COMPRA DE UNA ESCLAVA SIN ADVERTIRLO


 Esclavas sexuales. Pintura de Isabel MuñozEsclavas sexuales. (Pitura de Ysabel Muñoz)

COMPRA DE UNA ESCLAVA SIN ADVERTIRLO

En el viaje por carretera a una explotación desde Bangui cuando el pais de llamaba Imperio Centroafricano, íbamos en un todo terreno, el forestal francés, un cliente fabricante de chapas de madera, el chofer  y yo, al entrar en la explotación el automóvil hace un ruido de algo roto, paramos en el poblado donde había un mecánico de carretera,  miran por debajo y no es nada grave, un desnivel del terreno ha rozado con el tubo de escape y ha arrancado un soporte, no hay material nuevo y se dedican a buscar de un enorme cajón un tornillo para sujetar de nuevo el tubo.  Que inesperadamente encuentran y se disponen a montar.

El francés nos invita a un refresco en un bar, que es una cabaña de madera y una cubierta de mijo. Mi cliente español que no habla francés mientras nosotros saludamos a gente conocida, aburrido se separa de nosotros y curioso da una vuelta mirando por el poblado. En ese paseo corto según nos relato, un anciano negro, se dirige a el hablándole con rapidez, no entiende nada. El hombre lo toma del brazo y tira de el aunque se resiste al verle viejo y débil se deja llevar y entra en una cabaña donde hay tres personas sentadas en el suelo tapadas incluso la cabeza son un pareo marrón,  como estaba oscuro eran de raza negra y el venia del pleno sol, no ve bien y adivina que son unas mujeres jóvenes, el viejo habla y mi amigo continua sin nada saber, y entiende que los que pide el anciano es una ayuda para las que considera sus hijas o nietas, cansado de la verborrea del africano, sale de la cabaña y el otro le sigue agarrado del brazo, lo veo de lejos y también creo que le esta pidiendo unas monedas.

Mi amigo saca la cartera, lleva dinero que cambio en el banco sin conocer bien su valor y da un billete, el negro no le suelta, me acerco y veo que da otro billete, comenta que se ha puesto pesado y le ha dado unos billetes sin tener claro de su valor.

Lo damos como zanjado y nos vamos al automóvil donde el chofer nos hace señas, no tenemos mucha prisa, porque estamos a unos 500 metros de nuestro destino.

Cuando vamos a subir al coche aparece el viejo con una niña envuelta con un pareo aparenta unos quince años, la chica se cubre la cara, el hombre entrega la mano de la chica a mi amigo y marcha,  nos quedamos todos asombrados y el chofer que si ha entendido al anciano nos explica que ha comprado a la chica, interviene para deshacer el trato y consigue devolver “la compra” aunque no recupera todo el importe entregado en creencia de donativo. Todos lo consideramos un asunto relacionado con las costumbres tribales, más el chofer esta indignado y no porque viera una acción censurable sino porque el precio que pedía el viejo por una de sus nietas era exagerado, ya que son de clase muy baja y pobres. En su discurso de exaltado, cuando iba conduciendo y tras pegar un frenazo, dirigiéndose a  nosotros con gesto amenazador dice: Vosotros los extranjeros estáis haciendo subir los precios de las mujeres,…mi acompañante ha dado el valor de una cabritilla (sin saberlo),…..cuando para esa chica con un machete es suficiente, pedí excusas en nombre de amigo que estaba tan feliz sin conocer el resultado de su acción.

Cambiamos de conversación, entramos al parque de troncos para seleccionar los que interesaban para el trabajo de mi cliente. A la noche cenamos en casa del forestal y cuando después de cenar estábamos en el porche, llega el chofer con una muchacha cubierta con un manto, con objeto de concretar una nueva operación con mi compañero de viaje, como no lo entiende se dirige a mi como interprete y posible comprador, le digo que yo ya estamos casados, para el esto no es impedimento y fuerza la posibilidad de transacción alabando las virtudes de la joven. Añado que nuestra religión no nos lo permite, lo cual ya le afecta,  me mira muy serio con respeto y se levanta, pide que le compense el tiempo perdido, salgo del compromiso dando a cada uno el equivalente a 3€, a continuación se dirige a mi compañero de viaje que no esta preocupado porque nos ve sonreír, cuando le explico lo que sucede, mira asombrado. Interviene la señora de la casa que es francesa  y riñe a su chofer quien aguanta silencioso, y de vez en cuando afirma con la cabeza y dice con muy baja voz: Oui madame, Bien sure madame.

Aparta  a la chica a una sala para hablar con ella, le entrega unas ropas de mujer europea y la africana marcha tan feliz.

Dentro de su cultura africana la mujer tiene asumido que su vida es así, y que más pronto o tarde será entregada a un hombre sin importar edad ni raza, ni status social y lo aceptara sin fuerza para rebelarse, sin capacidad de hacerlo y desconociendo que esa situación de entrega está fuera de los derechos que le corresponden como ser humano.

Nos angustia el sentirnos incapaces de no poder ayudar a esta sumisa joven, que nos mira sus oscuros ojos dentro de un rostro que no demuestra ninguna emoción, silenciosa, sin aparente temor.  Mi amigo dice de denunciar a la gendarmería, el francés residente responde que si la familia no la protege, la vida de una joven no tiene valor.

Ni ellos estando allí pueden ayudar, son incapaces de facilitar apoyo a todas las necesidades, porque quedarían desbordados en muy poco tiempo.  La señora ayuda como enfermera a distancia comunicando por radio los síntomas de los pacientes y el médico la guía, son tantos los casos que son incapaces de dar solución.

Bueno es pequeño

Anuncios

Un comentario en “COMPRA DE UNA ESCLAVA SIN ADVERTIRLO

  1. por desgracia ya no me sorprende ,he visto y escuchado tantas barbaridades que esta es solo una de la larga lista de sucesos que jamas podre comprender o mas bien ,no quiero entender.
    ,pero es una buena historia.

    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s