GHANA.(África)ANÉCDOTAS DE UN VIAJE A TAKORADI


1175783759_elmina_ghana1Ghana, Africa Occdental, ELMINA.

Los portugueses llegaron en el siglo XV y encontraron oro entre los ríos Ankobra y Volta bautizaron a la región Minas de Oro y se establecieron para explotarlas. En 1481, el rey Juan II de Portugal encargó la construcción del Castillo de Elmina, fortaleza que sirviera de refugio y defensa para el comercio del oro, marfil y esclavos

En 1598 los holandeses construyeron más fuertes y desplazaron a los portugueses, tomando sus instalaciones. Durante el siglo XVII también llegaron al actual territorio ghanés ingleses, daneses y suecos, con objeto de comerciar, por lo que formaron ciudades estables con fuertes y castillos.

Cuando los europeos marcharon por anularse el de esclavos, los ingleses tomaron el territorio para convertirlo en una colonia.

La Asamblea de la Costa de Oro Ghana fue primer país subsahariano del comercio África colonial en independizarse en 1957. Su territorio resultó de la unión de la colonia inglesa de Costa de Oro, el Imperio de Ashanti y la franja británica de Togolandia, como resultado de un acuerdo organizado por las Naciones Unidas, adoptó el nombre de Ghana y proclamó su independencia,

Ghana se convirtió en república en 1960 con Nkrumah como presidente, los partidos de oposición fueron declarados fuera de la Ley. En el 62, Nkrumah fue derrocado por un golpe de estado militar y los técnicos soviéticos y chinos cooperantes, fueron expulsados del país. Un Consejo Militar denominado de Liberación gobernó Ghana hasta que se transfirió el poder en 1969 civiles, encabezado por Kofi A. Busia, a quien derrocaron en 1972 con otro golpe de estado militar, éste encabezado por el Coronel Ignatius K. Acheampong, quien suspendió la constitución, prohibió las actividades políticas y puso restricciones en las libertades. Se vio forzado a renunciar en 1978, dándole lugar al General Frederick W. Akuffo, quien gobernó por menos de un año antes de ser reemplazado por el Teniente de Vuelo Jerry John Rawlings, quien cedió su lugar en favor de un civil Hilla Limann. Cuando las condiciones económicas empeoraron, un segundo golpe de estado, dirigido nuevamente por Rawlings, destituyó a Limann en 1981, tuvo que suprimir intentos de golpe de estado, Rawlings ganó la presidencia en las elecciones de varios partidos en ese año, fue reelecto como presidente en Diciembre de 1996. La corta vida del Ghana como país independiente ha tenido sustituciones presidenciales, que han reducido más y más las libertades.

Ghana es una república que forma parte de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth). Su Jefe de Estado, actualmente John Evans Atta Mills y desde el 2001, dispone de poderes ejecutivos. El Parlamento de Ghana es unicameral y en la actualidad está dominado por dos pequeños partidos revolucionarios, el Nuevo Partido Patriótico y el Congreso Nacional Democrático. El gobierno y política de Ghana se basa en un régimen presidencial, que desempeña a la vez el papel de jefe de estado y de presidente del gobierno. El gobierno ejerce el poder ejecutivo mientras que el poder legislativo es compartido por el parlamento (sistema de una sola cámara) y el gobierno. La constitución de 1996, que inauguró la cuarta república, colocó las bases de un estado republicano democrático, declarando a Ghana como una república cuya soberanía pertenece al pueblo. La separación del poder entre el presidente, el parlamento, el gobierno, y sistema judicial independiente, intenta evitar los golpes de estado, o la toma de poder por un gobierno dictatorial o por un único partido. La constitución actual, que sucede a las de 1957, 1960, 1969 y 1979, está inspirada en las constitucioes inglesa y norteamericana,

En las elecciones presidenciales del 28 de Diciembre del 2008 obtuvo más del 50% de los votos, John Evans Atta Mills, al que se declaró ganador de las elecciones, logrando proporcionar estabilidad al país que marcha a una mejora en la democracia todavía débil.

ANECDOTAS DE UN VIAJE A TAKORADI  (GHANA)

Conductor  de Ghana,

Mi compañero y yo, subimos al taxi, que desde Accra tomamos con destino a Takoradi, se puso en marcha tras el regateo o discusión del precio del trayecto.  Este país ex-colonia inglesa, tiene en la norma de circulación conducir  por la izquierda, más nuestro taxista  conducía por el centro sin cambio de luces, jugando haber quien resistía más sin desviarse  ni cambiar a su lado, si el o el que venia de frente, con grandes risas cuando el contrario era casi  sacado de la estrecha carretera, a la tercera ocasión le mande parar y le dije yo no continuaba en esas condiciones, cambio de manera de conducir y prosiguió el viaje más lento y por su lado.  Al llegar dirigiéndose a mi compañero de viaje le comento que debía buscarse otro amigo para viajar porque el que tenía era “un blanco que no era valiente”.

Pedimos al conductor que esperara mientras tomábamos la habitación del hotel y depositamos el equipaje, para ir a la oficina de una empresa proveedora. Al rato vuelve y dice que donde podia dejar el taxi, había un cartel. Le preguntamos ¿Qué dice? …. No lo sé soy analfabeto, respondió.

¡El carnet lo había comprado! Decidimos cambiar de taxista.

  • Un español con recursos.

Alojados en Takoradi, (Ghana) en el Hotel Africano propiedad del Gobierno, donde nos llevó nuestro taxista que conducía de forma suicida desde Accra, en el Restaurante pedimos carne y  nos trajeron una carne roja, dura,  fibrosa e intragable, cosa que puede ocurrir en cualquier restaurante del mundo.

Venia conmigo un amigo valenciano que en su lengua y en voz alta despotrico de tal filete, de forma aparente nadie le entendía, hasta que se acerco a nuestra mesa un cliente que estaba en un rincón del restaurante, y sentándose en nuestra mesa con tres cervezas y vasos fríos, nos dice en que os pasa xiquets (En valenciano que ocurre chicos), lo cual nos sorprendió en aquel lugar tan apartado, nos explico el era comprador de maderas para una compañía de Valencia que fabricaba tableros contrachapados y estaba alojado en el hotel desde hacia años y que había encontrado el sistema de comer de forma magnifica, aquello nos sorprendió y como dudamos y así se lo dijimos.

Decidió nuestro compatriota demostrarlo  y paso a la cocina, al rato un camarero nos trajo una magnificas raciones de salmón ahumado, y al poco la cocinera, una hermosa mujer de edad mediana muy simpática y sonriente, abundante de caderas, se presentó con unas copas y una botella de vino blanco de Alicante, que es riquísimo con una tendencia al dulce, tomo asiento en nuestra mesa, y aquel español valenciano nos la presentó: Era su novia, como estaba allí residente solo y era soltero, decidió hacer amistad hasta llegar a un compromiso con la que resultó ser la jefe de cocina, y en correspondencia al cariño que el hombre le proporcionaba, la  mujer lo cuidaba de manera muy especial, se supone tenia después que corresponder como amante. Lo cual no nos interesaba, porque además estábamos algo distraídos saboreando el pescado y la exquisita copa de cava.

La originalidad del ser humano en reflexión puede solucionar grandes inconvenientes.  La mujer era casada, y no lo ocultaba, la relación con nuestro “paisano” era de conveniencia mutua  lo cual conocía el esposo, incluso eran amigos y solían ir al fútbol juntos,  convivencia que era posible por la libertad que los matrimonios tienen, donde los celos no existen si el matrimonio se informa y lo conoce, seria engaño cuando la relación fuera desconocida por el marido.

Admitido en aquella cultura africana, sorprendente para nosotros los occidentales. Desconocemos el final de la historia, si puedo asegurar que en los días que comimos en el hotel, nos servían como clientes muy especiales.

  • Márchate que viene mi mujer, Esto es lo que dijo el blanco a la joven amiga que había pasado en su casa el tiempo que la esposa había estado de vacaciones, más la africana dijo que podían vivir los tres juntos que a ella no le importaba y que si alguien tenia que irse que fuera su mujer, pues ella estaba muy feliz y enamorada, no hubo manera, la saco arrastra a la calle, volvía a entrar a través de una ventana rompiendo la persiana y cristales, dormía en el porche y se peleaba con la esposa cada vez que aparecía en la puerta. Al final hubo que llegar a un acuerdo económico para hacerle olvidar su frustrado amor y compensarle de tanto sufrimiento.

  • Papa bienvenido. Un empleado de una empresa maderera inglesa, contrajo matrimonio en Londres y regresaba a su trabajo en Takoradi, con la que ya era su esposa, los amigos decidieron gastarle una broma, contrataron a ocho niños de los que pululan por el aeropuerto de distintas edades y les aleccionaron, os indicaremos a quien le tenéis que besar y abrazar y decirle: bienvenido papa, te queremos, que nos has traído?, esta es nuestra nueva mama?, pues es muy guapa y besarla a ella también con mocos incluidos. Así se organizo, así ocurrió, la cara de sorpresa y desesperación de la recién casada fue de apoteosis, naturalmente todo se aclaro, los organizadores aun se ríen cuando lo recuerdan.

  • Ghana, el inglés en la terraza.  La Gliksten, era una compañía maderera inglesa instalada en Ghana, que clasificaba las maderas muy bien, por la tarde los negociantes la mayoría de maderas, se reunían en la terraza del bar de los pocos sitios que ofician la cerveza muy fresca, Todos con pantalón  corto y camisa informal. Todos menos uno el Director de Gliskten con traje, corbata y cara de pocos amigos ante la familiaridad con que los clientes trataban a las africanas.

  • Las esposas y los hijos de mi hermano ahora son míos. La cultura africana descendiente de unas tribus o poblados cuyas relaciones eran de parentesco, donde la economía era conjunta, cuando el hombre no puede cazar ni útil para cultivar por edad o enfermedad es mantenido por el resto del poblado, cuando fallece sus riquezas, herramientas de caza  pasan a ser del hermano y también la mujer o mujeres y los hijos  como si fuera cosa u objeto domestico son propiedad y uso del hermano mayor, que las utiliza como esposas y colaboran en las tareas agrícolas, recogida de leñas y preparar las comidas y atender los animales de aprovechamiento ganadero.

Este sistema de un peculiar sistema de protección social, es útil y practico en la aldea, en el bosque donde se puede tomar  terreno  y no es problema de construir una choza al lado de la que tiene el “heredero”, más si algún africano marcha a la ciudad y despunta como comerciante o en otra actividad, y puede construir una casa, ve comprometida su tranquilidad, pues pueden llegar a su domicilio cuatro mujeres y quince niños y en la ciudad no pueden ampliar la casa, ni las mujeres marchar a cultivar ni los niños a recoger cocos, mangos u otras frutas.

Bueno es pequeño


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s