Ruinas de Kilwa Kisiwani y de Songo Menara Patrimonio de la Humanidad.


Kilwa kisiwaniKisiwani

Ruinas de Kilwa Kisiwani y de Songo Menara Patrimonio de la Humanidad.

Kilwa Kisiwani y Songo Mnara, son dos islas pequeñas junto a la costa de Tanzania que representan los vestigios de dos grandes puertos comerciales en los que durante los siglos IX al  XVI, se negociaban los depósitos de minerales que se recibían del continente africano, allí se vendía cambiaban el apreciado  oro y el  necesario hierro de Zimbabwe, y se traficaba con esclavos capturados en África del Este un negocio rentable y prospero, además se subastaba el marfil africano reconocido por su calidad y belleza. Todo se canjeaba por tejidos, porcelana china o joyas.

Las Ruinas de estas islas Kilwa Kisiwani y de Songo Mnara, fueron inscritas por la UNESCO (1981) como Patrimonio de la Humanidad y se han incluido en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro (2004).

Situadas en la entrada de una bahía en el sudeste de Tanzania, fueron ocupadas en el Siglo IX, por individuos de las etnias Swahili. Un jefe de la isla de Kilwa Kisiwani tuvo la extraña ocurrencia de vender las islas a un mercader árabe llamado Ali Bin Al-Hasan, que fue fundador la llamada dinastía  de comerciantes “Los Shiraz” que crearon un poderoso comercio. Los sucesores buenos dirigentes y activos empresarios, mantuvieron el imperio comercial más poderoso de África Oriental durante los Siglos XI al XV con base en los puertos de estas islas. El grupo comercial de los Shiraz desde el siglo XIII, dominaban las costas africanas y los centros comerciales desde la isla Bemba por el norte, hasta Sofala, en el sur.

El mundo occidental tuvo las primeras noticias de Kilwa, por mediación de los escritos de un culto intelectual marroquí y viajero Ab Abdullah Ibn Batuta, que visitó las islas  en 1331, describió como quedo impresionado  y extasiado por la “belleza de la gran ciudad, con edificios construidos de piedra de Coral normalmente con un único piso y pequeños estancias separados por macizas paredes y con tejados formados de placas de la misma piedra, soportados por las paredes y por estacas de manglar” y también encontró “estructuras formidables de varios pisos y algunas bellamente ornamentadas con piedra esculpida en las entradas, tapices y nichos cubriendo las paredes y el suelo con alfombras”

Cerca de 170 años después, el portugués Pedro Álvares Cabral, visito Kilwa y redactó informes de que encontró: “Las bellas casas de coral y sus terrazas, pertenecientes a moros negros”.

Los portugueses tomo las islas dominándolas como colonia  en 1502, y acordó que el Sultán mantuviera la explotación de los puertos obligándose al pago de tributos. Como ocurriera que el Sultán no cumplió los pagos acordados; el Comandante Vasco de Gama ordeno a las fuerzas portuguesas la reclamación de tributos por la fuerza, así el  24de Julio de 1505, al frente de Francisco de Almeida, los soldados del reino de Portugal, la destruyeron la ciudad e hicieron huir a sus habitantes. En su poder la isla construyeron un fuerte que más tarde fue utilizado como prisión denominado “Gereza”.

En 1512, la isla fue conquistada por una fuerza árabe y volvió a ser una ciudad-estado Swahili hasta 1784, y más tarde se convirtió en un protectorado de Omán y volvió a perder su poderío.

En 1843, la ciudad vecina de Kilwa Kivinje, a cerca de 20 Km. al norte, en la costa, pasó a ser utilizada como nuevo y más preparado puerto, los barcos dejaron de negociar con Kilwa Kisiwani por lo que fue abandonada, se convirtió en una ciudad fantasma,  y sus construcciones al estar abandonadas y sin mantenimiento sus magníficos edificios se convirtieron en ruinas por el paso del tiempo.

Tras un largo periodo de abandono total, se comenzó en 1950 a explorar y reparar lo que eran casi totales ruinas y se logro recuperar varios edificios. Entre los que pueden visitarse en las islas:

  • La Gran Mezquita, la mayor de África en la época que fue construida, mediante fuertes pilares y enormes bóvedas. La pequeña mezquita, también abovedada, que es el edificio mejor conservado de la isla.
  • El Palacio Husuni Kubwa, que tiene 100 habitaciones, fue el mayor edificio pre-europeo en piedra en la región sur oriental de África. El Palacio Makutani, con paredes triangulares.
  • El “Pequeño” Husuni Ndogo.
  • La prisión “Gereza”

En la actualidad es un destino importante para el turismo cultural que desea conocer el mundo de las grandes civilizaciones dominadoras, islas exóticas y culturas milenarias.

Bueno es pequeño

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s