Desprecio ilimitado


1 de febrero de 1854

Nada le impresiona a uno con un más vívido sentimiento de la brevedad de la vida, que la lectura de la historia. Al mismo hombre que en un capítulo encontramos empezando su carrera de guerrero o de hombre de Estado, lo encontramos unos capítulos después, sin que apenas hayamos tenido conciencia de que ha pasado el tiempo, viejo y agonizante. Es como ese tinte de melancolía que se da en todas las biografías: cuanto más nos interesamos en el protagonista, más triste es la anticipación del inevitable acto final. Un buen efecto se sigue de este ver pasar diorámicamente ante nosotros la larga sucesión de personajes históricos que “se han pavoneado y han agotado su hora en el escenario”: un desprecio ilimitado por todas esas vidas que en su día hacen un gran ruido y que luego no dejan el estado del género humano mejor que como lo encontraron.(J.S.Mill)

Esta anotación en el diario de John Stuar Mill, da que pensar porque el paso del tiempo en muchas ocasiones situa a personajes despreciables en altos pedestales para posteriormente  tirarlos por los suelos  y viceversa. Hay muchos ejemplos en nuestra reciente historia. Yo no permitiría ninguna estatua, homenaje público, nombre de calle y demás alabanzas institucionales a nadie antes de los ciento cicuenta años de su muerte. Pero también habría que institucionalizar en nuestras calles y monumentos el desprecio ilimitado a que hace referencia J.S. Mill, a esos personajes poderosos cuyas vidas nos dejaron peor que estábamos.

A modo de encuesta, ¿a qué personaje histórico pondríamos en el pedestal del desprecio público? que hayan pasado 150 años de su muerte. Yo empezaría por Felipe V , y ¿tú?

Anuncios

2 comentarios en “Desprecio ilimitado

  1. Mi primera discrepancia con mi admirado Mill, pasados esos 150 años en los que -por supuesto-no vive ningun actor, es prácticamente imposible contemporizar los hechos y mucho menos juzgarlos con justeza (que no justicia).Yo pienso que es en el momento que suceden los acontecimientos cuando hay que opinar sobre ellos, que es cuando se pueden modificar (el pasado no existe ya, el futuro no ha llegado, solo tenemos el presente).

  2. Lo de los 150 años es una propuesta utópica que hago yo para señalar lo relativo que son algunas “hazañas” de los poderosos a lo largo de la historia.

    Por eso yo sigo preguntando ¿a qué personaje pondríamos en el pedestal del desprecio público, que haya fallecido hace más de 150 años?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s