CORRUPCIÓN POLITICA ?


alibaba_dvd     CORRUPCIÓN POLITICA.

SOSPECHAS DE CORRUPCIÓN POLITICA

 

El Preámbulo de la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano afirmó expresamente que “la ignorancia, la negligencia o el desprecio de los derechos humanos son las únicas causas de calamidades públicas y de la corrupción de los gobiernos”.

En España el artículo 14 de la Constitución establece: Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquiera otra condición o circunstancia personal o social.

Los Derechos Humanos, en su Artículo 7 contiene: Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.

Descripción de aforado/da, Persona que por su dignidad, rango o profesión goza de algún fuero o privilegio en materia de jurisdicción.

En nuestro país gozan de  condición de aforados, el presidente del Gobierno y sus miembros, así como los diputados y senadores de las Cortes Generales, quienes deben ser enjuiciados por el Tribunal Supremo. A nivel autonómico, el presidente de la comunidad autónoma y los miembros del gobierno regional (consejeros) están aforados y, por lo tanto, son juzgados por sus correspondientes Tribunales Superiores de Justicia.

Reproducimos un articulo publicado el 5 de Marzo 2009 en el Periódico de Alicante “Información.es” , leído en Internet Los aforados opinión, tiene el valor de que su autor es su Señoría Don Luis Segovia López magistrado jubilado.

LUIS SEGOVIA LÓPEZ Todos los españoles somos iguales ante la ley, menos… los aforados. Son aquellas personas que en vez de la instrucción y enjuiciamiento penal de sus actos por los jueces y tribunales ordinarios (juez de instrucción y Audiencia Provincial del lugar del delito) conocen los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) de las correspondientes Comunidades o el Tribunal Supremo (TS). Los diputados y senadores igual que el presidente y miembros del Gobierno de la nación siempre ha existido su aforamiento al TS.

Pero actualmente existe una proliferación de aforados junto a jueces, fiscales  y fuerzas armadas, al ampliarse a los parlamentarios de las asambleas legislativas y al presidente y consejeros de gobierno de las diecisiete CCAA; más los vocales del CGPJ, Defensor del Pueblo, homólogos de las CCAA y Delegados del Gobierno; nos podemos preguntar ¿pero en España existe alguna autoridad que no esté aforada?

El aforamiento no está resuelto expresamente por la ley si durante el curso de una investigación aparecen aforados, como en el caso de corrupción que llevaba el juez Garzón. Los parlamentarios del PP amenazaron al juez con interponer una querella por prevaricación, si no se inhibía a favor de los TSJ correspondientes en breve plazo. No sé quien les asesoraría, parece que fueron: un registrador de la propiedad: Rajoy, una abogada del Estado: Soraya, y un jurídico militar: Trillo. Deberían saber que esta actuación bordea el código penal como delito de amenazas a un juez. Ante una actuación judicial que se considere injusta cabe el correspondiente recurso si se es parte, o interponer una querella, sin más. No es de recibo decir: -si no hace eso señor juez, le denuncio-. Parece que en política todo cabe, según la táctica de “ahí queda eso” aunque sea un disparate, cuando sirve para confundir.

¿Por qué esa huida hacia los aforamientos de ciertas autoridades? En los TSJ uno de los tres magistrados de la sala es nombrado por terna propuesta por la asamblea legislativa autonómica, que necesariamente no es de la carrera judicial. Y el nombramiento de los miembros del TS se pacta entre los dos grandes partidos. ¿Será esa la razón? Se debe temer por las altas autoridades que les toque un desconocido juez de instrucción, o demasiado conocido como Garzón.

Recientemente en un proceso penal con aforado sobre malversación por importe de mil millones de pesetas, el instructor del TSJ de Valencia ha dictado sobreseimiento libre sobre dicho aforado. El sobreseimiento libre o archivo definitivo de una causa, se dicta exclusivamente cuando el hecho denunciado no es delito, o no existen indicios racionales de haberse cometido el hecho que hubiere dado motivo a la formación de la causa. Es como una sentencia absolutoria sin juicio, pero sin recurso de casación ante el Tribunal Supremo, sólo apelación ante el propio TSJ, y tiene fuerza de cosa juzgada, es decir no se puede volver a procesar aunque aparezcan otras pruebas. Pero cuando resulta del sumario haberse cometido el hecho delictivo -como en este caso, la malversación-, pero no hay motivos suficientes para acusar a determinada persona como autor, cómplice o encubridor, como dice el auto de archivo sobre el aforado, lo que procede es el sobreseimiento provisional. Y en este archivo provisional, si aparecieran nuevos hechos o pruebas sí que se puede reabrir el caso. ¿Se entiende la diferencia? Si el juez de instrucción ordinario vio indicios de coautoría o complicidad en una malversación y mantuvo esta imputación el ministerio fiscal ¿no es extraño el sobreseimiento libre del TSJ? No digo que la resolución comentada sea injusta, pero rara …rara… sí que lo parece. Qué suerte tienen algunos aforados.

NUESTRO COMENTARIO:

Los ciudadanos estamos perplejos, de que con presuntas evidencias se pudieran quedar asuntos muy graves…..olvidados. Consideramos seria una burla a la legalidad que quedaran impunes los posibles daños a los contribuyentes. Los ciudadanos creemos:

  • 1º Si esto fuera así se vulneraria el estado de derecho por un amparo legal injusto, y quedarían impunes los presuntos delitos.
  • 2º Se podría crear una situación que incentivaría a que proliferasen las supuestas acciones amorales, al conocer la trama para conseguir la impunidad.
  • 3º Los actos antidemocráticos, atentan contra la libertad,  contra el entendimiento social y la tolerancia entre los ciudadanos.
  • 4º La responsabilidad de los políticos es la de formar en política a la juventud, lo que no se conseguirá con la malversación, y no se investigue con profundidad  estos actos.  

En estos momentos de intercambio de acusaciones entre partidos políticos, que están alterando la paz social y enfrentando a los españoles, una solución que no dejara satisfechos a los ciudadanos podría originar una desilusión.  

Seamos optimistas, que la denuncia a algunos aforados haya surgido según dicen, de la denuncia de un/unos miembros del partido denunciado, demuestra que alguien esta harto de corrupción e indica que en los partidos todavía existe alguien con responsabilidad ética.

¿Por qué algún partido cierra filas ante los sospechosos de corrupción?. Nos escandalizamos de pensar que estos consensos se hicieran para evitar se destapen más cubos de basura.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s