda sus exageradas peticiones, para así subir al estrado justificando sus arengas contra enemigos imaginarios, en actos que no son de locura sino de maldad.

Soy pescador que no pesca, aunque he pescado, y sigo pescando aunque no de la forma tradicional, sino como pescador ecológico, no me interesa el pez como trofeo, de llevarlo al sitio de reunión para presumir de número de peces o del elevado peso capturado, solo juego con el sin hacerle daño. He tenido grandes capturas, poseo montón de trofeos, copas, medallas y diplomas, tanto que mi esposa, un día enfadada los desmonto todos, los metió en unas maletas y me dijo, basta ya, tengo el comedor que parece una feria y yo quiero como todo el mundo,  tener unos cuadros o fotos de la familia, así que te he limpiado la buhardilla y allí colocas todo esto como puedas,  eso me afecto, pero lo entendí.

Mi conversión a pescador ecológico, ocurrió cuando en mis vacaciones en Valencia, mi vecino de apartamento que tenia una barca, me invitó a pescar cerca de la costa, había un mar tranquilo y apacible, llevábamos dos cañas cada uno, de pronto empezaron a silbar los carretes, habíamos entrado en un banco de peces que no conocía, eran lampugas, también llamado pez limón, empezamos a sacar sin parar y yo me percibí de que algunos de los que sacaba, cuando los subía a bordo eran seguidos por otros peces, quedándose  al lado de la barca, como queriendo saltar en seguimiento al capturado, lo comenté a mi compañero y me contesto que este pez es gregario, no se separa de su pareja, y cuando capturas a uno su compañero se queda como ofreciéndose al pescador para ser sacado del agua en un acto similar al de inmolación, desde ese momento paré de pescar, después estuve con una situación como de responsabilidad culpable y decidí convertirme en un pescador ecológico.

Por tal concepto, entiendase el que juega con el pez, estudia sus estrategias y reacciones, al fin  de engañarle y capturarlo, para después sin dañarlo soltarlo en el agua donde continuara su vida y su ciclo. Un amigo cazador, me dijo que el hacia algo parecido en su deporte, ya no le tira a perdices ni conejos, sino a platos de barro cocido. También hago de observador, si encuentro unos peces que están tranquilos en sus aguas, me encantan sus movimientos de aletas, que danzan constantemente para estar fijo en la misma posición soportando la fuerza de la corriente, me fijo en el cangrejo que con los impulsos de su cola sale disparado hacia distintas direcciones dominando con sus tenazas el equilibrio compensando con su posición el lugar de “amerizaje”, incluso el discurrir por las aguas de algún mosquito y que desciende entre las aguas y que es capturado por una trucha, como nosotros humanos lo hacemos con ella, con lo que califico a la trucha un depredador para su subsistencia, con la desventaja para el animal, solo comerá lo que desciende por su trozo de río, que tendrá que competir con otros de su especie para ser el primero es cazar, podrá emigrar, río arriba, en busca de alimento.

Lo mismo que hacemos los humanos, que si en su tierra no puede comer, emigran hacia arriba, o más claro al Norte.  En resumen es la vida y la lucha de los seres vivos por la supervivencia y no seré yo quien destruya esa maravilla de la Naturaleza, por un capricho,  yo no tengo necesidad de comérmela porque tengo otros productos con que alimentarme. Tengo como un acuarium particular donde lo que sucede siempre es nuevo cambiante o diferente, y es que el río cuando es observado por el paseante de sus orillas queda admirado de la paz de las aguas cantarinas, y se pierde lo mejor, el contenido del río donde se producen los fenómenos de vidas que se crean, se mutan, seres que comen y son comidos, donde el más rápido, el más hábil sobrevive, los otros sirven de apoyo a la vida de los demás.

Como en la vida humana fuera del agua, solo que aquellos son animales que luchan por la supervivencia y a nosotros somos racionales, aunque en ocasiones no  nos merezcamos tal apelación. El pescador ecológico no destruye, al contrario defiende la Naturaleza.

Bueno es pequeño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s