Los peligros del fanatismo


Parece como si nuestro amigo Stuart Mill desde su retiro cerca de Aviñón hubiera leido los comentarios de la entrada de ayer sobre el presidente Obiang para escribir su pensamiento que publicamos hoy.

17 de marzo de 1854

Cuando vemos y sentimos que los seres humanos pueden tener el más profundo interés en lo que pueda acontecerle a su país o a la especie humana mucho después de que ellos hayan muerto, y en lo que pueden hacer mientras estén vivos para influir en  ese futuro que ellos no verán jamás, no podemos dudar que si éste y otros sentimientos similares fueran cultivados del mismo modo y en la misma medida que la religión, llegarían a constituirse en una religión

Después de leer algunos comentarios uno presiente el peligro del fanatismo, cargado de ideas no justificadas, que puede caer en manos de esos usureros de los servicios secretos de muchos paises. Usureros que guardan todas las injusticias, crímenes, violaciones, para luego puestas en otras manos seguir manipulando la política de esos paises.

Nada nuevo bajo el sol, pero…ahora hay más medios para saber distinguir las razones de unos y las sinrazones de otros, las verdades de los oprimidos, de los torturados y las mentiras de los que se amparan en los dorados doseles del poder. De eso en este país nuestro aprendimos algo en años no tan lejanos.

Este blog, humildemente, puede ayudar a  no caer postrados y cegados por el fanatismo irracional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s