Guerras por los diamantes LIBERIA


Protesta de Greenpeace, por corta de madera para ayuda a las guerras
Protesta de Greenpeace, por corta de madera para ayuda a la guerra.

Todos los niños juegan a divertidos  juegos de patio de colegio, solo que en Liberia, no utilizaban espadas de madera, sino fusiles y ametralladoras.  El primer en que Taylos dió su golpe de estado, se ocuparon todos los sitios estratégicos del país y en la capital Monrovia hasta los hoteles, en el Ducor el mejor hotel decente de la ciudad, entraron los soldados, hicieron bajar a todos los huéspedes, a quienes les fueron  requisados: ropa, relojes, alhajas y dinero. Puestos alrededor de una gran sala de recepción eran vigilados por soldados uno de ellos instalo una ametralladora frente la los huéspedes y jugaba a apuntar sin disparar lo que aterraba a los retenidos, al poco siguiendo el registro del hotel, los soldados llegaron a la bodega y repartieron botellas entre ellos, las tropas bebían de un trago media botella de no importaba que licor fuera ginebra, coñac o vino, y jugaban con granadas al fútbol ante el espanto de aquellos eventuales prisioneros la mayor parte extranjeros, Cuando les permitieron volver a sus habitaciones algunos lloraban. Este comportamiento sin control, anunciaba lo que iba a ser aquella campaña contra un dictador con medios dictatoriales sin respeto a las personas.

LIBERIA.Fundada en 1822 para albergar a los esclavos emancipados de América, proclamó su independencia en 1847, La historia de este país rico en caucho, oro y diamantes ha estado marcada por sangrientos   enfrentamientos tribales y continuos golpes de Estado.

 Asalto al Ducor. Taylor el que seria el más cruel y asesino de los presidentes africanos, el que permitió violaciones y que recluto a niños soldados para su ejercito, en el que unos crios de 12 años podían se capitánes y uno de 16 a 18 comandante o general pues era ascendido de un día para otro por sus partidarios tras suculento botín o el mismo se colocaba estrellas y galones, como si fuera

En Monrovia, se vendian videos en los establecimientos o en plana calle, de los fusilamientos públicos en la capital de Liberia,  de una crueldad increíble, con espectadores, que insultaban, agredían y aplaudían cuando caían abatidos. Claro que eso era al principio cuando existía un pequeño orden, la situación posterior fue peor, ya en guerra declarada no había ni juicios los  prisioneros tenían dos soluciones  o bien combatiente del bando que lo había capturado o enterrado en ese mismo momento.

En 1993, la ONU establece misión de observación, en 1995 se firmó en Abuja (Nigeria) un pacto que integraba a los líderes de las facciones en un Gobierno de transición y exigía el desarme y la celebración de elecciones. La victoria electoral de Taylor en 1997, no llevó la paz, los grupos rebeldes siguieron operando desde Sierra Leona y Guinea Bissau.

En el año 2000, la ONU impuso sanciones al Gobierno de Taylor por tráfico ilegal de diamantes. El 2003 Naciones Unidas y el Gobierno de Sierra Leona forman un tribunal para juzgar los crímenes de Taylor, tras ser inculpado, huyo y se asilo en Nigeria . Capturado posteriormente entro en prisión en Sieera Leona donde colboraba con el Frente Unido para la Liberación de Sierra Leona, compuesto por niños soldado que mutilaban a sus prisioneros con machetes. El Gobierno de Sierra Leona solicito en 2006 a la ONU someter a Taylor a la corte Penal Internacional de la Haya.

Quince años de guerras han dejado el país en completa ruina, se cometieron crímenes contra la humanidad, violaciones contra hombres, mujeres y niños, homicidios, mutilaciones,  actos de violencia y esclavitud sexual, reclutamiento de niños soldados, secuestros y trabajos forzados, saqueo contra propiedades de civiles, exterminio étnico entre los “gios”, “krahns” y “mandingas”. El caos en el Ejército de más de 25.000 hombres impidió a Taylor su victoria. Cuatro mil soldados de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) acudían a poner orden, El conflicto provocó cientos de miles de desplazamientos internos de gentes que huían sin saber si podrían ser acogidos donde se dirigían para escapar de las atrocidades  de las fuerzas de Taylor y de  los que pretendían derrocarle.

Ellen Johnson, triunfadora de los comicios celebrados tras el fin de la contienda recibió en 2006 un país con la esperanza de paz.

 

  • Venta de materia primas para compra de armas. Durante quince años de guerra, el país quedo esquilmado y sus recursos utilizados para mantener los  soldados que se cruzaban por todas partes, la mayor parte de las explotaciones se pararon,  otras continuaron bajo la “protección de ejercito” lo que significo requisa de productos o cobros de cantidades para permitir la exportación.

Se incluyo en el año 2000 la madera como producto prohibido importar desde los países componentes de la ONU. Sin embargo de los diamantes y del oro,  que era  objetivo claro de las diferentes facciones nada se dijo.

Triste pueblo africano, siempre sumido en la desesperación de la injusticia, eternamente expoliado de sus riquezas, caminando para huir de su triste destino.

¿Hasta cuando y donde estará el final de tanta amargura?

¿Porque las que se autodenominan “civilizaciones occidentales avanzadas” hace muy poco en su ayuda?

¿Como se permite a las multinacionales que se beneficien de las guerras, para comprar diamantes a precio bajos.

¿Las damas de la alta aristocracia occidental que asisten a cenas de beneficencia luciendo joyas de diamantes, es que desconocen que posiblemente estén  manchadas con la sangre de tantos inocentes?

  No hay aguja sin punta penetrante  No hay navaja sin hoja afilada La muerte llega a nosotros de muchas formas. Con nuestros pies andamos por la tierra del chivo Con nuestras manos tocamos el cielo de Dios Algún día futuro, en el calor del mediodía, seré llevado en hombros a través del pueblo de los muertos Cuando muera, no me entierren bajo los árboles del bosque, le temo a sus espinas.  Cuando muera, no me entierren bajo los árboles del bosque, le temo al agua que gotea. Entiérrenme bajo los grandes árboles umbrosos del mercado quiero escuchar los tambores tocando quiero sentir los pies de los que bailan.Poema Kuba,  que sintetiza  la concepción de los pueblos africanos sobre la vida y la muerte. Anonimo. 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s