La ceremonia de los solteros africanos Wodaabe PARA EMPAREJARSE.


ÉTNIA WOODAABE.

ÉTNIA WODAABE.

LA CEREMONIA DE EMPAREJAMIENTO WODAABE

Los Wodaabe,  son un pequeño subgrupo del grupo étnico de los Fulani, una comunidad nómada de pastores de ganado que habitan en un área que incluye desde el Sur de Níger, hasta el Norte de Nigeria, noreste de Camerún y oeste de Centroáfrica. Que son conocidos y famosos por sus costumbres con que celebran las ceremonias de formar parejas, donde asisten con vestimentas apropiadas para de forma especial exhibir su belleza y encantos, tanto en hombres como las mujeres, que para la ocasión de acicalan para impresionar a sus posibles parejas, con una forma de organización que pone de manifiesto el gran interés por resaltar sus encantos por medios muy llamativos.


En Níger, la celebración se propone encontrar pareja a los hombres solteros de la etnia
Wodaabe, que tiene un formula muy particular, ya que es la mujer la que elige y decide. El evento como si de concurso de belleza, fuerza, destreza y habilidad, requiere que los hombres solteros concurran haciendo un verdadero esfuerzo para exhibir su aspecto, que incluye los maquillajes, su buen gusto reflejado en sus tocados originales con plumas de aves, y la enorme fortaleza dando grandes saltos en los bailes, con coreografía y canciones para la ocasión y todo para seducir, impresionar y hacer tomar una decisión a las futuras compañeras. El ideal de belleza de estos nativos, es de unos dientes sanos y bien blancos que muestran constantemente mediante seductoras sonrisas, ojos grandes, nariz prominente, y maquillados de forma creativa y original. Los más atractivos serán premiados si tras la inspección son aceptados tras el juicio de las mujeres jovenes que buscan pareja.

El famoso Festival de los solteros Wodaabe ocurre al finalizar la temporada de lluvias, que en esta parte de África es Septiembre, durante una semana, este concurso riguroso que requiere que los hombres, muestren todo lo que han ensayado para convencer y seducir.

Las antropólogas Ángela Fisher y Carol Beckwith, narran sus experiencias en las publicaciones de National Geografic, que presenciaron las ceremonias describen en wwwPágina/12:

Nuestra elegante y joven amiga Wodaabe, llamada Bebí, nos apartó y susurró: “Cuando los bailarines desfilen delante de ustedes hagan correr sus dedos por la espalda del hombre que hayan elegido. Él simulará no haberse dado cuenta, pero si te desea te encontrará más tarde en el monte”. Intrigadas, observamos a Nebi estudiar cuidadosamente a cada bailarín y luego situarse directamente detrás de Bango y dejar correr sus dedos por su espalda. Minutos más tarde, Bango le lanzó una furtiva mirada a Nebi y le guiñó un ojo. Ella bajó la vista, que es lo que se espera de las mujeres Wodaabe involucradas en el acto de seducción. Luego Bango le indicó, con un gesto de la comisura de sus labios, qué lugar había elegido para su encuentro.

Entre los regalos más deseados que compramos para estas remotas regiones había agujas para bordar, hojitas de afeitar, ganchos de alfiler, aspirinas y otros remedios, y también muestras de Chanel Nº 5, el perfume preferido por la mayoría de los bailarines Wodaabe masculinos. Al final de la temporada de baile Geerewol, toda el área desierta del baile estaba impregnada de esta fragancia tan aclamada. No podíamos creer lo que veíamos

Ángela y Carol asistieron a la ceremonia como observadores, sin embargo a algún les resulto interesante y de forma muy elegante le propuso  unión fuera del Festival, según narran en sus escritos:

Luego de varios meses de convivir con los Wodaabe, desarrollamos algunos vínculos particularmente fuertes. Mokao, nuestro anfitrión, fue completamente indirecto al declararle su amor a Carol. Apartó a Ángela y le confesó que le gustaría tomar a Carol (a quien rebautizó como Fátima) como su segunda esposa. “Pero no sé cómo acercarme a su padre, aunque gustosamente montaría en mi camello para llegar hasta él. ¿Cuánto ganado debo ofrecer por Fátima?” Aunque tratamos de explicarle la gran distancia que separaba a Carol de sus padres en Boston, Mokao no podía imaginarse ningún lugar al que un buen camello no pudiera llegar. De acuerdo con la costumbre de teegal (como se llama cualquier matrimonio no acordado por los padres), Mokao podría, con el consentimiento de Carol, secuestrarla y carnear una oveja. Con esa pequeña celebración estarían casados.

Bueno es pequeño

Anuncios

2 comentarios en “La ceremonia de los solteros africanos Wodaabe PARA EMPAREJARSE.

  1. muy interesante.. eestoy haciendo una investigacion para mi escuela y me parece muy buena .. es muy interesante la cultura de los wodaabes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s