EL ERROR DE DESCARTES.


 

lib-el-error-de-descartes-9788484327871

                                            EL ERROR DE DESCARTES.

El neurólogo portugués Antonio Damasio obtuvo de forma muy merecida el Premio Príncipe de Asturias de Investigación. En El error de Descartes intenta Damasio avanzar en el problema  actual: averiguar y describir cómo funciona el cerebro.

Descartes, dualista entre mente y cuerpo declaró su pensamiento “COGITO ERGO SUM” (Pienso, luego existo). En sus Meditaciones metafísicas escribía Descartes: Hay una grandísima diferencia entre el espíritu (la mente) y el cuerpo; el espíritu… es enteramente indivisible. En efecto, cuando considero el espíritu, esto es, a mí mismo, en cuanto que soy sólo una cosa que piensa, no puedo distinguir partes en mí, sino que conozco una cosa, absolutamente una y entera; y aunque todo el espíritu parece unido a todo el cuerpo, conozco muy bien que nada ha sido sustraído a mi espíritu; tampoco puede decirse propiamente que las facultades de querer, sentir, concebir, etc., son partes del espíritu, pues uno y el mismo espíritu es el que por entero quiere, siente y concibe, etc.

Damasio en su libro expone que Descartes, tuvo un error, la realidad se explica correctamente, con: “EXISTO, LUEGO PIENSO” pensamiento en base científica. Partiendo de casos reales y documentados relata la historia de individuos con su cerebro lesionados, entre ellos el de un individuo cuyo cerebro fue atravesado por una barra de hierro, y vivió a partir de entonces con su personalidad alterada. En cierto modo era él, más no con su anterior comportamiento. Damasio realiza una explicación  científica neurobiológica, por el cerebro humano, describe el sistema para que el cerebro almacene imágenes, sensaciones, conocimientos y experiencias, formando imágenes que percibimos, y nos proporciona conocimientos esenciales sobre el funcionamiento del cerebro, con un lenguaje claro y comprensible.

Podríamos sospechar que este tipo de investigaciones y sus conclusiones insinúan que el amor, la generosidad, la bondad, la ética y moral son el resultado de la regulación neurobiológica orientada a la supervivencia. Damasio NOS AVISA: “Indudablemente, no es así. […] La magnitud del sentimiento y la belleza del mismo no se ponen en peligro si nos damos cuenta de que la supervivencia, el cerebro y la buena educación tienen mucho que ver con las razones por las que experimentamos dichos sentimientos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s