LOS MASAIS, EL HISTORICO PUEBLO AFRICANO


Pueblo masai

Pueblo masai

LOS MASAIS

Son un histórico pueblo de pintorescos supervivientes de una época remota, con una cultura propia de los que hoy solo quedan algo menos de 1 millón de personas  en sus territorio de las llanuras del Gran Valle del Rift entre Kenia y Tanzania. Hablan  el maa, una lengua oriental, aunque las nuevas generaciones hablan ingles y suajili. La mayoría de los masais mantienen su religión tradicional animista en torno a creencias misticas, algunos conocen el  cristianismo. Su vida es prácticamente igual a la que durante siglos llevaron sus antepasados, sin importarle el correr del tiempo, su existencia se rige por la salida y la puesta del Sol, y el cambio de las estaciones.

Los masais desde generaciones son pastores que se trasladan con grandes zancadas y recorren largas distancias en busca de pastos verdes y agua para el ganado, que se mezcla con las manadas de ñúes, cebras, jirafas y demás animales que deambulan por las llanuras de la sabana. Su vida, economía y cultura tradicional están en relación con el cuidado del ganado: vacuno, cabras, ovejas. No son agricultores porque su permanente desplazamiento de nómadas se lo impiden, si bien recogen algunas de las plantas que en su caminar encuentran guiando los ganados.

Un masai creen que les pertenece todo el ganado de la Tierra, creencia que surge de un mito de la creación, Dios tenía tres hijos, a cada uno de los cuales obsequió con un regalo. El primero recibió una flecha para cazar; el segundo, una azada con la que arar, y el tercero, un cayado para guiar al rebaño. Fue este último, según la tradición, quien se convirtió en el padre de los masai. Las vacas son sagradas, y por tanto lo son su tierra y todos los otros elementos concernientes a su ganado. El ganado provee de todas las necesidades a los masais: leche, yogur, sangre y carne para su dieta y cuero y pieles para su ropa.

En la comunidad masai, la importancia y posición social de un hombre se mide por la cantidad de animales e hijos que posee. De hecho, a un hombre que cuente con menos de 50 cabezas de ganado se le considera pobre. Con la ayuda de sus numerosos hijos y esposas, el masai espera llegar a acumular un gran rebaño que puede llegar a alcanzar los 1.000 ejemplares. Las familias sienten cariño por sus animales y llegan a estar tan unidas a ellos, que conocen bien sus mugidos y el carácter de de cada uno. Marcan el ganado con largas líneas curvas e intrincados dibujos que realzan su belleza. En sus canciones describen la hermosura de ciertos miembros del rebaño y el afecto que les tienen. Los toros de grandes cuernos curvos son muy apreciados.

Esbeltos y de bellas facciones, los masai son un pueblo bien parecido. Su holgada indumentaria es de telas atractivas teñidas de vivos tonos rojizos y azulados envuelven sus ágiles cuerpos. Las mujeres suelen adornarse con cintas del pelo y con grandes collares de cuentas, en ocasiones se ciñen los brazos con gruesos brazaletes de cobre. Hombres y mujeres acostumbran alargarse los lóbulos de las orejas colgándose pesados pendientes y ornamentos de cuentas. También es habitual que decoren artísticamente sus cuerpos con una mezcla de sebo de vaca y ocre, mineral rojo que trituran hasta convertirlo en polvo fino.

En sus desplazamientos itinerantes instalan asentamientos provisionales llamados manyattas, chozas hechas de ramas y rodeadas por empalizadas para encerrar los ganados y evitar su huida, el robo y el ataque de depredadores, como leones, hienas, y leopardos. Las chozas se construyen con adobes preparados con excrementos de vacas, paja de mijo y barro, el interior esta liso y ahumado, tienen unos pequeños tragaluces para renovación de aire, la construcción de viviendas constituye una tarea femenina tradicional.

La supervivencia de este pueblo depende de la salud de sus animales, rara vez matan al ganado para alimentarse, si  festividades y acontecimientos alguna oveja o cabra. De los animales aprovechan todo, los cuernos se emplean como recipientes; las pezuñas y los huesos hacen adornos, y curten la piel para confeccionar calzado, ropa, coberturas para dormir y cuerdas. Las vacas son sagradas, y por tanto lo son su tierra y todos los otros elementos concernientes a su ganado. El ganado provee de todas las necesidades a los masais: leche, sangre y carne para su dieta y cuero y pieles para su ropa.

Las danzas, se hacen en la noche a la luz de la hoguera, se preparan en círculo y las mujeres comienzan a moverse cadenciosamente. Al intensificarse el ritmo, los pesados collares de cuentas de las muchachas golpean sus hombros al compás de la danza. Después de uno en uno, los guerreros masai se sitúan en el centro y dan unos espectaculares saltos verticales. Pueden seguir bailando hasta que queden exhaustos.

Su vida cultural está llena de celebraciones. La versión masai de los grupos de edad consta de infancia, guerrero menor (moran), guerrero mayor, adulto menor y adulto mayor. Cada generación de hombres constituye un grupo que pasa sucesivamente por cada grado de edad. Tras la circuncisión, los chicos se convierten en guerreros menores. Al crecer, los jóvenes aprenden las costumbres y ceremonias que marcarán el paso de la infancia a la madurez, como los rituales de enfermedad, mala suerte, matrimonio y muerte. Los masai creen que si no siguen tales ceremonias, incurrirán en maldiciones. Los muchachos, a medida que crecen, se va estrechando su relación con los varones de su generación, una relación para toda la vida. Juntos dejarán de ser jóvenes inexpertos y se convertirán en guerreros que asumirán las tareas de proteger la casa, velar por el suministro de agua de la comunidad y defender el rebaño de animales salvajes y ladrones. Famosos por su valentía, siempre van acompañados de su lanza. Los padres instruyen a sus hijos el conocimiento de las medicinas tradicionales y les enseñan los rituales y tradiciones masai, que abarcan todo aspecto de su existencia.

Durante esta etapa los “moran” aprenden las tradiciones y se ejercitan en la fuerza y el valor. Para los masai éstas son cualidades muy importantes. El guerrero que logre matar a un león con su lanza, lucirá la melena del animal y será respetado. Hoy en día, además de la caza, se encargan de las tareas más duras del pastoreo, aunque algunos regresan a las escuelas tras la circuncisión.

Cuando tienen unos 30 años, los guerreros entran en la última fase de su transición a la madurez. Otro rito muy importante en la vida masai es la ceremonia a la edad adulta. Todo el grupo de edad dejará de ser guerrero, para adquirir responsabilidades en la vida social del poblado. Para esta ceremonia llamada Eunoto, los guerreros pintan sus rostros con pintura rojiza, símbolo de la ferocidad del guerrero. Dejan sus lanzas y sólo van armados con largos palos. Se sacrifica algún buey en un recinto rodeado por las chozas que han construido las madres de los guerreros y se celebran festivas danzas. La celebración llega a su momento más importante cuando las madres se disponen a cortar el cabello de sus hijos. Este hecho simboliza que abandonan la condición de guerreros y que el vínculo materno se rompe para comenzar una nueva vida, tras lo cual un anciano les otorgará el primer consejo de adultos: “Ahora que eres un adulto, arroja tus armas y en su lugar emplea la cabeza y la sabiduría”

Ya iniciado en adulto se les permite se elegir una o varias esposas y aumentar su rebaño. Es posible que los padres concierten el matrimonio de su hija mientras es una niña con un hombre que tenga ganado suficiente para satisfacer la dote exigida por el padre. Por lo general, el elegido es mucho mayor que ella y tiene ya varias esposas. A los Masai no se les permite cortejar a mujeres cuando ellas no han realizado los rituales de iniciación, cuando se acercan a mujeres desconocidas, lo averiguan preguntando directamente, sin importarles la edad.

Antiguamente los masai fueron considerados los guerreros más temibles del continente africano por su agresividad, bravos cuya crueldad aterrorizó a los pueblos limítrofes. En épocas pasadas para que contraer matrimonio debía obsequiar en la petición a su futura esposa los testículos de un enemigo, que ella debía colgarse alrededor del cuello o usar para adornar su choza. Cuando un hombre moría se colocaban piedras frente a su monumento que simbolizan la cantidad de hombres que habían eliminado.

Comentario

Están desapareciendo las costumbres y cultura singulares de los masai. En ciertos lugares ya no pueden deambular con libertad con sus animales en busca de nuevos pastos, parte de su territorio se han transformado en reservas naturales, el aumento de la agricultura reduce las zonas libres de pastos y no les permiten quemar el bosque para crear pastizales, los poblados precisan de mucho espacio  para alojar a una población cada vez mayor. Las sequías y los bajos precios que pagan las empresas internacionales por los terneros y toros (Un euro el kilo) están creandoles dificultades económicas. Sin embargo, cuando se trasladan a las grandes ciudades, les afectaran los problemas del cruel mundo moderno. Allí no hay vacas que cuidar, ni espacio libre para construir, ni árboles donde se puedan recoger los frutos libremente, ni nada para cazar…ni aire puro …ni alegria para cantar.


7 comentarios en “LOS MASAIS, EL HISTORICO PUEBLO AFRICANO

  1. El choque de estas culturas, de estas formas de enfocar su vida en colectividad con el mundo que diseñan las multinacionales es brutal, pero el choque con la interpretación de los derechos del hombre es sangriento.

  2. Hola

    Gracias por toda esa info está muy buena.
    Quería preguntar. Sabes cómo se le llama a la ceremonia o ritual, la danza de la última noche antes de partir a un nuevo lugar?
    Y hay algún canto con algún nombre cuando van a empezar su caminata hacia el lugar nuevo?
    Ojalá me puedas ayudar.
    Gracias

    Elena

  3. Voya a incluir una danza massai que lo veras en la pagina, es una cancion y dalza tradicional.

    Sobre ceremonias en breve incluiré aquello que tengo, que es la de ceremonias de bodas.

  4. Muchas gracias por este articulo
    Me gusto mucho..en una ocasión vi una pelicula llamada la princesa massai y desde alli quede interesada.

  5. gracias por esta informacion , me a servido para hacer un trabajo sobre los masais . Agradezco tu ayuda ya que es muy interesante . GRACIAS <3

  6. me gustaria saber el significado del nombre eita (o geita) en la cultura maasai, es algo personal por eso me interesa tanto…. gracias y un abrazo desde Merida-Venezuela

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s