DISCAPACIDAD HUMANA.


 

areas-cast

DISCAPACIDAD: AUTORA FINA FERNANADEZ, Alumna de Humanidades

Hace unos días vi una película en la “tele” titulada Door tu door (De puerta en puerta) Basada en la vida de Bill Porter. El protagonista es un hombre aquejado de parálisis cerebral. Como no soy crítica de cine no voy a comentar la película por su calidad artística ni por lo bien o mal interpretada que estaba. A mí me gusto, tanto por el formato del film como por la interpretación de los actores. El argumento narra como a pesar de sus dificultades esta persona, que tenía problemas para caminar y para hablar, apoyado por su madre que siempre creyó en él, buscó trabajo como vendedor a domicilio. En un principio las empresas a las que acudió no se lo pusieron fácil, pero con su obstinación consiguió el trabajo. Le dieron la peor ruta. Al principio fue rechazado, su aspecto y su mala expresión verbal hacía que la gente lo mirara como a una persona rara, diferente. Los diferentes nos asustan. Otros sentían lastima de él y por esa razón le compraban. A pesar de todas las dificultades Bill no se rindió, siguió visitando a sus clientes puerta a puerta, hasta lograr su confianza. Con el tiempo estas personas se transformaron en sus amigos. A pesar de su discapacidad llegó a se un buen vendedor.

            Hay algo en esta película que llama la atención. Las personas con las que se encuentra en su vida son lo que nosotros decimos normales. ¿Pero que es ser normal? ¿Quien no tiene alguna discapacidad? La discapacidad que se lleva en la cara, como en el caso de este hombre o por ejemplo un discapacitado físico o intelectual (Síndrome de Down, etc.) no se puede disimular, está a la vista, las reacciones de los demás es variada, por un lado sienten lástima, también hay quien se siente molesto porque no resulta grato ver andar a un cojo o hablar con estas personas que tanto esfuerzo tienen que hacer para hacerse comprender con sus balbuceos. Vuelvo a preguntar ¿Todos somos perfectos? En la película aparecen varios personajes, cada uno de ellos nos muestran sus diferencias, los hay desagradables e incluso agresivos, hay intolerantes, no son capaces de convivir en armonía, una mujer disimula su alcoholismo, también hay una pareja de homosexuales, que asimismo se sienten discriminados. El protagonista se acerca a ellos y les ofrece su amistad.

             Los discapacitados son personas que tienen los mismos derechos que los demás, que tienen sentimientos, sufren y se alegran, sueñan y fracasan, se ilusionan y tienen frustraciones, como todos, pero es que además tienen que estar demostrando siempre que sirven para algo, que tienen capacidades aunque estén disminuidas. Como digo mas arriba, todos tenemos discapacidades aunque tratamos de disimularlas, tenemos recursos para hacerlo, pero ellos no. Son sinceros, van a cara descubierta, esperan de los demás comprensión, sufren cuando son marginados, son muy agradecidos con quien les trata con cariño y respeto. Como no son hipócritas también les cuesta perdonar a quien los rechaza.

  Cuando veamos a estas personas, percibamos en ellos eso “que son personas”. Necesitan nuestra ayuda, pero no nuestra “lástima”. Son dignos de admiración por su esfuerzo y perseverancia para, a pesar de todas sus dificultades, integrarse en nuestra sociedad a veces tan difícil e insolidaria. Sin duda tienen derecho a un lugar en este mundo.

 

2 comentarios en “DISCAPACIDAD HUMANA.

  1. Fina, es una seguidora de las publicaciones y colaboradora habitual en este blog.

    Hoy pública este comentario lleno de ternura, sensibilidad y amor a los demás con comprensión humana y ternura.

    Expresa sus pensamientos con una dulzura conmovedora, que nos induce a reflexionar sobre nuestras propias actuaciones.

    Gracias Fina.

  2. Amiga Fina coincido contigo en lo que dices, lo difícil que resulta para muchos es hacerse cargo de que el diferente, cojo, ciego, sordo, con síndrome de Dwon, el autista, el esquizofrénico, son personas y como tales tienen dignidad (cualidad que no se sabe apreciar mucho, véase el ejemplo de algunos políticos)

    Los medios de comunicación de masas (Hollywood es la mayor fábrica del mundo) ayudan a que no sea tan difícil esa convivencia, porque el mundo de los normales, de la masa, puede ser horroroso. Pero hay mucho que hacer, nosotros a nivel individual podemos hacer mucho.

    Una anécdota, más bien chiste, ayer al salir de clase con Juan y Ana Mª me sentí discapacitado al ver las manadas, cuadrillas, pelotones de aficionados que pululaban, pitaban, gritaban, berreaban, bebían en los aledaños del campo de fútbol y de Blasco Ibañes. No les importaba que tres seres humanos intentaran hablar sus cosas en la vía pública.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s