Auto -entrevista, FLORIÁN PESCADOR.


El señor JuanEl pescador Picasso

Auto-Entrevista a Florián pescador.

Los pescadores somos exagerados y bien conocida es nuestra fama de aumentar el tamaño y cantidad de nuestras capturas, más hoy en un acto de humildad, de arrepentimiento por mis pasadas culpas voy a expresar con total sinceridad mis tristes resultados en esta actividad de pesca a la que me he dedicado parte de mi vida, hasta ahora que la edad me ha vencido y doblegado en mi afición, y es que existe diferencia entre pescar en un sitio calido, a hacerlo en este río Júcar frío, enormemente frío.  Más las arco-iris son de aguas frías, aquí se crían y pescan por ello venimos al hábitat adecuado para las truchas pero no para los humanos.

He soñado siempre con ser pescador, de pequeño leía aquellos héroes que luchando con temporales en el mar recogían los abundantes pescados que en enormes bancos llenaban las bodegas, o navegar en un magnifico yate donde yo era el capitán al que unas dulces sirenas me llenaban de caricias mientras le susurraban canciones bellísimas, las cañas estaban situadas en ambos costados del barco y con ellas capturaba hermosos ejemplares, en otras ocasiones pescaba en lagos donde de las aguas sacaba a los monstruos y dragones del fondo que asustaban a princesas y que terminaban haciéndome rey consorte. Todos los sueños de mi infancia se desvanecieron, nunca se me apareció ninguna hermosa ninfa, solo agua y algún pez que no llevaba ningún anillo mágico, ni me hablaba, ni me pidió lo soltara a cambio de tres deseos que me iba a conceder, nada. Es por ello que me siento un pescador frustrado que ahora en su vejez expone sus desilusiones.

Claro que a mi amigo Julio, le paso algo peor o mejor según por donde se mire, se dedico a  pescar almas siguiendo el ejemplo de los Apóstoles, se hizo sacerdote renunciando al mundo, con tanta suerte que al tirar su red engancho a la maestra del pueblo y se organizo un follón de los que estaban a favor y los que estaban en contra, que eran los de siempre, anclados en posiciones estaticas después de discusiones y guerras. Mientras los otros discutían el se llevo su captura, con gran enfado del hijo del Señor Alcalde que había querido ennoblecer su rica familia con algún talento. Más en la pesca, como el la vida real si no andas despierto el vecino se lleva tu pieza.

Quizás sea el pescador que menos piezas he pescado, hablo de peces, no de otra cosa que tampoco. La explicación la he encontrado tras largas reflexiones en las largas tardes con la caña tendida, sin que nada moviera la punta de mi caña, llego a la conclusión de que soy un pescador protesta que rechaza se haya convertido el deporte en una actividad económica que le reporte beneficios a las multinacionales, la pesca es un deporte que se ha convertido en caro, al no poder utilizar los cebos naturales, aquellas largas y gordas lombrices que recogíamos de las tierras húmedas, tenemos que comprar “la masa americana”, carísimo producto que fabrica una empresa española mediante franquicia, las truchas que cogemos son de piscifactoría, que acostumbradas a recibir el alimento del ser humano pierden su capacidad de instinto ante el peligro y son fáciles de pescar, desapareció la actividad tranquila del pescador, ahora al llegar a tu coto, no puedes aparcar tu auto, el puesto habitual de pesca te lo han ocupado, encuentras camino de otro puesto cinco latas de cerveza y una de cola, tres crios juegan con un balón que tiene tendencia a caer cerca de la terminal de mi caña y al final estás deseando volver a casa para descansar, ahora la pesca no quita el estrés, sino que lo produce.

Peces antes había, ahora los llevan y nos peleamos por una raquítica trucha, tan tensa es la relación que pudiera haber en alguna ocasión un duelo provocado por la discusión de la pertenencia de una trucha. Son tan pocos los peces que ya algunos realizamos la pesca sin muerte para devolver al río las capturas, así que en el futuro inmediato estarán domesticadas y solo morderán tu anzuelo si pones en lugar de masilla una ficha que recogerá la trucha para demostrar su actividad en el río y recibir el premio.

Yo voy más allá y veo unos peces de plástico con un imán negativo instalado en la boca del pez, que es atraído por el polo positivo del pescador, o puede que la solución más viable es la virtual, como no abra agua en los ríos, y por tanto tampoco peces seria posible ir a pescar a un salón donde con un casco sobre nuestra cabeza, nos sumerjan en sensaciones tan reales que salgamos con una nasa llena de peces virtuales les que enseñaremos en la tasca virtual de Julio, como trofeos, ante asombrados clientes también virtuales.

Dentro de la animación actual de los cotos, esta como última novedad los navegantes, cuyo recorrido está dentro de tres cotos, esto es un piragüista, en su recorrido de bajar por las aguas tiene que atravesar unas cien líneas tendidas en el agua, esto molesta, interfiere y enfada a cien personas, por lo que los sufridos chavales reciben asustados calificativos que son hirientes, sin que haya preocupación de nadie por resolver una situación que puede llegar a la violencia y agresión física, ante los administradores del río que en su ineficacia de gestión, no sabe, no contesta, no esta, no entiende. O les importa un rábano, porque su interés está en la espera de otro puesto donde las responsabilidades son más complejas, y rentables…, por ejemplo Urbanismo.

El afortunado desarrollo de la economía y riqueza, nos ha llenado el río de desechos, en tiempos pasados tu ibas a pescar y llevabas una botella de cristal con vino, que ponías a refrescar  en el río, cuando estaba vacía te la llevabas a casa para rellenar, si lo preferías la bota era magnifica, apretando con fuerza salía el chorrillo refrescante al fondo del gaznate produciendo una agradable sensación o una cerveza de litro que al pasar por el chiringuito la devolvías para recuperar tu fianza, ahora es todo desechable y hasta recuperable, hombre si pero no desechadle en la orilla o el fondo del río y a recuperar por los que la compraron y bebieron y no por ajenos que no participaron ni  tiraron y tienen  que meterse al río buceando. Problema que se resolvería si el envase fuera comestible e hiciéramos comerlo a quien lo tira.

Afortunadamente la enseñanza para la ciudadanía, vendrá a resolver estos problemas de actuaciones incívicas, excepto para los que quieran rezar para que sea su ángel protector quien le guíe, o para padres cabestros  cuyos hijos deben criarse con similar encelafrograma plano en bien de una genética de regresión a animal irracional donde se encuentran cómodamente anclados  y reforzados mediante dogmas.  Algunos padres están en contra de civilizar a sus hijos alegando “objeción de conciencia”, estoy pensando aconsejar a mi nieto haga lo mismo en la asignatura de física, que la lleva arrastra todo el curso, y yo haré igual ante la retención que me hace Hacienda de mi pensión.

La pertenencia a un club de pesca, proporciona relaciones amistosas que se desarrollan entre sabrosos aperitivos y súper bocadillos que nos prohibió el médico por nuestros problemillas de salud, en casa no los tomamos porque no nos los ofrecen, se necesita ser robusto y tener escaso sentido común para ser capaz de tomarse un chocolate con churros a las ocho de la mañana y a las diez una barra de pan con chorizos, pimientos, una morcilla, y tocino “entreverao” picamos aceitunas, cacahuetes, queso y bebemos como si un concurso de bebedores de cerveza se celebrara, (INCREIBLE PERO CIERTO).

Eso si entre agradable e inteligente conversación, el tema más corriente donde todos tenemos un gran dominio es en el fútbol, hay unanimidad en criticar al seleccionador nacional pero no en la elección de los jugadores, y diferimos entre los seguidores de distintos equipos, la mayoría son del Madrid, y celebran la victoria de tu equipo y la derrota del contrario como si de confrontación militar se tratara, los del Barcelona este año han sido los ganadores que se han recibido mas honores, de política no se puede hablar porque los insultos llegan a oírse en la otra parte del río, la religión es un tema tabú  que es mejor no destapar ya que los aristotélicos se enfurecen, problemas sociales se solucionan con métodos expeditivos, los temas culturales como comentar un libro no es para nosotros ya que hay otras distracciones y eso que hay alguno que tenemos varios libros en una bonita estantería de su casa, lo que ocurre es que algunos no los ha leído todavía. Si conocemos culturas, por ejemplo la romana tema histórico importante, conocido a través de las interesantes películas de “romanos”, por ellas supierón que Nerón mando quemar Roma y luego el muy cobarde culpaba a los cristianos inocentes, o que un esclavo gladiador se rebelo contra el poder establecido y ….oye mejor vete a verla, a mi me ”gustan las de “indios” son epopeyas de la “culturización” de un país donde los indios se resistían a ser solidarios y entregar sus tierras, y lo rostros pálidos los arrinconaban en reservas. Triste destino el de los indios y que crueldad la de los blancos.

Después que hemos experimentado capturando a nuestra inofensiva trucha arco iris de criadero, que es asalmonada porque come productos artificiales que tiñen su carne, llega el momento sublime de disfrutar de ella, he tenido muchos años como invitada a mi suegra, que disfruto de riquísimas truchas, mi mujer y mis hijos no las quieren, mi vecino cuando llego con ellas como ya está advertido antes de abrir la puesta observa por la mirilla y no me abre, así que me he vuelto comedor de pescado, riquísimo manjar,  que tomado a diario día y noche llega a cansar un poco. Vivan los pescadores.

Bueno es pequeño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s