CRUELDAD HACIA LA MUJER


Las zonas beige son las que actualmente se efectua la ablación

Las zonas beige son las que actualmente se efectua la ablación. Las zonas en rojo donde se practica la infabulación

El peso de las culturas en ocasiones crean costumbres milenarias que permanecen a pesar de su crueldad y los riesgos que implican, relatamos el ultraje que representa para la mujer-niña  la costumbre extendida en el mundo aunque más concentrada en África  de la mutilación de sus órganos sexuales femeninos mediante la extirpación del clítoris (clitoridectomia) y el cierre vaginal (infibulación),  tal y como indican los cánones de la tradición, dictada hace 4.000 años, En los países islámicos se justifican los hechos aludiendo a la interpretación de algunos pasajes del Corán. De ahí que los exegetas del texto se apresuraron a especificar con todo detalle, desde la conveniencia moral hasta las circunstancias mecánicas de la intervención, pero que no aparecen en ningún texto religioso.  Otras culturas consideran al clítoris como un resto indeseable de la personalidad masculina que ha de ser eliminado del cuerpo femenino

Hoy estos procedimientos han degenerado en valor económico una niña “cosida” tiene más valor en el “mercado de maridos” y se obtiene por ella más vacas o camellos.

La técnica de extirpación, es el corte del clítoris con un cuchillo u hoja de afeitar, cristal, trozo de lata afilada o por arrancamiento de forma cruenta, innecesaria y banal  para eliminar o reducir el placer de la mujer en el coito, y con ello asegurarse el esposo mayor fidelidad.

La infibulación, llamada también “circuncisión faraónica” descrita así por el Dr. Cordero Marín: Es la extirpación total del clítoris, labios mayores y parte de los labios menores de la vulva de la niña,  hecho esto los lados de la vulva se suturan con espinos, fibras vegetales, alambre o hilo de pescar y se fijan con cordel en zigzag dejando un orificio en el que coloca un tubo de bambú, para el paso de la orina, fluidos vaginales y sangre menstrual.  En el matrimonio el cierre de la vulva se abre cortando la sutura.  El cierre vaginal vuelve a repetirse cada vez que el esposo hace un viaje, o la mujer enviuda.

Por lo general es una aficionada quien realiza las mutilaciones cuando las niñas tienen entre 2 y 7 años de edad, sin anestesia y sin ninguna atención a la asepsia, por lo que son frecuentes las infecciones tras la intervención,  las hemorragias se cortan con hemostáticos naturales como la goma arábiga.  A continuación se sujetan con vendaje las piernas desde la cadera hasta las rodillas, pasados unos diez días, se quitan los espinos, se comprueba si la sutura está correcta.  A la “intervención” asisten la madre, las abuelas y las tías o amigas de la familia, alguna mano caritativa pone un lienzo sobre los ojos de la niña para que no guarde en su memoria este acto ritual.

La mayoría de las mujeres a las que se practica la infibulación desarrollan problemas médicos desde los quistes, infecciones urinarias y fístulas, hasta las hemorragias uterinas y otras complicaciones serias que pueden causarles la muerte.A largo plazo se produce la retracción defectuosa de la piel, que ocasiona una peculiar manera de andar con pasos cortos y rodillas próximas, y sobre todo, la incapacidad física de experimentar las sensaciones placenteras que surgen del contacto sexual. El peculiar modo de caminar de una mujer infibulada llega a ser considerado como un elemento estético y es deliberadamente exagerado como podría serlo el contoneo de caderas de una mujer occidental. Así, la mujer africana que no haya sufrido la mutilación, posee pocas posibilidades de casarse o, al menos de lograr una integración social completa.

La embajadora de la ONU, contra la ablación, la ex-modelo somalí Warris Dirie, que a los cinco años fue sometida a una infibulación a los 5 años, ha conseguido que ésta práctica se haya vuelto ilegal en algunos países africanos, aunque se sigue practicando de hecho. UNICEF, afirma que ésta práctica se puede eliminar en una generación si hay un esfuerzo cultural apoyado por las autoridades. 

Actualmente se supone que unas doscientos millones de mujeres de distintos países y culturas – africanas, amerindias y asiáticas- han sido sometidas a la clitoridectomía, acompañada muchas veces de la infibulación. En estas sociedades, la clitoridectomía es asumida por las propias mujeres como una característica normal de su entorno y aceptada como la vía adecuada para insertarse en la sociedad.

En su momento se emitieron unos documentales periodísticos de un alto valor, tanto por lo que muestran como por lo que denuncian, la redactora Blanca Agost y la cámara Carmen de la Muela recorrieron durante tres semanas Etiopía para dar a conocer de primera mano cómo son in situ estas ancestrales tradiciones que atentan de la forma más infame y cruel contra la dignidad y los derechos de la mujer. «Elegir Etiopía para retratar la situación que viven allí las mujeres no fue casual. En este país se cifran las amputaciones genitales en un 90% de la población femenina», dijo Blanca Agost.

Al insertar esté escrito en el blog es 8 de Marzo y se celebra el Día Internacional De la Mujer, expresamente se publica en esta fecha para denunciar que no todos los derechos de la Mujer se respetan.

Anuncios

2 comentarios en “CRUELDAD HACIA LA MUJER

  1. El echo es algo inumano, la ignorancia conyeva al hombre e actuar de forma inapropiada.

  2. QUE CRUELDAD ,HE INUMANO, SALVAJISMO ,POR QUE TANTO MACHISMO, POR UE NO HA DE RELIZARCELES A LOS HOMBRE, YO JAMAS PERMITIRIA QUE A MIS NENAS LE REALICEN SEMEJANTE SALVAJISMO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s