El pasado, el futuro y mí presente.


 

reloj-de-arena

Autora:  FINA FERNANDEZ

El pasado, el futuro y mi presente.

“El pasado no existe ya y el futuro no ha llegado, solo tenemos el presente”. Esta frase se la tomo prestada a Guillermo de un  comentario que le hizo en el blog a Alfredo. Hoy leo en el autobús esta otra que se la atribuyen a Homero: “Dejemos que el pasado sea el pasado”.

 Estas dos frases me hacen reflexionar sobre el paso del tiempo (digo finamente esto por no decir sobre la vejez, palabra que aun me cuesta decir refiriéndome a mí). Los primeros años de mi vida pasaron muy lentos, yo no veía el momento de ser mayor, tenía tanta ilusión de tener dieciocho años, creía que a esa edad todo sería bonito. Los últimos cincuenta años han pasado tan deprisa, había que ocuparse de tantas cosas. Unas las hice bien, otras mal,  a veces me atormentan aquellas que no fui capaz de resolver, pero lo arreglo diciéndome que no soy perfecta, que tengo derecho a equivocarme, pero duele haber fallado. También hubo cosas muy buenas y grandes aciertos.¡¡ Esto es el pasado!!

  Estoy contenta porque todavía no me acuerdo de las cosas de mi infancia que tengo bastante olvidada y no le doy a mi familia la tabarra con mis “batallitas” ¿O tal vez sí? Dicen que los mayores recuerdan mejor el pasado lejano que el más próximo. Estoy contenta porque aun  me cuestiono muchas cosas. Son muchas las preguntas que me quedan por resolver. Me gustaría leer todos los libros que me recomiendan. Hacer todos los viajes que no he hecho. Aprender mas cosas. Ser más sabia, no por la sabiduría que te da la experiencia, sino por los conocimientos que otros me aportan, quiero llenar las lagunas de mi escasa cultura. ¡Me faltan tantas cosas por hacer.

¡¡ Esto es el futuro!!

Antes de levantarme por la mañana en la  cama me programo el día. Me levanto con muy buenos propósitos, aunque cuesta un poco ponerme en marcha para hacer las tareas, por fin voy haciendo mis cosas. Me doy toda la prisa que puedo para ver si saco tiempo y me siento un poco a leer, cuando me doy cuenta ya es la hora de hacer la  comida. Bueno la lectura  para después de comer, entonces me siento en el sillón con el libro y me duermo. Los días que voy a la Nau Gran, como no hago la siesta ¡Que difícil es mantener la atención! Sobre todo en la primera hora. Me pongo a tomar apuntes para espabilarme, pero no puedo atender al profesor y escribir a la vez ¿Me falta agilidad mental? Algo de eso hay. También la falta de memoria me preocupa. No quiero hablar de los dolores, osteoporosis, artrosis y otro “osis”. En cuanto a los viajes me tengo que conformar con los del Imserso, pues están adaptados a la gente de mi edad.

En fin, ¡¡ Esto es el presente!!

Conclusión: El otro día una compañera de clase dijo que ya había aceptado el hecho de ser una señora mayor, bueno esto está bien, pero mi hija pequeña también hace unos días estábamos hablando con unos amigos y ella les decía que sus padres eran ancianos. Lo de señora mayor no está mal lo suscribo, pero anciana…, Guillermo me quedo con el pasado, el futuro y acepto el presente. A ver si no.

Anuncios

2 comentarios en “El pasado, el futuro y mí presente.

  1. Una de mis cuñadas y mi cuñado tienen madres que están llegando a centenarias. Cuando las visitamos dicen: Hay hijos…, aprovecharos y vivir la vida con intensidad, ahora que vosotros sois tan jóvenes. Todo es relativo.

    La acumulación de presentes, son los que llamamos pasado. El futuro esta llegando y rapido pasa al archivo de momentos presentes vividos. Hoy podemos decir lo magnifico que es haber vivido y estar gozando de la vida. Vivir el futuro depende de cada uno de nosotros, no permitiremos que el pasado malo interfiera en el presente, solo debemos acordarnos del pasado y del presente bueno. Del futuro no te preocupes, seguro que llega.

  2. ¡Cuanta razón tienes! Fina.

    Cuando eramos más jóvenes, se dice así ¿no?, deseábamos ser mayores y ahora recordamos aquellos tiempos llenos de luz vívida e ilusiones como los mejores años de nuestra vida. Yo pienso que mientras mantegamos en forma nuestra capacidad de alentar ilusiones y deseos, el futuro nos pertenece además muy bien aliñado con lo que hemos vivido.

    Mal lo tienen aquellos que no asumen el pasado, por cierto he visto la película The Reader, ver el blog de Petrusdom, y os la recomiendo de verdad: cine y literatura magníficamente unidos en armonia total.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s